Brochetas de Cerdo y Arroz con Champiñones

Una brocheta es una forma de presentar la comida ensartada en un pincho y cocinada normalmente a la parrilla. Se pueden preparar brochetas de carne y verduras, como las que traemos hoy, carne adobada (nuestros pinchitos de pollo son deliciosos y muy fáciles de preparar), pero también pescado, mariscos, e incluso fruta. Cocinados así los alimentos pueden tomarse sin cubiertos y es una forma divertida de servir en formato individual.


Para acompañar las brochetas hoy hemos preparado arroz salteado con champiñones y verduras, que combinan perfectamente con nuestras brochetas consiguiendo así un plato único muy equilibrado. Una propuesta ideal para coger fuerzas para este otoño que tenemos ya a la vuelta de la esquina....


Ingredientes:

Para las brochetas

  • 400 gr de lomo de cerdo en un trozo
  • Cuatro pimientos verdes italianos
  • Un pimiento rojo grande
  • Dos cebollas
  • Tomates cherry
  • Champiñones mini
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta

Para el arroz con champiñones
  • 500 gr de arroz largo
  • 200 gr de champiñones
  • Dos zanahorias
  • Un pimiento verde italiano
  • Medio pimiento rojo grande
  • Una cebolleta
  • Un diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal 

Elaboración:
Preparamos las brochetas insertando en un pincho de bambú para brochetas los ingredientes cortados en trozos semejantes. Nosotras hemos seguido el siguiente orden: champiñón mini, carne, pimiento verde y rojo, carne, cebolla, carne, pimiento verde y rojo, carne y terminamos con un tomate cherry.
Salpimentamos las brochetas, las regamos con un hilo de aceite de oliva virgen y las reservamos en la nevera hasta el momento de llevarlas a la parrilla envueltas en papel film.
Preparamos para el arroz un sofrito con el ajo y la cebolleta bien picados a los que añadiremos el resto de verduras cortados en dados pequeños regulares y los champiñones laminados. Rectificamos de sal.
Mientras que se prepara el sofrito, herviremos agua salada en la que cocinaremos el arroz que no debe quedar pasado.
Escurrimos el arroz cuando esté al punto y lo añadimos al sofrito, donde lo cocinaremos apenas un par de minutos.
Es el momento de hacer las brochetas en nuestra parrilla a fuego fuerte, deben quedar muy doradas.
Servimos las brochetas acompañadas del arroz y decorando el plato con perejil rizado.


Vasitos de Chocolate Especiado

Es cierto, aún queda mucho para las Navidades... pero un sabor como éste apetece todo el año. Y es que el chocolate caliente especiado es un dulce delicioso, típico de la época navideña, pero sería imposible de tomar ahora con el calor de agosto.


La propuesta es tomar el chocolate especiado bien fresquito, en unos vasos de chupito con una crujiente base de galletas y decorados con nata montada. Con todo el sabor intenso a chocolate con el exquisito toque a canela, anís estrellado y naranja que nos gusta tanto en invierno, pero para tomar de postre en verano. 


El formato individual en vaso de cristal ya lo hemos utilizado muchas veces ya que nos aligera el trabajo a la hora de servir, permite que las cremas se enfríen muy rápido y raciona el dulce a nuestro gusto.
En nuestro blog ya hemos compartido recetas de postre así presentadas como los Vasitos Tres Chocolates, los Vasitos de Crema de Queso y Straciatella, nuestros Triffles de Crema, Melocotón y Frambuesa, y pensando ya en Halloween nuestros divertidos y a la vez aterradores Vasitos-Lápida de Crema de Chocolate.... que seguro también os van a gustar.

Ingredientes:

Para la crema de chocolate especiado:
  • 500 gr de leche entera
  • Dos huevos
  • 35 gr de harina de maíz
  • 100 gr de chocolate de cobertura
  • 70 gr de azúcar
  • Una rama de canela
  • Una pieza de anís estrellado
  • Cáscara de naranja

Para la nata montada:
  • 200 ml de nata 35% materia grasa
  • 85 gr de azúcar
  • Media cuchaaradita de extracto de vainilla

