Rápidas, divertidas, sabrosísimas, ... así son las recetas que preparamos en nuestro nuevo robot de cocina Volupta de Moulinex. Lo tiene todo: cinco programas automáticos (cocción lenta, al vapor, sopas, postres y recalentar) y cinco accesorios (para cortar, batir, mezclar, amasar y triturar). Tan fácil de utilizar como de limpiar (todo al lavavajillas) y guardar (todos los accesorios dentro del bol de cocción).
Supercompleto, compacto y con una capacidad para cocinar platos hasta para cuatro personas, Volupta nos hace muy fácil nuestro trabajo en la cocina!
De entre las 100 recetas de su apetecible recetario hemos escogido este plato de pasta con verduras tan rico como saludable. Los ingredientes principales de esta receta son cebollas, calabacines y tomates de nuestro huerto, así como pajaritas de colores que dan un toque divertido a esta receta de pasta que aderezamos con queso parmesano y un toque de orégano y albahaca.

Ingredientes:
200 gr de pajaritas de pasta de colores
Un calabacín
Un tomate
Una cebolla
10 aceitunas negras sin hueso
Tres cucharadas soperas de salsa de tomate
Dos cucharadas soperas de aceite de oliva
Una pastilla de caldo de verduras
60 centilitros de agua
Pimienta negra molida y sal
Queso parmesano para rallar
Albahaca y orégano

Elaboración:
Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos. Insertamos la cuchilla picadora en el recipiente. Añadimos la cebolla y activamos el programa Turbo durante 5 segundos. Lavamos el calabacín, el tomate y lo cortamos en dados pequeños.
Añadimos los dados de calabacín y tomate, las pajaritas, las aceitunas negras cortadas en rodajas, la salsa de tomate, el aceite de oliva y la pastilla de caldo de verduras. Salpimentamos e incorporamos el agua. Activamos el programa P4 (Cocción a fuego lento) para 30 minutos. Al finalizar el programa, dejamos reposar unos minutos con la tapa puesta y servimos las pajaritas espolvoreadas con queso parmesano, orégano y albahaca.
Si conocéis nuestra tierra las explicaciones sobran. Huelva enamora los sentidos desde la Playas a la Sierra, pasando por el Condado, el Andévalo y la Cuenca Minera. Variedad infinita de espectaculares paisajes naturales que aderezamos con una sabrosa gastronomía digna de merecer este año la distinción para la ciudad de Huelva de Capital Gastronómica. En Huelva tenemos claro como cocinar con la calidad inigualable de nuestros productos: gamba blanca como bandera del mejor marisco y pescado fresco de nuestras costas, jamón, embutidos y carnes ibéricas de la Sierra de Aracena, fresas, fresones y berries que se cultivan ya en toda la provincia (afamadísimo Fresón de Palos), vinos y vinagres del Condado, premiados aceites de oliva virgen extra de Beas, Trigueros, Gibraleón, Villarrasa, ...
Imposible equivocarse preparando un plato con nuestra alacena.
Hoy os traemos un plato que sirven en todos los bares y restaurantes de la provincia y que es fresco y sencillo de preparar. Lo servimos en nuestra preciosa vajilla de la prestigiosa firma de vajillas Luminarc. En su extenso catálogo nos proponen diseños originales, coloridos y sobre todo muy resistentes y versátiles, que se adaptan a nuestros gustos y al estilo de decoración que queremos dar a nuestra mesa. Con Luminarc tenemos una vajilla para cada ocasión y cada momento y gran variedad de complementos para que servir y poner la mesa sea un momento divertido y de disfrute.


