Llamada Stoofvlees (neerlandés) o carbonade flamende (francés), la carbonada flamenca es una tradicional receta belga elaborada con carne de ternera que se cocina con cebolla, vinagre y cerveza. Es un plato similar boeuf bourguignon francés pero elaborada con cerveza en vez de vino tinto. Se sazona con hierbas aromáticas como el tomillo y el laurel, y un poco de azúcar para neutralizar el ácido del vinagre.

Nosotras la preparamos lomo de cerdo, en vez de ternera, y por eso la llamamos a nuestra manera. Acompañamos esta carbonada con unos níscalos que conservamos en nuestro congelador desde el otoño. Solo hay que limpiarlos y saltearlos unos 5 minutos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. No es necesario que se frían, un salteado ligero. Se dejan enfriar y se guardan en bolsas de congelación así podemos tenerlos a mano y usarlos cuando queramos.
El resto de ingredientes que nos hacen falta en esta receta podemos comprarlos cómodamente desde nuestra casa en la web de Organizados: productos frescos de primera calidad y directamente a la puerta de casa. Carne, pescados, verduras, charcutería, productos de despensa, elaborados, ecológicos, ... no falta nada su surtido. Además en  Organizados puedes comprar con el 40% de descuento y con un plazo de entrega de 24h. Todo son ventajas!
Ingredientes:

600 gramos de lomo de cerdo
300 ml de cerveza
300 ml de caldo de pollo
200 gr de níscalos (congelados por nosotras)
Dos cebollas hermosas
Un diente de ajo
Harina
50 gr de mantequilla
Una cucharadita de vinagre de Módena
Una cucharadita de mostaza de Dijon
Orégano, tomillo y perejil
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta recién molida y sal.

Elaboración:

Enharinamos muy ligeramente la carne cortada en trozos y la doramos en una cazuela con un poco de aceite. Reservamos.
Añadimos a la cazuela la mantequilla y pochamos a fuego lento el diente de ajo picado y las cebollas que habremos cortado en juliana.
Devolvemos a la cazuela la carne que habíamos dorado, añadimos la cerveza. el vinagre, el azúcar, la mostaza y las hierbas aromáticas.
Añadimos el caldo y rectificamos de sal y dejamos cocinar durante unos 45 min o hasta que la carne esté tierna.
En los últimos minutos del guisado añadimos los níscalos que ya tenemos dorados ligeramente y terminamos la cocción.
Como muchos de vosotros sabréis, una de nosotras (la que os escribe hoy) trabaja en la enseñanza, profesión bonita donde las haya. Día a día, además de enseñar, explicar, corregir y mandar tarea, los profesores aprendemos y nos nutrimos de nuestros alumnos y alumnas, compañeros de viaje de un curso de duración que comparten con nosotros una de las cosas más bonitas de la vida: el entusiasmo y la ilusión de la juventud.
Hoy le quiero agradecer a mis alumnos y alumnas el cariño que me ofrecen y devolvérselo con un dulce que seguro les gustará: una cookie-pizza con dulce de leche, chocolate y Lacasitos, muy dulce y muy colorida, como son ellos.
Yo creo que acertaré, porque ¿a quién no le gustan los Lacasitos? De alegres colores por fuera y con cremoso y dulce chocolate en su interior, los Lacasitos empezaron a fabricarse en la década de los ochenta y desde entonces los disfrutamos grandes y pequeños. En la repostería dan mucho juego pues su textura crujiente y su colorido alegra cualquier dulce casero y lo decora.
Y para que la coman todos, nuestra cookie la preparamos con la harina sin gluten de Gallo que nos asegura total ausencia de gluten y que da buenísimos resultados en repostería. Es apta para cualquier tipo de preparación tanto dulce como salada, pues con esta harina sin gluten de Gallo hemos preparado en casa también bizcochos, panes, .... todos deliciosos!