Para la base de galletas:
  • 75 gr de galletas tipo digestive
  • 30 gr de mantequilla
Elaboración:
En primer lugar preparamos la base de los vasitos mezclando las galletas trituradas con la mantequilla derretida. Disponemos la base de galletas en el fondo de cada vasito y reservamos.
Montamos la nata con el azúcar y el extracto de vainilla con ayuda de unas varillas o un robot de cocina. Recordamos que tanto la nata como el recipiente que utilicemos deben estar bien fríos. Reservamos en la nevera.
En un bol amplio batimos los huevos con la harina de maíz y algunas cucharadas de leche hasta que no quede ningún grumo. El resto de la leche la llevamos al fuego en un cazo amplio con la rama de canela, la cáscara de naranja y el anís estrellado.
Cuando caliente bien la leche, sin que hierva, retiramos del fuego unos minutos para que infusione la leche con las especias.
Pasado este tiempo, retiramos la canela, la cáscara de naranja y el anís y llevamos de nuevo la leche al fuego. Atemperamos la mezcla de huevos vertiendo sobre ellas unas cucharadas de leche caliente, con idea que empiece a coger temperatura la mezcla y no se corte al llevarla al fuego.
Incorporamos la mezcla con cuidado a la leche caliente removiendo bien con las varillas para que no queden grumos.
Añadimos a la mezcla el azúcar y seguimos removiendo.
Cuando empiece a espesar retiramos la mezcla del fuego y añadimos el chocolate de cobertura que se fundirá con el calor de la crema.
Ya solo queda montar los vasitos en los que ya habíamos dispuesto la base de galletas. Primero vertemos la crema de chocolate especiado y dejamos enfriar completamente a temperatura ambiente y después en la nevera. Al servir, coronamos los vasitos con la nata montada. Decoramos al gusto.


Quesada #COOKEO

La quesada pasiega tradicional es un postre exquisito que elaboran en Cantabria a partir del queso fresco pasiego elaborado con la mejor leche. Nosotras, lejos de esas tierras tan maravillosas, os traemos nuestra versión de quesada con yogur, nata y queso.


La cremosidad de este pastel, el suave sabor de una pizca de canela y el toque de limón le otorga a este postre el carácter de receta casera, hecha con cariño para disfrutar con toda la familia.


Esta receta de quesada se prepara muy fácil en nuestra Cookeo de Moulinex y el resultado .... todo un éxito. Como sabéis, nosotras confiamos en el robot de cocina inteligente de Moulinex y con él preparamos muchos de nuestros mejores platos.
¿No habéis visto aún el recetario de Cocinando con Las Chachas en Cookeo? Postres, pescados, carnes, arroces, pasta, .. no os lo perdáis!!

Ingredientes:
  • 50 gr de mantequilla muy fresca
  • Dos huevos medianos y muy frescos
  • 95 gr harina de trigo
  • Una cucharadita de canela
  • 125 gr azúcar
  • 200 gr queso cremoso
  • Un yogur natural
  • 75 gr de nata líquida para montar
  • Una cucharadita de ralladura de limón
Elaboración (Cookeo y Tradicional):

Elaboración en Cookeo:
Batimos los huevos con el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente hasta que nos quede una crema. Batimos en otro cuenco el queso cremoso con el yogur natural y la nata y mezclamos con la mezcla anterior.
Unimos las dos mezclas, aromatizamos con la ralladura de limón y la canela e incorporamos la harina tamizada en forma de lluvia, mezclando bien para que no se formen grumos.
Forramos un molde (preferiblemente desmontable) con papel de horno y espolvoreamos la base con pan rallado y azúcar.
Vertemos la mezcla anterior sobre el molde y cubrimos  con papel film resistente de modo que quede herméticamente cerrado.
Ponemos 200 ml de agua en el fondo de la cubeta y colocamos el cestillo de cocción a presión. Colocamos el molde sobre el cestillo e iniciamos la cocción a presión cerrando y bloqueando la tapa. Programamos la cocción durante 18 minutos.
Cuando termine la cocción, sacamos el molde de la máquina y dejamos que enfríe el pastel antes de desmoldar.
Podemos adornar la superficie de la quesada espolvoreando canela y azúcar.

