Crujientes y muy sabrosas, las alitas miel y mostaza se preparan de forma muy sencilla y son perfectas para una cena informal. Solo hay que mezclar los ingredientes del marinado en un frasco de cristal y adobar con él las alitas con un poco de antelación, después se hornean en media hora y son exquisitas. Con una cerveza bien fría.... riquísimas.
Un plato sencillo como este se sirve en una vajilla original como la que hemos utilizado hoy y es perfecto para una reunión con amigos. Las fuentes y platos Gastro Fresh que compramos en OhGar son ideales cuando queremos sorprender con un emplatado moderno y divertido. Y es que en OhGar encontramos todo el menaje para nuestra mesa y cocina y a unos precios realmente sorprendentes. En OhGar, outlet de menaje de hogar, vajilla y cocina, compramos de forma fácil y rápida todo lo que nos hace falta, no tiene más que ventajas!


Ingredientes: 

Medio kg de alitas de pollo
Cinco cucharadas de miel
Cinco cucharadas de mostaza antigua
Dos cucharadas de salsa de soja
Pimienta negra
Semillas de sésamo

Elaboración:

Precalentamos el horno arriba y abajo a 200ºC.
Lavamos bien las alitas, quitándoles todas las plumas y retirando las puntas. Secamos bien con ayuda de papel de cocina y las colocamos en un bol.
En un frasco de cristal con tapadera mezclamos la miel, la mostaza y la salsa de soja y vertemos esta preparación sobre las alitas. Dejamos marinar al menos media hora en la nevera tapando el bol con papel film.
En una fuente para horno colocamos las alitas marinadas y horneamos a 200ºC durante aproximadamente 30 minutos. Damos la vuelta a las alitas a los 15 minutos, estarán listas cuando estén tostadas. Servimos bien calientes espolvoreadas con semillas de sésamo.

Deliciosa receta italiana, el Vitello Tonnato, un plato de carne de redondo de ternera con salsa de mayonesa de atún. Es un plato muy conocido de la gastronomía italiana y mas concretamente de la región de Piamonte.
Cortamos la carne muy fina con el cortafiambres y acompañamos con una ensalada de rúcula y unos grisines para que además de sabroso nos quede un plato muy saludable. 
Para que además sea muy fácil de preparar, para la salsa nos ayudamos de la mayonesa ecológica Hellmans, suave y de sabor casero, que en encontramos en nuestra caja de productos sorpresa Disfrutabox.

Ingredientes:
Un redondo de ternera de un kilo
Una cebolla
Un puerro
Una ramita de apio
1 ramita de perejil fresco
Una hoja de laurel
Una  zanahoria
100 ml de vino blanco 
Sal.

Para la salsa:
 Un tarro de mayonesa
Una lata de atún 
Una cucharada de  alcaparrasis
Seis anchoas
Zumo de limón.

Para decorar: 
Rúcula
Grissinis

Elaboración:
Ponemos en una olla un litro y medio de agua. Le añadimos las verduras, la sal y el vino. Incorporamos la carne y la dejamos cocer durante 20 minutos en la olla rápida.
La dejamos enfriar dentro del agua, la envolvemos una vez fría en papel de aluminio y a la nevera hasta que esté  fría.

Después la cortamos con el cortafiambres.
Para la salsa ponemos la mayonesa, la lata de atun escurrida, las anchoas y las alcaparras. Batimos hasta que quede una salsa fina.
Ponemos las hojas de rúcula en una fuente, por encima la carne, unas alcaparras y napamos con la salsa. Ponemos los grissinis y lista para comer.


Las naranjas confitadas son un dulce exquisito, sencillo de elaborar aunque necesita su tiempo. El resultado, como todo lo que se hace esperar, son unas rodajas dulces y sabrosas que acompañan tanto platos dulces (bizcochos, pudines, flanes, ...) como salados (tablas de queso o paté, ...) y que son imprescindibles en nuestro roscón de reyes. También son muy ricas bañadas en chocolate, un dulce que está al caer...
Pero como siempre, las mejores recetas hay que prepararlas con los ingredientes más frescos y para ello debemos de contar con un proveedor que nos traiga el producto más fresco, seleccionado y de alta calidad. Nosotras para los cítricos confiamos en Naranjas Mirador, que nos traen a casa, cómodamente, los cítricos, los caquis y las granadas directamente del campo, al mejor precio y sin gastos de envío. Es una delicia recibir en casa una caja de naranjas o mandarinas llenas de sabor, de manos de Naranjas Mirador, empresa valenciana, agricultores de toda la vida que se han comprometido con la calidad del producto que venden y la satisfacción de sus clientes. La mejor fruta directamente a casa.
Ingredientes:
Dos naranjas grandes
300 gr de azúcar
200 ml de agua