Ingredientes:

250 gr de mix harina sin gluten
Una cucharadita de levadura química sin gluten
Media cucharadita de sal
170 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
150 gr azúcar moreno
50 gr de azúcar blanquilla
Un huevo grande a temperatura ambiente
Una cucharaditas de extracto de vainilla
100 gr de Lacasitos mini
100 gr de Lacasitos
125 gr de dulce de leche
125 gr de chocolate para fundir
100 gr de chocolate blanco para fundir
Bolitas de azúcar de colores para decorar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180° C y engrasamos ligeramente el molde.
Mezclamos la harina, la levadura y la sal en un bol. Reservar
A mano o con ayuda de un robot de cocina con el accesorio de pala batimos la mantequilla y los azúcares hasta que quede una masa suave, aproximadamente dos minutos.
Añadimos el huevo y batimos aproximadamente un minuto. Agregamos el extracto de vainilla, y mezclamos a alta velocidad hasta que nos quede una masa homogénea.
Añadimos los ingredientes secos a los ingredientes húmedos y mezclamos a baja velocidad hasta que se mezclen. Por último añadimos los Lacasitos mini.
Vertemos la masa de galletas a la bandeja de pizza y la aplanamos con los dedos o con una espátula de goma hasta que nos quede uniforme.
Horneamos durante 22-25 minutos o hasta que se infle y se dore ligeramente en la parte superior. Esperamos a que la pizza se enfríe antes de cubrirla con dulce de leche, Lacasitos y finalmente decorar con chocolate fundido y bolitas de colores.

Salsa de tomate, mayonesa, vinagreta, salsa verde, bechamel...son preparaciones básicas en la cocina y las primeras que se preparan cuando uno empieza a dar los primeros pasos en la cocina. 
La salsa de tomate en partircular es todo un clásico porque además de muy sabrosa y fácil de hacer, es muy versátil y fácilmente adaptable al plato que acompaña.
Una buena salsa de tomate básica especiada con albahaca y orégano es una excelente salsa para pasta y pizza, también llamada Pomodoro. Si cambiamos de especias y le incorporamos comino, pimienta negra, orégano y un diente de ajo rallado es la más rica de las salsas para  preparara carne con tomate, ... Para las albóndigas nuestra salsa de tomate lleva cebolla, pimiento verde, ajo, pimienta negra y una cucharadita de azúcar... deliciosa!

Como siempre la calidad del producto es principal, por ello nosotras escogemos tomate tamizado Tomator de Starlux para preparar nuestras salsas de tomate y tener la seguridad de que nos van a quedar superdeliciosas Tomate tamizado sin piel ni semilla elaborado con tomates recolectados y envasados en menos de 48 h. Conserva todo el sabor natural del tomate, con una textura excelente y con toda la calidad que nos ofrece una marca de toda la vida como es Starlux.
Ingredientes:

500 g de carne picada de cerdo
Tres rebanadas de pan sin corteza
100 ml de leche
Dos huevos
Nuez moscada
Pimienta negra
Un diente de ajo
Harina
Aceite de oliva
Sal

Para la salsa de tomate:

Dos latas de tomate tamizado
Un diente de ajo
Media cebolla
Medio pimiento verde
Pimienta negra
Una cucharadita de azúcar
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Elaboración:


Preparamos la salsa de tomate:

Ponemos en una cazuela aceite de oliva virgen y doramos los ajos. Después añadimos la cebolla y el pimiento muy picado. Agregamos el tomate. Dejamos pochar durante 15 minutos
Añadimos una cucharadita de azúcar para reducir la acidez, una pizca de sal y pimienta negra.
Reservamos.

Preparamos las albóndigas:
Salpimentamos la carne picada. Cascamos los dos huevos y los añadimos junto con la nuez moscada. El pan lo remojamos en leche, sin la corteza y lo añadimos escurrido . Añadimos también un ajo machacado. Removemos todo bien. 
Tomamos porciones de masa,  formamos las albóndigas y las vamos pasando por harina. Retiramos el exceso de harina y las freímos en aceite de oliva virgen extra caliente. Ponemos las albóndigas en la cazuela con la salsa de tomate. Calentamos unos 15 minutos y a comer.
El mejillón es un molusco muy apreciado por sus propiedades nutricionales y gastronómicas. Y es que el mejillón tiene un alto contenido en proteínas de alto valor nutricional, es bajo en grasas y fuente natural de vitaminas y sales minerales. En la cocina, el mejillón da muchísimo juego, y está igual de rico simplemente al vapor que como ingrediente de platos más elaborados como arroces y originales aperitivos.
En casa el mejillón tigre es el rey de los aperitivos caseros, jugoso cremoso y con todo el sabor del mejillón fresco. Se sirve en su concha por lo que además es vistoso y fácil de servir y comer.
La base de los mejillones tigre es una bechamel que se prepara con caldo de cocción del mejillón y leche a partes iguales. Y la hemos preparado con la leche Unicla que encontramos en nuestra caja Degustabox que nos ha llegado este mes especialmente tentadora. Bizcochitos, cereales para desayuno, chocolate a la taza, dulce de leche,... y muchas delicias más para alegrarnos el desayuno o la merienda, o simplemente darnos un capricho. Ya estamos deseando que llegue nuestra próxima Degustabox