Ingredientes:

Tres pimientos rojos grandes
Un par de cebolletas
250 gr de filetes de melva en conserva
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de vino
Sal

Elaboración:

Asamos los pimientos en el horno a 190º con calor arriba y abajo, dándoles vueltas para que la piel vaya tostándose por todos lados uniformemente.
Envolvemos los pimientos con un paño húmedo para que suden y poder quitarles así la piel más fácilmente cuando estén fríos.
Cortamos los pimientos en tiras cuando los tengamos pelados y los aliñamos con aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal.
Pelamos y cortamos la cebolla fresca en juliana y añadimos a los pimientos junto a los filetes de melva escurridos. 
Los platos de pasta y arroz con marisco y pescado saben a verano. Con un buen caldo, buenos ingredientes y un poquito de tiempo (quizá sea eso de lo que no disponemos en otras épocas del año) nos marcamos un plato sabroso con el que disfrutar en compañía de familia y amigos. Y es que estas recetas siempre se preparan para compartir una buena mesa, con un buen vino blanco, bien fresquito y con ganas de darle a la parla y a la risa.
El plato que os traemos hoy es especialmente rico. Se prepara con fideos previamente tostados, lo que  se acentúa el sabor y se mejora la textura, y con langostinos que nos traen nuestros colaboradores de Dagustín. Esta empresa dedicada a los productos del mar lleva muchos años ofreciéndonos la más alta calidad en productos frescos y congelados y se ha convertido en una de las empresas de referencia en el sector a nivel nacional e internacional. Mariscos, pescados y ahumados de las mejores lonjas directamente a nuestra mesa de la mano de Dagustín.

Ingredientes:

300 g de fideos medianos
500 gr de langostinos
300 gr de choco o sepia
750 ml de caldo de pescado
Dos dientes de ajo
Una guindilla seca
Aceite de oliva virgen extra

Para el aliloli:
Tres dientes de ajo
350 ml de aceite de oliva virgen extra
Dos cucharadas de zumo de limón
Sal gruesa

Elaboración:

Empezamos preparando el alioli. En un mortero ponemos los ajos pelados y troceados, la sal y el zumo de limón. Machamos todo hasta lograr una pasta.
Vamos añadiendo el aceite poco a poco ligándolo bien antes de seguir echando más, hasta conseguir la textura deseada. Reservamos en la nevera.

Preparamos ahora los fideos: en una sartén sofreímos los ajos picados e incorporamos los langostinos pelados y el choco cortado en cuadraditos pequeños. Salteamos y reservamos.
En la misma sartén calentamos una cucharada de aceite e incorporamos la guindilla y los fideos. Rehogamos sin dejar de mover para que tuesten pero no se quemen los fideos.
cuando estén tostados añadimos el caldo de pescado y dejamos cocer unos quince minutos, hasta que los fideos queden sueltos. Añadimos en este punto el choco y los langostinos que salteamos y teníamos reservados.

Servimos bien caliente acompañando los fideos con el alioli.
Si pensamos en un sabor propio del verano seguramente en mi pueblo todos coincidamos: el tomate de huerto. En Nerva el tomate de huerto es una joya que disfrutamos sobre todo en crudo, aliñado con sal, bien fresquito este tomate grande y rosa, dulce y sabroso. Si la cosecha es buena, muchos embotan para disponer de él todo el año (variedades más rojas y pequeñas). Los huertos del entorno se afanan en cultivar este tomate de temporada, inigualable en textura y sabor, distinto de cualquier otro tomate del mercado. La siembra se prepara en mayo o junio y se riega normalmente con los pozos de la localidad por medio de surcos realizado alrededor de la mata. Abonadas con estiércol ecológico estas plantas necesitan mucho mimo y mucha luz, pero merece la pena y con suerte se disfruta de sus deliciosos frutos durante todo el verano.
Por la calidad del tomate, cualquier receta preparada con él debe ser sencilla y no demasiado elaborada que no enmascare su sabor auténtico, sobre todo cuando lo tomamos en crudo. Y además debemos contar con ingredientes y herramientas de cocina de primerísima calidad, como los cuchillos Quid con los que hemos preparado este Carpaccio. Y es que las lonchas deben estar cortadas muy finas y eso solo se consigue con un cuchillo como el cuchillo de cocina de acero inoxidable Kitchen Chef de Quid con hoja de 18 cm y mango de baquelita para éste y otros usos por su versatilidad y potente y duradero afilado. Para elaboraciones especiales y más especificas tenemos amplia gama de cuchillos: carnicero, fileteador, pan, jamonero, chuletero, pelador, .... Con los utensilios de cocina de Quid podemos trabajar en la cocina como un auténtico chef.
Ingredientes:

Dos tomates de huerto 
Queso Grana Padano
Semillas de calabaza
Orégano
Aceite de oliva virgen etra
Vinagre de Módena
Sal marina

Elaboración:

Cortamos los tomates a cuchillo en lonchas muy finas.
Adereamos con aceite de oliva virgen, vinagre y sal.
Espolvoreamos con el queso rallado, el orénano y las semillas de calabaza. 
Servimos inmediatamente.
¿Qué mejor que unos cupcakes como estos para acompañar el café de la merienda? Con delicado sabor a café con leche y chocolate, estos cupcakes coronados de nata montada tiene un capricho adicional: un tierno bombón de moka para que el ritual del café de media tarde sea completo. ¿Os animáis a prepararlos?
En nuestra caja DisfrutaBox recibimos cuidada selección de productos tamaño real o viaje cada mes en casa: Productos de belleza y cuidado personal, hogar y alimentación. Productos nuevos en el mercado y de marcas reconocidas por su calidad, como el café Macchiato Illy con el que hemos elaborado esta receta.
Con un precio muy atractivo y sin compromiso de permanencia, la caja DisfrutaBox nos lleva los productos que más nos gustan a nuestra casa o el lugar de nuestra elección. Desando ya que llegue la próxima!



Ingredientes:

250 g de harina floja de repostería
100 ml de café con leche
50 gr de cacao en polvo
Dos huevos
225 gr de azúcar
125 gr de mantequilla
Dos cucharaditas de levadura en polvo
Una pizca de sal

Para el topping de nata montada:

250 ml nata para montar (35% m.g.)
100 gr Azúcar glass
Dos cucharadas Leche
Dos hojas Gelatina
Una cucharadita azúcar vainillado

Bombones de moka para decorar

Elaboración:

Precalentamos nuestro horno a 180ºC
Batimos la mantequilla con el azúcar en un bol. Cuando la mezcla esté cremosa añadimos el café con leche y los huevos batidos.
Tamizamos la harina con la levadura en polvo y el cacao e incorporamos a la mezcla anterior batiendo de forma suave. Añadimos la pizca de sal.
Colocamos cápsulas de papel rizado sobre una bandeja para magdalenas o en moldes individuales de aluminio y vertemos la mezcla en cada uno de ellos teniendo cuidado de no llenar más que la mitad del molde (en la cocción las magdalenas van a subir).
Horneamos losen la bandeja en una posición central del horno durante unos 15 minutos.
Después de la cocción, dejamos enfriar nuestros cupcakes sobre una rejilla.

Para la decoración:
Hidratamos las hojas de gelatina en un bol de agua fría.
Batimos la nata muy fría y cuando esté casi montada incorporamos el azúcar glass y el azúcar vainillado. Batimos unos segundos más.
Calentamos las dos cucharadas de leche y derretimos en ellas las hoja de gelatina bien escurridas con cuidado de que no queden grumos. Incorporamos la gelatina a la nata y terminamos de montar.
Llenamos una manga pastelera con la nata montada con una boquilla y reservamos en el frigorífico.
Decoramos los cupcakes con la nata montada, cacao en polvo y un bombón.
 ¿Invitados sorpresa? ¿Os coge con la despensa tiritando? Aquí tenemos la solución: unas tartaletas montadas en pan de molde con relleno estilo pizza (tomate, queso, salami, ...) que se preparan en un momento y que recién salida del horno están estupendas!
Nosotras preparamos nuestras tartaletas con el delicioso pan de molde ecológico Piumino que encontramos en la caja Degustabox de este mes que nos llega repleta de productos que nos gustan.
Snacks, cervezas, salsa para pasta, batidos, refrescos, pechuga de pavo, caramelos, sal en escamas , crema de vinagre balsámico, aliños para pasta y para ensalada..... Una caja deliciosa que disfrutamos de principio a fin, de todos los productos innovadores y nuevos del mercado. Con Degustabox probar es disfrutar!