Elaboración:
Lavamos bien las naranjas y las cortamos con su piel en rodajas de 5 mm con un cuchillo bien afilado
Ponemos en una cacerola al fuego el agua, el azúcar y las naranjas. Cocinamos a fuego lento entre una hora y una hora y media. Las movemos solo con vaivenes para que no se rompan.
Apagamos el fuego y dejamos reposar en este almíbar hasta el día siguiente.
Sacamos las naranjas del almíbar y las dejamos escurrir sobre una rejilla para que se sequen, nosotros las dejamos de un día para otro a temperatura ambiente.
Para conservarlas podemos guardarlas envueltas en papel de horno alejadas del calor, o bien en el congelador poniendo rectángulos de papel de horno entre una rodaja y otra, así podemos sacar la cantidad que nos interese. En un bote de cristal con su almíbar también podemos conservarlas.
Con este aperitivo seguro vais a sorprender a vuestros invitados, fijaros que bonito quedaría como centro de mesa y lo original de poder ir degustándolo antes y durante la comida. Y es que esta corona de pan es muy tierna y sabrosa pues está glaseada y aderezada con especias y combina a la perfección con el pesto rojo que colocamos en su centro, muy fácil de preparar y que es todo sabor.
El pesto rojo está elaborado con tomates secos biológicos en aceite, una de nuestras conservas preferidas de la selección de Conservas Emperatriz. Y no creáis que es fácil decidirse entre sus conservas de pescado, setas y champiñones, conservas vegetales, especialidades y conservas ecológicas. Toda la materia prima está escogida y seleccionada con mucho esmero y eso se nota en la calidad suprema de sus productos. Los más de 50 años de historia de Conservas Emperatriz otorgan la experiencia que se disfruta en cada bocado de sus conservas. No dejéis de probarlas.
Conservas Emperatriz
Ingredientes:

Para el pesto rojo:
250 gr de tomate seco en aceite Emperatriz
Una pizca de orégano
Unas hojas de albahaca fresca
Unos piñones
Unas cucharadas de su propio aceite

Para la masa de pan:
300 gr de harina de fuerza
180 ml de agua
Medio sobre de levadura seca de panadero
Media cucharadita de sal
Una cucharadita de azúcar
Una pizca de romero molido
Una pizca de pimienta negra molida

Para el glaseado de la corona de pan:
Dos cucharadas de aceite
Dos cucharadas de sal
Una cucharada de miel

Elaboración:

Del pesto rojo:
Trituramos con ayuda de un robot los tomates secos escurridos añadiendo progresivamente parte de su aceite e incorporando las hojas de albahaca, los piñones y las especias. Rectificamos de sal si fuera necesario y reservamos en la nevera

Del pan:
Si vamos a amasar a mano, nos hacemos de un bol grande y ponemos toda la harina en él haciendo un hueco en el centro en el que mezclaremos el resto de ingredientes. Vamos incorporando la harina con las manos hasta que la tengamos toda integrada. Es el momento de volcar a una mesa de trabajo y amasar.
Si para amasar nos ayudamos de la panificadora o robot de cocina con amasadora, ponemos
todos los ingredientes, primero los húmedos y después los secos y seleccionamos el programa masa sin fermentación para que simplemente nos realice el amasado.
Cuando la masa nos quede lisa y elástica, adherente pero no pegajosa (ya la hayamos amasado a mano o a máquina), podemos hacer una bola y dejarla fermentar en un bol ligeramente aceitado para que no se pegue. Deberá reposar hasta que doble su volumen, puede tardar en torno a las dos horas.

Pasado este tiempo dividimos la masa en porciones que tendrán un peso de aproximadamente unos 30 gramos. Dejamos reposar los trozos de masa unos cinco minutos y boleamos las bolitas.
Colocamos las bolitas de masa sobre papel vegetal en la bandeja de horno formando círculos concéntricos alrededor de un aro de emplatar separados ligeramente, ya que van a aumentar su volumen. Dejamos otra vez reposar para que fermenten hasta que su volumen crezca una vez y media. Siempre tapados.

Precalentamos el horno a 200ºC y, mientras tanto, pincelamos las bolitas con el glaseado que preparamos batiendo enérgicamente todos los ingredientes.