Ingredientes:

Un kilo de mejillones
Dos cucharadas de harina
Un vaso de leche
Un vaso de caldo de cocción
Dos cucharadas de mantequilla
Sal y pimienta

Para empanar y freír:
Un huevo
Pan rallado
Aceite de oliva

Elaboración:

Limpiamos los mejillones y los echamos en una olla con un vaso de agua y un poco de sal. Cuando empiecen a abrirse tapamos la olla y en dos minutos los tendremos todos abiertos.
Retiramos las conchas y elegimos las más vistosas. Colamos el caldo y dejamos enfriar.
Troceamos la carne de  los mejillones y reservamos.

En un cazo, derretimos la mantequilla y rehogamos en ella la harina un par de minutos, removiendo bien,  para que no sepa a crudo. Poco a poco vamos añadiendo la leche y el caldo de cocción de los mejillones a partes iguales. Removemos continuamente con las varillas para que vaya cogiendo cuerpo la bechamel. 
Añadimos los mejillones cuando la masa esté en su punto (empiece a despegarse del fondo) y salpimentamos. Debe de quedarnos una masa espesa.
Vertemos la masa en un recipiente de cristal, tapamos con film transparente y dejamos enfriar. Mejor si refrigeramos en la nevera de un día para otro.

Rellenamos las conchas con la masa y pasamos por huevo y pan rallado. Repetimos la operación para hacerle un doble empanado.
Freímos en aceite de oliva, primero por la parte del relleno para que quede bien sellado y después por la parte de la concha. Servimos bien calientes.
En días lluviosos y fríos lo que más apetece es un plato caliente, casero, que reconforte y caliente el cuerpo. Este estofado de ternera lo preparamos en la olla rápida y lo guarnecemos con menestra de verduras, por lo que es sencillo y se prepara pronto. 
La carne que hemos escogido para estofado es el morcillo (jarrete) de ternera, un corte de la pata del animal y que es muy sabrosa y adecuada para preparar en guisados y estofados. 
La guarnición de verduras es una de las conservas vegetales que nos ofrecen Conservas Emperatriz, una empresa familiar riojana que lleva ofreciéndonos conservas de calidad hace más de 50 años y que nos preparan también conservas de pescado, setas y champiñones, conservas ecológicas y otras especialidades. La calidad gourmet de sus productos hacen de las Conservas Emperatriz una referencia en el mundo de las conservas. La excepcional presentación de sus productos es un valor añadido, de hecho cuentan con originales cajas regalo que son todo un detalle para regalar. No dejéis de visitar su web desde la que podéis haceros con estas conservas de calidad.

Ingredientes:
500 gr de morcillo de ternera
500 gr de menestra de verduras
Una cebolla
Dos dientes de ajo
Una copa de vino blanco
Una cucharada de harina
Un par de hojas de laurel
Aceite de oliva virgen
Pimienta negra
Sal

Elaboración:
Sofreímos la carne en trozos ligeramente enharinada en un fondo de aceite de oliva virgen. Cuando esté dorada la retiramos.
En ese aceite sofreímos también el ajo y la cebollas picados finamente. Cuando la cebolla esté transparente añadimos la carne, la hora de laurel y la copa de vino. Dejamos que evapore el alcohol y salpimentamos al gusto.
Si preparamos el estofado en olla a presión dejaremos que se cocine la carne durante 25 minutos aproximadamente.
Abrimos la olla y añadimos la menestra de verduras bien escurrida. Cocinamos unos minutos más y servimos bien caliente.
 San Valentín, Cupido, Corazones, Color Rojo, todo se llena de notas de amor en estos días en los que se celebra el sentimiento más puro entre todos. Nosotras no queremos faltar a la cita y os preparamos unos tiernos bizcochitos en forma de corazón para regalar o disfrutar en compañía de nuestras personas queridas.
 En estos mismos moldes en forma de corazón ya preparamos el pasado año unos corazones de mousse de chocolate blanco que estaban deliciosos.
El sirope de fresa Betania lo utilizamos para dar color y sabor a nuestros bizcochitos que lucen así de bonitos. Betania es una marca reconocida en productos de línea dulce, como también lo son Bon Appetitus (salsas y dips refrigerados y congelados) Bangor (salsas y encurtidos vegetales) y Chapala River (productos mexicanos) todas agrupadas en el grupo Aliminter, empresa en plena expansión que nos ofrece una cuidada selección de productos tanto para la restauración y la industria como para el cliente final.


