¿A quién no le gusta la comida italiana? Pocos seréis los que diréis que no.
Pizzas, pastas, quesos... A los amantes de esta cocina nos encanta disfrutar de un buen restaurante italiano pero claro, si nos encontramos con recetas tan ricas como esta pues nos las llevamos a nuestros fogones.
La salsa Amatriciana toma su nombre de la ciudad Amatrice en la región de Lacio de la que es originaria y es una receta básica de la cocina italiana. Se prepara con queso, beicon, tomate y especias y se sirve en casi todos los restaurantes italianos.
El toque picante le va genial y la salsa de tomate casera... tenéis que probarla si no lo habéis hecho ya, no os decimos más.
Nuestros amigos de Más que lechugas nos surten de las hortalizas necesarias para esta receta. Y es que da gusto contar con un proveedor de productos ecológicos que nos pone tan fácil la compra y nos ofrece tanta calidad y surtido. Sus cajas de alimentos ecológicos se seleccionan al hacer el pedido entre la oferta semanal y se personalizan añadiendo si se quiere más productos ecológicos. Se reciben semanalmente en casa o puedes también elegir dónde ir a recogerlo. Todo son ventajas!

Ingredientes:

200 gr de tallarines
Una cucharada de aceite de oliva
200 gr de tomate
Media cebolla
50 gr de bacon
50 gr de queso pecorino rallado
Medio vaso de vino blanco
Una guindilla seca
Albahaca, orégano y pimienta negra.

Elaboración:

Ponemos a cocer la pasta con abundante agua y sal.
Cortamos el bacon en tiras y lo ponemos en la sartén con la cucharada de aceite.
Cuando empiece a tornarse transparente, añadimos la guindilla.
Dejamos cocinar un par de minutos y añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol.
Apartamos el bacon y reservamos.
En la misma sartén, sofreímos la cebolla picada y una vez sofrita añadimos el tomate en cuadros, añadimos las especies y cocinamos a fuego bajo durante 15 minutos.
A continuación, incorporamos el bacon que teníamos reservado y el queso rallado, mezclando bien.
Ya está lista la salsa para servir acompañando la pasta, que siempre debemos cocinar siguiendo las instrucciones del fabricante.

Propuesta, elaborada y posteriormente devorada por la pequeña cocinera de la casa, esta receta de  mugcake (o bizcocho en taza al microondas) es apta para todos los paladares ya que no lleva azúcar, es rica en fibra, .... es supersaludable y está riquísima!
Es fácil entender que ahora estén tan de moda este tipo de dulces y es que se hace en un santiamén, tan sencillo que lo puede hacer un niño y tan rico y esponjoso..... Nosotras desde luego hemos caído rendidas. Este suave bizcochito para "no compartir" lo vamos a hacer seguro muchísimas veces.
La inspiración para esta receta la hemos tenido en la caja de galletas avena digestive de Diabalance que hemos encontrado en nuestra caja de productos sorpresa Disfrutabox que nos llega puntualmente a casa repleta de lo que más nos gusta. 
Productos de cosmética de primerísima calidad comparten espacio en nuestra caja Disfrutabox con deliciosos productos de alimentación, siempre novedosos y de las primeras marcas del mercado. Ya estamos deseando que llegue la próxima!
Ingredientes:

80 gr de galletas de avena sin azúcar tipo digestive
Dos cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
Media cucharadita de stevia (al gusto)
Una cucharada de aceite de oliva suave o girasol
Dos cucharadas de leche
Un huevo
Una cucharadita de levadura química

Elaboración:

Trituramos las galletas en una bolsa con ayuda de un rodillo o bien con ayuda del accesorio para picar de nuestra batidora.
Batimos en la propia taza mug el huevo con la stevia con ayuda de un tenedor. Añadimos el aceite,  la leche y el cacao en polvo, moviendo bien.
Por último añadimos las galletas bien trituradas mezcladas con la levadura y batimos hasta que no queden grumos.
Revisamos la cantidad de mezcla de bizcocho que ha quedado en nuestro mug o taza: debe estar lleno no más de los tres cuartos; si nos pasamos la masa se derramará en el microondas.
Y ya solo queda llevar el mug al microondas y cocinar a máxima potencia un minuto y treinta segundos. Esperamos que repose treinta segundos dentro del microondas sin abrir la puerta. Y a disfrutar!!!
Las semillas están consideradas superalimentos por la alta concentración en nutrientes beneficiosos para nuestra salud que contienen. ¿Cómo las incluimos en nuestra dieta para aprovechar todas sus cualidades? Podemos añadirlas a nuestras ensaladas, al yogur natural o a smoothies, y también a nuestros panes y recetas de repostería como os proponemos hoy.
Y es que añadir ingredientes saludables a nuestros panes es una de las ventajas de preparar pan casero y las semillas van muy bien tanto en la masa como espolvoreadas sobre la superficie dando a nuestros panes un aspecto aún más apetecible.