Horneamos la corona de pan  unos 20 minutos o hasta que estén dorados (tras los primeros 5 minutos bajamos la temperatura del horno a 190º hasta el final del horneado).
Retiramos el aro de emplatar y colocamos en su lugar un cuenco pequeño en el centro de la corona; allí disponemos el pesto rojo. Servimos caliente o también podemos dejar enfriar la corona de pan sobre una rejilla y servir en frío.
El Savarín es un tipo de Babá al Ron que debe su nombre a su creador, el francés Jean Anthelme Brillat-Savarin. Es un pastel de masa ligera (tipo brioche) en forma de coronaque se emborracha con almíbar. El origen del babá puede ser polaco o ruso pero fue en Francia donde sus pasteleros comenzaron a darle fama preparando un pastel de forma cilíndrica  con pasas, frutas escarchadas y vino de Málaga o ron.
Ya en el siglo XIX los hermanos Julien en París empezaron a preparar el Savarín, inspirado el el Babá pero empapado en almíbar aromatizado normalmente con ron y que se acompaña de frutas y crema chantilly.
La inspiración para preparar este delicioso pastel se ha topado con nosotras en forma de molde, y es que el molde savarín Ibili Golden además de práctico y eficiente es superbonito. Su tamaño y forma de corona nos anima a preparar los más deliciosos postres y es que con Ibili nos podemos lanzar a preparar todo tipo de preparaciones pues nos ofrece un producto específico de su catálogo de menaje para cada elaboración (más de 2000 referencias). Baterías de cocina, sartenes, fuentes para horno, moldes y utensilios de repostería, ... todo un universo de producto de menaje con la más alta calidad que solo Ibili nos ofrece.

Ingredientes:

Para el brioche:
300 gr de harina de fuerza
4 huevos
60 gr de azúcar
120 gr de mantequilla
50 ml de leche entera
12 gr de levadura fresca
Media cucharadita de sal

Para el almíbar:
500 ml de agua
100 ml de ron anejo
200 gr de azúcar
Una vaina de vainilla
La piel de una naranja

Para la crema chantilly:
250 ml nata para montar
100 gr azúcar glass
Dos cucharadas leche
Dos hojas gelatina
Una vaina de vainilla

Para decorar:
Caquis

Elaboración:

Preparamos la crema chantilly:
Hidratamos las hojas de gelatina en un bol de agua fría.
Batimos la nata muy fría y cuando esté casi montada incorporamos el azúcar glass y las semillas de la vainilla (que extraemos de la vaina abriéndola y raspando el interior con un cuchillo). Batimos unos segundos más.
Calentamos las dos cucharadas de leche y derretimos en ellas las hoja de gelatina bien escurridas con cuidado de que no queden grumos. Incorporamos la gelatina a la nata y terminamos de montar.
Llenamos una manga pastelera con la nata montada con una boquilla 2d de Wilton y reservamos en el frigorífico.

Preparamos el brioche:
Disponemos en nuestro robot amasador los huevos batidos con el azúcar a temperatura ambiente, la leche templada con la levadura disuelta en ella y la harina. Amasamos hasta que la masa quede lisa y elástica.Cubrimos el recipiente con un paño húmedo y dejamos fermentar hasta doblar el volumen.
Fundimos la mantequilla y la dejamos enfriar. Devolvemos la masa al robot amasador e incorporamos la mantequilla. Amasamos un minuto más hasta que la mantequilla se integre bien en la masa.
Engrasamos un molde de savarín y colocamos en él la masa y tapamos de nuevo con el paño. Allí volverá a fermentar, doblando volumen.
Precalentamos el horno a 160ºC, llevamos nuestro savarín al horno y horneamos entre unos 30 minutos.
Retiramos del horno, dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos sobre una rejilla

Preparamos el almíbar disolviendo en un cazo el agua con el azúcar, la vainilla y la rama de canela. Hervimos unos minutos para que tome cierta consistencia. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Añadimos el ron aún templado el almíbar.
Bañamos el savarín con todo el almíbar dentro de un bol grande para que el savarín se empape bien.

Una vez empapado el pastel de almíbar, lo colocamos en una fuente y .lo decoramos con la fruta cortada en cuadrados pequeños y la crema chantilly
La avena, fuente de energía y salud. Rica en fibra soluble (betaglucano), nos aporta 6 de los 8 aminoácidos esenciales y una gran cantidad de minerales y vitaminas, proteínas y grasas saludables. Protege la salud cardiovascular, tonifica el sistema nervioso y beneficia el aparato digestivo, los huesos, los músculos y la piel. ¿Cómo no vamos a incluirla en nuestra dieta?
En esta sencilla receta las combinamos con el sabor dulce del plátano de Canarias y las uvas pasas y nos quedan unas galletas deliciosas y aún más nutritivas. Como además son tremendamente fáciles de preparar, son una opción ideal para incluir en nuestras meriendas y desayunos diarios, así como para tomar de tentempié. La incluimos ya en nuestro recetario de Bizcochos y Galletas de Cocinando Con Las Chachas.