Ingredientes:
200 gr de harina
180 gr de azúcar
Una cucharadita de levadura
110 gr de mantequilla
Dos huevos
100 ml de leche
1 cucharadita de extracto de vainilla
Una pizca de sal
Sirope de fresa para el corazón de fresa

Elaboración:

Precalentamos el horno a 170º.
Batimos la mantequilla con la harina, el azúcar, la levadura y la sal hasta conseguir una mezcla de consistencia arenosa.
En otro bol batimos el huevo con la leche y el extracto de vainilla. Añadimos esta mezcla a la masa en tres veces y continuamos batiendo hasta obtener una masa homogénea.
Repartimos la masa en los moldes en forma de corazón llenándolas hasta los dos tercios de su capacidad. Horneamos unos 20 o 25 minutos (comprobamos la cocción con un palillo, éste debe salir limpio).
Dejamos reposar hasta que enfríen en una rejilla, desmoldamos y rellenamos con el sirope de fresa.
¿Apasionados de la cocina asiática? Entonces seguro que os enamorará esta ensalada templada de langostinos con alga nori, arroz, aguacate, pepino, sésamo. Se aliña con aceite de sésamo, vinagre de arroz, salsa de soja y sal, y nos queda una ensalada muy sabrosa además de original y bien presentada.
Los productos asiáticos con los que la preparamos esta ensalada son fáciles de conseguir y podemos encontrarlos en cualquier tienda o supermercado, pues la moda de la cocina asiática llegó para quedarse. En nuestro recetario podéis encontrar muchas recetas de esta amplia y deliciosa gastronomía, desde las empanadillas de puerro y gambón con vinagreta vietnamita, sushi, fideos chinos con cerdo y verduras, hasta la deliciosa Ternera con verduras al estilo chino

Los langostinos son ya producto nacional, y es que para comer buenos langostinos no tenemos que irnos a Asia, solo debemos de encargarlos a profesionales del pescado y marisco como nuestros amigos de Buenmar. Podemos comprar pescado y marisco crudo o exquisitamente cocido, y llega a nuestra casa tras hacer nuestro pedido online o por teléfono, como te sea más cómodo. Lo que sí no es tan fácil es escoger entre su amplia variedad de productos del mar que nos ofrece Buenmar , todos con garantía de calidad y muy apetecibles.

Ingredientes:

500 gr de langostinos
300 gr de arroz especial sushi
Dos aguacates
Un pepino
Un sobre de alga nori
Zumo de limón
Semillas de sésamo
Vinagre de arroz
Aceite de sésamo
Salsa de soja
Sal

Elaboración:

Cocinamos el arroz al punto y lo enfriamos.
Cortamos tiras de alga nori que hemos rociado previamente con unas gotas de zumo de limón.
Cortamos el aguacate en cubos regulares y el pepino en láminas con ayuda de un pelador de patatas.
Preparamos la vinagreta con aceite de sésamo, vinagre de arroz y sal, a nuestro gusto.
Maceramos los langostinos ligeramente en salsa de soja y los salteamos en una sartén a fuego fuerte.
Montamos los vasitos en este orden: primero el arroz, después las tiras de alga, el aguacate, las láminas de pepino y los langostinos salteados. Aliñamos con la vinagreta y espolvoreamos con semillas de sésamo.