Ingredientes:

500 gr de harina de fuerza
Un sobre de levadura seca de panadería
10 gr de sal
10 gr de miel o azúcar
300 ml de agua
Tres cucharadas de mezcla 5 semillas (semillas de girasol, sésamo, calabaza, chía y lino)
100 ml de masa madre (opcional)

Elaboración:

Si nos ayudamos de la panificadora, ponemos todos los ingredientes, primero los húmedos y después los secos y seleccionamos el programa Pan normal para que nos realice el amasado, fermentado y posterior cocción. A medio programa nuestra panificadora nos avisa para que incorporemos las semillas y así lo hacemos. Estamos pendientes para pincelar el pan con agua y añadir unas semillas extra en la superficie antes de que empiece a hornear el pan.

Si vamos a amasar a mano, nos hacemos de un bol grande y ponemos toda la harina en él haciendo un hueco en el centro en el que mezclaremos el resto de ingredientes. Vamos incorporando la harina con las manos hasta que la tengamos toda integrada. Es el momento de volcar a una mesa de trabajo y amasar. Cuando la masa nos quede lisa y elástica, adherente pero no pegajosa , podemos hacer una bola y dejarla fermentar en un bol ligeramente aceitado para que no se pegue. Deberá reposar hasta que doble su volumen, puede tardar en torno a las dos horas. Pasado este tiempo formamos el pan y lo dejamos reposar de nuevo hasta que vuelva a crecer casi al doble de su volumen

Precalentamos el horno a 200ºC y, mientras tanto, pincelamos el pan con agua y espolvoreamos con semillas. Horneamos la pieza durante unos 50 minutos (tras los primeros 5 minutos bajamos la temperatura del horno a 190º hasta el final del horneado).
Dejamos enfriar sobre una rejilla y esperamos a que enfríe antes de cortarlo.

El cuscús o cous cous son granos a base de sémola de trigo de pequeño tamaño que se acompaña tradicionalmente de verduras, garbanzos y carne.  Tiene origen bereber y es un alimento básico en la gastronomía de del África del Norte.
Al mercado nos llega ya listo para cocinar y su elaboración es muy sencilla pues solo hay que hidratarlo con agua caliente durante unos minutos, no necesita cocción en el fuego y  por ello es una opción muy adecuada cuando tenemos que preparar una comida y andamos escasos de tiempo.
Degustabox
En esta ocasión hemos decidido ahorrar tiempo y acompañamos el plato con el delicioso alioli de Chovi encontramos en nuestra caja mensual Degustaboxque nos ha llegado como siempre repleta de productos innovadores y de las primeras marcas. Una delicia recibir en casa nuestra Degustabox y dejarnos sorprender por una extraordinaria selección de productos escogidos especialmente para nosotras. Deseando ya que llegue la próxima.
Ingredientes:

200 gr de cous-cous precocido
200 gr de caldo de pescado
Dos bolsitas de tinta de calamar
Una cucharada de aceite de oliva virgen extra
Medio pimiento rojo
Una cebolla pequeña
Una zanahoria
Sal

Para la tempura:
150 gr de calamares
350 a 400 ml de agua fría
250-300 gr de harina de trigo
Aceite de oliva virgen extra
Alioli Chovi

Elaboración:

Troceamos todas las verduras en dados pequeños y sofreímos en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Ponemos en un cazo el caldo a calentar, cuando rompa a hervir, añadimos los sobres de tinta de calamar y mezclamos bien.
Retiramos del fuego, añadimos el cous-cous, removemos bien y dejamos reposar 5 minutos para que el cous cous se hidrate.
Lo incorporamos a la sartén en la que tenemos las verduras y mezclamos todo.
Para la tempura agregamos harina en un bol y vamos a ir añadiendo el agua fría mientras mezclamos bien con ayuda de las varillas para que no queden grumos. Nos deberá quedar una consistencia parecida a la de una papilla.
Una vez que tenemos la mezcla preparada podemos ir rebozando nuestros calamares para freírlos en aceite caliente, escurrimos en un papel de cocina.
Montamos el emplatado del cous-cous con ayuda de un aro de emplatar, colocamos sobre él los calamares y acompañamos con el alioli.
El yogur es un alimento todo beneficios: colabora en nuestra salud digestiva gracias a los cultivos vivos del yogur equilibrando la flora bacteriana, refuerza nuestros huevos gracias al tipo de calcio que contiene el yogur que se absorbe más fácilmente que el de otros alimentos, previene enfermedades ya que refuerza el sistema inmunitario.... y está tan rico!
Lo que no sabíamos es que era tan fácil de preparar en casa, y desde luego que a partir de ahora será otra de las recetas de elaboración semanal ya que con un yogur y un litro de leche tenemos yogur para toda la semana. Lo acompañamos esta vez de miel de romero pero tocará prepararlo con mermeladas caseras, prepararemos tzatziki, lo usaremos en nuestras recetas... bueno, quizá haya que prepararlo dos veces en semana!
Ingredientes:

1 litro de leche entera
Un yogur natural
Miel de romero

Elaboración:

Calentamos la leche al fuego y cuando hierva la retiramos y esperamos que baje la temperatura aproximadamente a 60ºC, lo verificamos usando el termómetro de cocina.
Si no disponemos de este utensilio podemos esperar unos 20 min desde que hirvió la leche e ir comprobando la temperatura introduciendo el dedo meñique en la leche caliente, si podemos aguantar unos 20 segundos la temperatura será de unos 60º aproximadamente.

Mientras esperamos que la leche alcance los 60º, preparamos la olla. Llenamos la olla express a la mitad de su capacidad con agua, la tapamos y esperamos que rompa a hervir.

Una vez alcanzada la temperatura de 60º, agregamos el yogur y mezclamos bien.
Repartimos la mezcla en los recipientes que vamos a utilizar en los que habremos dispuesto una base de miel de romero. Tiramos el agua de la olla express y y ponemos los recipientes llenos de la mezcla inmediatamente en la olla exprés. Cerramos la olla, tapamos con paños de lana y colocamos la olla en un lugar cálido para que guarde el calor.
Allí reposarán durante ocho horas.
Pasado el tiempo de reposo, sacamos los recipientes de la olla y los llevamos a la nevera de 4 a 6 horas, para que se enfríen y terminen de adquirir textura.

Color, textura y crujiente. Esta ensalada de garbanzos y quinoa inspirada en Marruecos lo tiene todo! El resto de ingredientes que acompañan: zanahorias, perejil, dátiles y pasas doradas... hacen que esta ensalada sea muy especial. Podemos servirla como plato principal o como acompañamiento. Y lo mejor, podemos prepararla y reservarla en la nevera hasta la hora de comer o llevarla al trabajo (o a la playa o piscina) en un recipiente hermético.
Además en una preparación fresca y sencilla aprovechamos todos los beneficios de la quinoa para nuestra salud: no tiene gluten y contiene todos los aminoácidos esenciales, ayuda al cuerpo a formar y reparar tejidos. Contiene manganeso que favorece el sistema circulatorio y el nervioso y zinc, que refuerza el sistema inmunitario.
La Quinoa Goya la encontramos en nuestra caja Degustabox de Julio, repleta de productos innovadores y de primeras marcas del mercado que nos inspiran a preparar platos como esta ensalada de quinoa. Degustabox nunca nos defrauda y nos llega con productos adaptados a nuestros gustos que disfrutamos en familia.
Degustabox
Ingredientes:

Para la ensalada:
100 gr de quinoa en grano
200 gr de zanahorias ralladas
Dos cebolletas
200 gr de garbanzos cocidos
50 gr de pasas doradas
50 gr de dátiles picados
50 gr pistachos picados
Un manojo de perejil picado

Para la salsa:
80 ml de aceite de oliva virgen extra
Dos cucharadas de jugo de limón
Una cucharada de miel
Media cucharadita de comino en polvo
Una pizca de chile en polvo
Media cucharadita de sal

Elaboración:

Cocinamos la quinoa según las instrucciones
Dejamos que la quinoa se enfríe completamente antes de mezclar con los ingredientes de la ensalada. Combinamos los ingredientes para el aderezo en un bol batiendo con unas varillas hasta emulsionar. Rociamos el aderezo sobre la ensalada y mezclamos para combinar todo. Reservamos en la nevera hasta la hora de servir.
En el top de recetas veraniegas tienen un puesto importante los elementos de la receta que os traemos hoy: atún a la plancha, salmorejo y pimientos fritos. Una propuesta fresca, llena de sabor y fácil de elaborar para que la hora de la comida sea todo un disfrute.
 Los pescados y mariscos al natural o como protagonistas en platos preparados o precocinados de Marfrío son productos de confianza y así los incluimos en nuestras recetas, como hacemos hoy con el lomo de atún. Marfrío es una empresa comercializadora y procesadora de productos del mar.
Nos ofrece una amplia gama de productos congelados y precocinados elaborados a partir de especies capturadas y ultracongeladas en altamar conservando así la textura y la calidad desde el origen.
Ingredientes: 

500 gr de lomos atún en rodajas gruesas
Dos dientes de ajo
Perejil fresco
Pimientos

Para el salmorejo de piquillos:
Tres tomates maduros
100 gr. del pimientos del piquillo asados
Medio diente de ajo
Una rebanada de pan candeal del día anterior
Una cucharada de vinagre de Jerez
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

En el vaso de la batidora americana ponemos el pan troceado.
Lavamos y troceamos los tomates y los pimientos del piquillo y los añadimos al vaso.
El pan se remojará con el tomate y sea mas fácil triturar después. Añadimos el diente de ajo, el aceite, la sal y el vinagre al gusto y batimos bien hasta que quede con la textura de una crema suave.
Llevamos a la nevera hasta la hora de servir para que enfríe bien.