Un extra de dulzor lo aporta Truvia que encontramos en nuestra caja de productos Degustabox que este mes nos llega repleta de productos supersaludables nuevos en el mercado, para que descubramos como cuidarnos de la forma más deliciosa. 
Degustabox
Degustabox te ayuda además a ahorrar ya que descubrir todos estos productos te cuesta mucho menos que comprarlos en tienda y con la comodidad de recogerlos tranquilamente en nuestra casa en una cómoda suscripción mensual. ¿Os animáis a descubrir Degustabox ? Nosotras ya estamos deseando que nos llegue la próxima!
Enero 2018

Ingredientes:

Dos plátanos de Canarias maduros
100 gr de copos de avena
Una cucharadita de endulzante Truvia
Dos cucharadas de pasas
Una pizca de sal

Elaboración:

Precalentamos nuestro horno a 180 º con calor arriba y abajo.
Hidratamos las pasas en un vasito de agua.
Pelamos los plátanos, los troceamos y los aplatastamos con un tenerdor en un cuenco. Deben estar bien maduros.
Añadimos los copos de avena, el endulzante y la sal y mezclamos todo con las manos.
Agregamos las pasas bien escurridas y seguimos mezclamos.
Cogemos porciones de masa y hacemos bolitas con ellas. Las aplastamos ligeramente y las vamos colocando en sobre un papel de hornear en una placa. Horneamos unos 15 minutos.
Enfriamos sobre una rejilla.

En los platos de pescado nuestro mayor reto es conseguir la mejor textura. Preparando el bacalao confitado en bolsa de vacío a baja temperatura el resultado es todo un éxito. El pescado se llena de sabor pues con esta técnica el marinado es más efectivo, penetrando en el producto y el cocinado posterior a baja temperatura consigue una textura perfecta. En esta ocasión, un bacalao con su brandada y salsa vizcaína que además de sabor y textura tiene un emplatado de lujo.

Con la envasadora al vacío ELMA recetas gourmet como la que os proponemos hoy se elaboran de forma rápida y sencilla. Su diseño moderno combina con innovadoras características que permiten un uso seguro e intensivo además de fácil utilización ya que es totalmente automática.  La envasadora al vacio ELMA  tiene función de sellado de mayor seguridad así como función marinado y selector de velocidad que se adapta a nuestras necesidades. Es compatible con los recipientes V-link.
Podéis conseguirla en  www.elma.es


Ingredientes:

Para el bacalao confitado:
500 gr. lomo de bacalao desalado
10 gr. de aceite virgen extra
Ajos
Guindilla

Para la brandada de bacalao:
100 gr. migas de bacalao desalado o recortes
100 ml de nata
100 gr. de cebolla
40 de aceite de oliva virgen extra
Un diente de ajo

Para la vizcaína:

Un diente de ajo
200 gr de cebolla roja
La pulpa de seis pimientos choriceros
Una punta de guindilla

Elaboración:
Cortamos el bacalao en trozos de unos 125 gr cada uno, lo introducimos individualmente junto con el aceite, los ajos y la guindilla en bolsas de vacío. Aplicamos vacío con ayuda de nuestra envasadora al vacío Elma. Reservamos en la nevera hasta su uso.
Preparamos la brandada calentando el aceite con el ajo, en cuanto empiece a dorarse añadimos la cebolla. dejamos pochar la cebolla hasta que quede transparente sin llegar a dorarse.
Después incorporamos el bacalao cocinamos unos minutos. Añadimos la nata y dejamos hervir unos cinco min. Trituramos y reservamos.

Para elaborar la salsa vizcaína pochamos a fuego mínimo la cebolla con la guindilla y el ajo. Agregamos la pulpa de los pimientos previamente hidratados en agua templada y pelados. Cocinamos unos 5 minutos más. Trituramos y reservamos.