Cuando nos reunimos toda la familia en casa disfrutamos en torno a la mesa de las recetas que más nos gustan, y este asado de carne es una de ellas. Queda una carne muy muy tierna que combina con la jugosa costra de almendras y ajos, haciendo de cada bocado una auténtica delicia.
Aunque se prepara de víspera, es una receta sencilla pues una vez macerado el lomo lo único que hay que hacer es hornearlo. Un poco de previsión, el resultado merece la pena.
Es una de nuestra recetas estrella en las mesas de celebración y la más apropiada para preparar cuando nos llega un producto ibérico de calidad como es el lomo ibérico de Ibéricos Vázquez. El jamón, los embutidos y la carne de cerdo ibérica es una de las joyas de la gastronomía onubense y no es casualidad. El cerdo ibérico se cría libre en nuestras dehesas y artesanos como los profesionales de Ibéricos Vázquez tratan el producto con maestría para obtener un sinfín de bocados deliciosos: el jamón ibérico, la presa ibérica, la caña de lomo, el secreto, el lagarto, ... Todos los podemos encontrar y comprar en su página web. Nos ofrecen transporte garantizado, pago seguro y la garantía de carne ibérica certificada fresca a diario.


Ingredientes:

Para el lomo ibérico con costra de almendras
Un lomo entero de cerdo ibérico
150 gramos de almendras crudas peladas
Una cabeza de ajos
Cuatro cucharadas de manteca de cerdo ibérico
Una copa de brandy
Una copa de vino
Aceite de oliva virgen
Pimienta negra
Sal

Para las patatas
Un kg de patatas
Comino, orégano, pimentón dulce y picante, tomillo
Sal
Aceite de oliva virgen

Elaboración:

Preparamos el lomo la víspera o como muy tarde en la mañana bien temprano.
Trituramos en el accesorio triturador de nuestra batidora las almendras con los ajos pelados. Deben quedar triturados pero no batidos.
Derretimos ligeramente la manteca en el microondas y mezclamos con las almendras y los ajos hasta hacer una pasta.
Colocamos el lomo sobre una bandeja aceitada. Salpimentamos.
Embadurnamos el lomo con la pasta de almendras y ajos y regamos con el vino y el brandy.
Dejamos macerar durante al menos cinco horas (la noche entera preferiblemente).
Precalentamos el horno a 180 grados y cocinamos el lomo durante unas dos horas. Tenemos que estar pendientes de la costra (tapamos con un papel de horno o papel de aluminio antes de que se nos tueste demasiado) y del líquido (añadimos agua si vemos que se va secando)
Mientras se cocina el lomo preparamos las patatas.
Cocinamos las patatas, bien lavadas y con la piel, en el microondas hasta que estén casi hechas. Debemos pinchar la superficie para que no estalle la piel.
Cortamos las patatas en gajos, salpimentamos y espolvoreamos con las especias al gusto. Regamos con aceite de oliva virgen y llevamos al horno con calor arriba y abajo (grill encendido) hasta que las patatas estén tiernas por dentro y tostadas por fuera.
Servimos el lomo acompañado de las patatas.
¿No os pasa que a veces tras el almuerzo o la cena apetece de postre algo dulce? Pero claro, dulce y saludable a la vez, fácil de hacer y con ingredientes que tengamos en casa... Os sacamos del aprieto con este vasito de arándanos y crema que se prepara de forma muy sencilla, os saciará el antojo y os hará sentiros muy bien.
 Y es que se prepara con galletas de arándanos (ecológicas mucho mejor), compota de frutas, crema o natillas, avena, semillas de chía, .... y se endulza con jalea de arándanos para que nos quede delicioso. Casi todos los ingredientes los encontramos en nuestra caja Sin Gluten de QuéBox, en la que seleccionan para nosotros productos que podemos comer según nuestra dieta o la intolerancia alimentaria que padezcamos. Productos que luego podemos buscar en nuestra tienda sabiendo que pueden formar parte de nuestra dieta gracias a QuéBox. Toda una ayuda!
Ingredientes:

Un paquete de galletas con arándanos
Crema pastelera o natillas
Compota de manzana con albaricoques
Jalea de arándanos
Arándanos deshidratados
Avena
Semillas de chía

Elaboración:

Trituramos las galletas con mantequilla a nuestro gusto. Cubrimos con ellas la base de los vasitos.
Sobre las galletas ponemos una capa de jalea y después la crema pastelera o natillas.
La siguiente capa es de jalea de nuevo y sobre ella la compota.
Decoramos el vasito con copos de avena, semillas de chía y arándanos deshidratados.