Ingredientes:

Doce rebanadas de pan de molde
Doce lonchas pequeñas de salami
Una cucharadita de salsa de tomate por cada tartaleta
100 gr de queso para gratinar
Mantequilla
Albahaca y orégano

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º
Aplanamos las rebañadas con un rodillo. Recortamos círculos de unos 7 cm de diámetro con ayuda de un cortapastas o con el borde de un vaso y un cuchillo afilado. En cualquier caso, que sea el círculo de mayor tamaño que el molde que vamos a usar.
Pintamos los moldes con mantequilla fundida (nosotras también recortamos pequeños círculos de papel y cubrimos con ellos el fondo de los moldes y así salen las tartaletas más fácilmente después de hornear.
Colocamos los círculos de pan sobre el molde, bien centrados y adaptamos el pan a la forma del molde (nosotras nos ayudamos con el fondo de un vaso de caña y nos quedan perfectos).
Rellenamos cada tartaleta como si de una pizza se tratara: salsa de tomate, queso, salami, más queso para gratinar, albahaca y orégano.
Horneamos unos cinco minutos o hasta que veamos que el queso gratina y los bordes de las tartaletas doran. Servimos enseguida.
Las brevas dan la bienvenida al verano con su dulce sabor e inimitable textura. Casan bien todo tipo de quesos y frutos secos, y son excelentes tanto en platos dulces como salados. Además las brevas junto con los higos tienen muchísimas propiedades beneficiosas para nuestra salud ya que contienen mucha fibra además de minerales y vitaminas.
Nosotras hemos preparado con ellas una original y exquisita ensalada en la que comparte el protagonismo con el jamón de pato, que aporta jugosidad y temperamento a este plato.
El jamón de pato Dompal con el que hemos elaborado esta receta convierte la ensalada en un entrante de lujo, por su calidad y sabor. En Dompal todos sus productos son una joya: jamones y embutidos de bellota, quesos tradicionales de España, conservas, .... y es que llevan desde 1962 preparando productos con excelencia y hoy en día son una referencia en el mundo del jamón de calidad suprema.
Es fácil encontrar el producto que buscamos en su tienda, donde podemos comprar con comodidad gracias al excelente trato de su servicio al cliente.

Ingredientes:

100 gr de jamón de pato
250 gr de brevas dulces
Lechugas variadas
Nueces mondadas
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de Módena
Sal

Para la cebolla caramelizada con miel
Dos cebollas
Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Una cucharada de vinagre de Módena
Una cucharada de miel
Sal

Elaboración:

Preparamos primero la cebolla caramelizada: partimos las cebollas en juliana y las añadimos en una sartén con aceite caliente a fuego medio.Cuando estén pochadas incorporamos el vinagre y la miel. Cuando las cebollas vayan tomando un color oscuro y se haya absorbido todo el vinagre, las retiramos y reservamos.
Limpiamos bien las lechugas y las troceamos con las manos y las colocamos en un bol junto a las brevas partidas en cuartos. Añadimos las nueces mondadas y el jamón de pato cortado en lonchas finas.
Incorporamos la cebolla caramelizada.
Preparamos una vinagreta sencilla con aceite, vinagre y sal, la batimos con un tenedor y rociamos la ensalada con esta salsa. Servimos enseguida.
Gazpachos, salmorejos y sopas frías, los entrantes más coloridos y saludables del verano se preparan con verduras frescas y frutas de temporada y recargan nuestro cuerpo de vitaminas, antioxidantes minerales, a la vez que hidratan y refrescan.
Si sales a trabajar o vienes de compras puedes dejar preparada en la nevera toda la verdura en un bol, limpia y troceada y al llegar a casa solo hay que triturar, aliñar y disfrutar.
Con un aceite de oliva de extraordinaria calidad como el Davimchi, aceite de oliva virgen extra monovarietal picual recetas como ésta pasan de ser ricas a superdeliciosas. Contrasta el intenso sabor del aceite de oliva, con ligero amargor y picor, con la suave dulzura de las cerezas protagonistas de este gazpacho, todo un contraste!