Preparamos un majado de ajo y perejil, reservamos.
Marcamos el atún a la plancha a fuego fuerte con una cucharada de aceite de oliva virgen y solo unos minutos para que no se nos pase (siempre dependiendo del grosor de las rodajas).
Freímos unos pimientos del padrón para acompañar el plato
Para servir, ponemos el salmorejo en el plato como base, colocamos los lomos de atún y aderezamos con la picada de ajo y perejil. Acompañamos de los pimientos del padrón.
Las hierbas provenzales son una mezcla de hierbas que reúnen todo el sabor de la cocina mediterránea: el tomillo, la mejorana, el orégano, el romero, la albahaca, el hinojo, el perifollo, el estragón, el laurel, la ajedrea, el espliego, ... Se utilizan para aderezar platos de carne, pescado, pasta, incluso verduras.
Podéis preparar vuestra propia mezcla de hierbas provenzales con las hierbas secas que tenéis en vuestra despensa. Nosotras usamos esta proporción: 30 gr de orégano, 30 gr de albahaca, 20 gr de tomillo, 20 gr de romero y 10 gr de mejorana y guardamos la mezcla en un tarro de cristal.
Hoy las utilizamos para preparar este sencillo pero aromático ragú de pollo que seguro os va a gustar por su sabor y su fácil elaboración.

Ingredientes:

500 gr de pechuga de pollo
400 gr de tomates cherry
Una cebolla
Dos dientes de ajo
Hierbas provenzales (orégano, albahaca, tomillo, romero seco y mejorana)
Una copa de vino blanco
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra y sal


Elaboración:

Ponemos en una sartén un par de cucharadas de aceite de oliva, doramos el pollo cortado en dados pequeños.
Incorporamos la cebolla picada y el ajo en láminas. Mezclamos y dejamos sofreír todo junto. Añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol, podemos poner en este punto un poquitín de agua. Dejamos cocinar unos 10 minutos.
Tras la cocción, añadimos las hierbas provenzales, los tomates cherry partidos por la mitad y salpimentamos, removemos y cocinamos a fuego suave hasta que reduzca un poco la salsa.

Tanto en el apartado de Postres y Repostería como en el de Bizcochos y Galletas de nuestro blog tenemos muchas recetas en las que el chocolate es el protagonista, como en el  Trifle de chocolate o la Tarta de crema de chocolate y almendras, y en otras comparte el protagonista con cremas y frutas como en la Tarta de Queso, Fresa y Chocolate o los Vasitos de flan y crema de chocolate de Ferrero Rocher
 De entre todas nuestras recetas de chocolate hemos escogido en esta ocasión esta suave Mousse de Chocolate con leche, que nos ha resultado muy sencilla de preparar y que está deliciosa. Las hemos servido en copas muy generosas, así que al final ha resultado un postre para compartir.
En la caja Disfrutabox de este mes nos encontramos el azúcar extrafino de Azucarera, ideal para repostería y muy indicado para esta receta que necesita un azúcar de calidad que se disuelva muy bien. Y es que Disfrutabox llama todos los meses a nuestra puerta para traernos una caja sorpresa repleta de los productos que más nos gustan, nuevos en el mercado y de las primeras marcas de alimentación, higiene y cuidado. Es un gustazo dejarnos sorprender por nuestra caja Disfrutabox. ¿Aún no tienes la tuya?
DisfrutaBox
DisfrutaBox

Ingredientes:

400 ml de nata fresca para montar
300 gr de chocolate con leche
Dos láminas de gelatina
125 gr de azúcar extrafino
Dos claras de huevo


Elaboración:

Cortamos 20 gr de chocolate en virutas y lo reservamos. Dividimos el resto en trozos gruesos.
Calentamos el azúcar con 60 gramos de agua hasta que espese, formando así un almíbar.
Montamos las claras y vertemos en ellas el almíbar en forma de hilo. Seguimos montando hasta que la mezcla se enfríe.
Ponemos la gelatina en remojo.
Calentamos 20 g de agua y disolvemos en ella la gelatina removiendo bien.
Vertemos esta preparación sobre las claras montadas y añadimos el chocolate que habremos derretido al baño María o en el microondas (cuidado de no quemarlo).
Montamos la nata y la incorporamos a la crema de chocolate.
Vertemos la preparación en seis tazas y dejamos cuajar la mousse en la nevera al menos durante cuatro horas.
Adornamos la preparación con las virutas de chocolate que habíamos reservado.