Introducimos la bolsa de vacío en un baño maría controlado a 65º  durante 10 minutos. Transcurrido el tiempo sacamos de la bolsa y lo disponemos en una bandeja con papel absorbente.
Emplatamos el bacalao sobre a vizcaína y la brandada que teníamos reservadas en caliente. Espolvoreamos con perejil picado.
Si estás pensando en preparar una cena romántica para San Valentín, con esta receta seguro que sorprenderás a tu pareja y juntos vais a poder disfrutar de un plato de carne deliciosamente tierna con una salsa de vino dulce con castañas y pasas que os va a conquistar... a los dos!
Y como un día es un día, debes escoger la carne de la mejor calidad, el solomillo de ternera de la raza Angus, una exquisita y tierna pieza de carne, inconfundible por su jugosidad que le aporta su alto grado de infiltración.
Grupo Miguel Vergara The Beef Experience nos sirve este delicado solomillo y nos invita a disfrutar de la auténtica carne de vacuno de la raza Angus con unos consejos para el cocinado que hemos seguido en esta receta:
Atemperar la carne, sacándola de su envase y dejándola fuera de la nevera entre una y cuatro horas (así evitamos que el interior quede frío).
Elegir los utensilios adecuados, cocinándola en sartenes con fondo grueso o tipo parrilla como la que nosotros hemos elegido, bien caliente a la hora de poner la carne y siempre voltearla usando pinzas (que no se escapen los jugos!).
Cuidar el tiempo de cocinado, su punto óptimo es dorado en el exterior y con un color interior rosado y jugoso.
Y como último detalle, servir la carne en plato caliente.
Es imposible no triunfar con una carne y una receta así, pero sobre todo mucho cariño y amor en el cocinado, en la cena, y en lo que venga después....
Ingredientes:

Un solomillo de ternera Angus en cuatro trozos de 200 gr
Dos cebollas
100 ml de vino dulce
Un cuarto de litro de caldo de ave
50 gr de pasas de Málaga
200 gr de castañas
Unos granos de pimienta rosa
Una cucharadita de harina de maíz
Dos cucharadas de aceite de oliva virgen
Sal y pimienta negra


Elaboración:


Asamos las castañas en el microondas durante tres minutos con una pequeña incisión para que no exploten, tardarán unos dos o tres minutos en estar listas.
Hidratamos las pasas en agua para que tengan un textura más suave.
Sellamos los solomillos salpimentados en sartén tipo parrilla a fuego alto un minuto por cada lado para que doren bien pero manteniendo el punto en el interior. Reservamos.
Pochamos la cebolla cortada en juliana una cazuela con algo de aceite de oliva y a fuego bajo. Desglasamos la cebolla con el vino dulce, esperamos que evapore el vino e incorporamos el caldo de ave en el que habremos disuelto la cucharadita de harina de maíz. Agregamos las castañas peladas, las pasas escurridas y unos granos de pimienta rosa. Esperamos unos minutos a que la salsa empiece a espesar ligeramente.
Incorporamos los solomillos a la cazuela para que tomen temperatura y servimos enseguida.
Poco os podemos decir de este flan pues su presencia ya nos adelanta lo exquisito que es. Suave y cremoso, con intenso sabor a manzana ... un final delicioso para cualquier comida. Este flan es una receta que disfrutamos en casa desde hace mucho tiempo pero podéis creerse que nunca llega a la fotografía, hay que repartirlo antes! Esta es la razón de que aún no lo hubiéramos compartido con vosotros, pero lo bueno se hace esperar, aquí lo tenéis, que lo disfrutéis también vosotros cuando lo preparéis!
Como es una receta sencilla, la calidad de los ingredientes es primordial, así escogemos las mejores manzanas, maduras y sabrosas, llenas de sabor y la nata bio Asana, de calidad certificada que proviene de leche ordeñada en los Alpes austríacos. La encontramos en nuestra caja
Degustabox de Enero, repleta como siempre de los productos que más nos gustan y nuevos en el mercado. Este mes nos trae productos para que nos cuidemos con todo el sabor, nos encanta! Deseando ya que llegue nuestra siguiente Degustabox!

Degustabox
Enero 2018


Ingredientes:

3/4 kg de manzanas
Un bote pequeño de nata 200 ml
150 gr de leche condensada
100 gramos de azúcar
Cinco huevos
Dos cucharadas de azúcar para caramelizar el molde

Elaboración:

En un cazo al fuego ponemos las manzanas peladas y cortadas en trozos. Las hervimos con un par de cucharadas de agua durante unos 15 minutos. Una vez cocinadas las pasamos por un pasapuré y vertemos el puré en un bol destapado para que pierda calor.
Batimos los huevos e incorporamos la leche condensada, la nata, el azúcar y el puré de manzana. Vertemos la preparación en un molde que habremos caramelizado previamente y cocinamos en el horno al baño maría hasta que esté cuajado, unos 50 minutos aproximadamente.
Decoramos el flan con rodajas de manzana caramelizada.