En la tienda online Oliva del Sur encontrarás aceites de oliva virgen extra de todas las regiones de España, con precios muy competitivos y facilidad de compra. Oliva del Sur nos ofrece la mejor selección de aceites de oliva virgen extra, de todas las variedades, para disfrutar del mejor zumo de aceituna


Ingredientes:

1 kilo de tomates maduros tipo pera
Un diente de ajo pequeño
Un pimiento verde
Un pepino
200 gramos de cerezas deshuesadas
150 gramos de miga de pan
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de Jerez
Sal

Elaboración:

Lavamos bien los tomates, los troceamos y los ponemos en el vaso de la batidora.
Añadimos el ajo, el pimiento verde limpio, el pepino, las cerezas y la miga de pan. Añadimos también el aceite de oliva virgen extra, el vinagre y la sal. Tritura hasta conseguir una crema fina. Agregamos agua si fuese necesario y enfriamos en el frigorífico para tomarlo fresquito a la hora de comer.

Una receta para la cena que sea fresca, ligera, pero que quede bien, que tenemos invitados en casa y queremos impresionar... Además estar seguros de que guste a todos porque nuestros amigos vienen con niños... ¿Qué preparamos? 
Que no cunda el pánico: estos canelones de Jamón de York de Hummus de Alubias blancas y Atún con Salmorejo de Remolacha son la solución. Quedan divinos emplatados, los ingredientes suelen estar en nuestra despensa y admiten muchas variaciones: los canelones podemos prepararlos con jamón de York o fiambre de pavo (a nosotras nos gusta mucho prepararlos con el jamón de York en lonchas finas de Campofrío, porque tienen mucho sabor y las lonchas son todas muy parejas y permiten una buena presentación del plato)
Además el salmorejo de remolacha y el hummus de alubias son recetas que podemos preparar en la mañana y tenerlos listos para rellenar los canelones a la hora de la cena y emplatar, pues si queremos atender a nuestsros invitados  como se merecen no vamos a estar todo el rato pendientes de la cocina....
En tostaditas el hummus de alubias es delicioso incluso prescindiendo del atún y cómo sabéis se puede preparar con garbanzos (el original) o atreveros a prepararlo de otras legumbres , y el salmorejo de remolacha es realmente delicioso, es una de las recetas que tenemos publicadas en nuestro blog. Ambas recetas son saludables, fáciles de preparar y que funcionan bien tanto de aperitivo como complementando alguna receta... ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes:

Para el hummus de judías blancas y atún
400gr de judías blancas cocidas
Una cucharada sopera de tahini
Zumo de medio limón
Dos latas de atún
Media cucharadita de ajo en polvo
Agua

Para el Salmorejo de Remolacha:
Medio kg tomates maduros
100 g remolacha cocida
25 ml de aceite de oliva virgen extra
25 gr de pimiento verde
Medio diente de ajo
50 g pan asentado
25 ml aceite de oliva virgen extra
Vinagre de vino de Jerez
sal

Para los Canelones:
Ocho lonchas de Jamón York
Tres cucharadas de mayonesa casera espesa
Un huevo cocido
Un tomate picado
Semillas de sésamo negro para decorar

Elaboración:

Preparación del Humus de Judías blancas y Atún:

En el vaso de la batidora mezclamos las judías blancas cocidas, el tahini, el zumo de medio limón y media cucharadita de ajo en polvo. Trituramos hasta que quede una crema de consistencia un tanto espesa, podemos añadir una cucharada de agua.
Escurrimos las latas de atún, desmigamos y las añadimos mezclando bien. Reservamos en frío.

Preparación del Salmorejo de Remolacha:
En primer lugar troceamos el pan y lo añadimos al vaso de nuestra batidora de mano. Pelamos los tomates, los troceamos y los incorporamos. Troceamos el pimiento verde y la remolacha y los añadimos junto al vinagre, el aceite de oliva virgen, el ajo y la sal.
Trituramos durante unos minutos hasta que quede una textura fina y cremosa.

Preparación de los canelones:
Picamos el tomate y el huevo cocido. Añadimos estos dos ingredientes y la mayonesa al hummus que teníamos reservado. Mezclamos bien.
Preparamos los canelones rellenando las finas lonchas de Jamón York con el preparado anterior de forma que quede relleno abundante.

Emplatamos sirviendo un fondo de remolacha y sobre ella un par de canelones.
Decoramos con semillas de sésamo.