Elaboración Tradicional:
Batimos los huevos con el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente hasta que nos quede una crema. Batimos en otro cuenco el queso cremoso con el yogur natural y la nata y mezclamos con la mezcla anterior.
Unimos las dos mezclas, aromatizamos con la ralladura de limón y la canela e incorporamos la harina tamizada en forma de lluvia, mezclando bien para que no se formen grumos.
Forramos un molde (preferiblemente desmontable) con papel de horno y espolvoreamos la base con pan rallado y azúcar.
Vertemos la mezcla anterior sobre el molde y cocinamos en el horno precalentado a 200º durante unos 30 minutos.
Cuando termine la cocción en el horno, dejamos que enfríe el pastel sobre una rejilla antes de desmoldar.
Podemos adornar la superficie de la quesada espolvoreando canela y azúcar.


Tortillas de Bacalao Caseras (Sin Huevo)

Las tortillitas de bacalao son un clásico en las cenas de casa. Con un trozo de bacalao desalado y pocas cosas más, nuestra madre prepara unas tortillas exquisitas, que podrían tomarse de aperitivo pero que nosotros disfrutamos de plato único junto con una abundante ensalada verde. 


Ha sido algo difícil que nos dé las cantidades de la receta porque ella nunca pesa nada, lo hace todo a ojo (y la verdad es que no le hace falta, porque tiene una mano...). El bacalao particularmente lo borda; cuando llega Semana Santa nos prepara un Bacalao con Tomate extraordinario, pero también son riquísimas sus croquetas de bacalao y su guiso de bacalao con patatas y arroz.
Y es que, ¿qué le sale mal a una madre? 
Os dejamos con la receta.



Ingredientes:

  • 1/4 kg de bacalao seco
  • 350 gr de harina para rebozar sin huevo
  • Tres dientes de ajo
  • Un ramillete de perejil
  • Agua fría
  • Un buen chorro de gaseosa blanca tipo La Casera o cerveza
  • Sal en su caso
  • Aceite de oliva virgen para freírlas

Elaboración:
Desalamos el bacalao en agua fría la noche antes cambiando el agua dos o tres veces en este tiempo.
Picamos muy finamente los dientes de ajo y el perejil.
Mezclamos la harina para rebozar sin huevo con el agua fría necesaria para que forme una papilla espesa.
Añadimos a la mezcla el perejil y el ajo picados y el bacalao desmigado manualmente (no es necesario picar con el cuchillo). Dejamos reposar en la nevera unas horas.
Antes de pasar a la fritura agregamos un buen chorro de gaseosa blanca o cerveza y mezclamos bien.
Ponemos a calentar abundante aceite de oliva virgen en una sartén amplia. Vamos tomando porciones de masa con una cuchara sopera y vertiendo sobre el aceite caliente separadas entre sí para que no se peguen. Es muy recomendable hacer una tortilla de prueba para probar el punto de sal y el espesor de la mezcla y rectificar si es necesario.


MiniBurritos de Cerdo con Salsa Gaucha y Mojo Verde a nuestra manera

Estos miniburritos son una idea perfecta de aperitivo. Acompañados de dos deliciosas salsas caseras que os enseñamos a preparar, son la solución a una cena rápida. Incluso son geniales para servir en una reunión de amigos o alguna celebración, ya que su formato casi de bocado nos permite tomarlo sin necesidad de cubiertos. 


Además es una opción muy saludable, casi completa, ya que lleva verduras, carne e hidratos de carbono. Y si los preparamos con tortillas integrales podemos conseguir también la dosis de fibra que necesitamos y un sabor más natural.
Las salsas gaucha y mojo verde quizá no sean las originales pero sí las que nos gusta tomar en casa, por eso hemos preferido llamarlas "a nuestra manera". El mojo verde lo preparamos con una base de lactonesa, así nos queda más suave y combina mejor con las recetas que preparamos y la salsa gaucha.... bueno de esta salsa hay tantas variantes que decir a nuestra manera es decir que nosotras preparamos una de las mil versiones que existen, para nosotras ésta la más sencilla y con ingredientes que tenemos en casa.


Las tortitas Mission Wrap de Espelta y Avena que hemos utilizado para preparar estos miniburritos son muy tiernas y suaves por lo que son excelentes para elaborarlos ya que son fáciles de manipular y formar. Las encontramos en nuestra caja de productos sorpresa Disfrutabox como siempre repleta de productos novedosos y muy originales y a nuestro gusto, puntual todos los meses en casa. La forma más fácil de disfrutar de lo más nuevo del mercado tanto en alimentación como en cuidado personal.


Ingredientes:
Para los miniburritos:
  • 400 gr de cerdo adobado (para pinchitos)
  • Cinco pimientos verdes
  • Cuatro zanahorias
  • Aceite de oliva y sal
  • Tortillas integrales Mission Wrap de Espelta y Avena
Para la salsa gaucha:
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 40 ml de vinagre
  • Un diente de ajo
  • Una cucharada de pimentón
  • Una cucharadita de orégano
  • Media cucharadita de pimienta
  • Sal y cominos al gusto
Para la salsa de mojo verde a nuestra manera:
  • Un manojo de cilantro
  • Un vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Medio vaso de leche entera
  • Tres dientes de ajo medianos
  • Dos cucharaditas de vinagre de vino
  • Pimienta verde al gusto
  • Comino molido
  • Sal

Elaboración:
Picamos en daditos pequeños los pimientos y rallamos con la mandolina las zanahorias.
Sofreímos en la sartén las dos hortalizas, empezando por los pimientos a los que agregamos las zanahorias cuando estén casi hechos.
Picamos la carne para pinchitos en trozos más pequeños y añadimos a la verdura ya sofrita. Sofreímos hasta que la carne esté cocinada. Y ya estaría hecho el relleno.

Preparamos la salsa gaucha poniendo todos los ingredientes en la batidora y emulsionando bien hasta que nos quede una crema uniforme.

Para el mojo verde preparamos una mayonesa suave batiendo con la batidora eléctrica la yema de huevo, la sal y el aceite. Agregamos el manojo de cilantro, los dientes de ajo bien picados, el vinagre de vino, la pimienta y el comino y batimos hasta que nos quede una salsa bien integrada.


Montamos los burritos dividiendo las tortillas integrales ligeramente tostadas en cuatro partes con ayuda de una cuchilla para pizzas. 
Colocamos el relleno en el centro y doblamos. Decoramos con las salsas gaucha y mojo verde.

Tortilla de Patatas con Salsa al Whisky

En nuestros recuerdos están las tortillitas de bacalao que la tita Lola metía en salsa después de hacer una buena tanda de ellas, aprovechando a su vez el bacalao sobrante de un guiso con patatas y arroz.
Así "daba de sí" a un trozo de bacalao salado y conseguía preparar con él tres comidas distintas: el guiso, la fritura y las tortillas en salsa. El arte de elaborar cocina de aprovechamiento, que tanto sentido tiene en estos tiempos que vivimos.


Hoy os traemos una forma deliciosa y sencilla de aprovechar una tortilla de patatas sobrante y también la salsa que preparamos para nuestro Lomo de Cerdo Ibérico al Whisky ,que solemos hacer en cantidad y conservar en la nevera (lo que nos ha salvado más una vez a la hora de organizar una comida imprevista...)

Nosotras solo hemos aprovechado la salsa en esta ocasión, ya que hemos disfrutado preparando esta receta con una de las tortillas Fuentetaja de su amplia variedad, todas ellas con el sabor casero de la tortilla recién hecha en casa. Tortillas de patatas, espinacas, pizzas, ensaladas..., todos estos productos podéis encontrarlos en el catálogo que nos presenta empresa especialista en productos precocinados.


Ingredientes:
  • Una tortilla de patatas
  • Un vaso de aceite de oliva virgen (200 ml)
  • Dos cabezas de ajos 
  • El zumo de medio limón
  • Dos pastillas de caldo concentrado de carne
  • Dos cucharadas grandes de mantequilla o margarina
  • Medio vaso de vino blanco
  • Medio vaso de coñac o brandy
Elaboración:
Primero preparamos la salsa en un cazo confitando en el aceite los ajos enteros y sin pelar, es decir, los dejamos "cocer" en el aceite a fuego muy bajo hasta que estén blanditos.

Una vez estén listos los ajos, incorporamos el resto de los ingredientes: la cucharadita de mantequilla, el vino y el coñac, el limón y las dos pastillas de concentrado de carne. No ponemos sal, con las pastillas de caldo ya es suficiente.

Dejamos cocinar la salsa mientras cortamos la tortilla de la forma que más nos guste.
Ponemos la tortilla troceada en una sartén y la regamos con la salsa.
Cocinamos durante 5 minutos y lista para degustar.


Pizza de Alcachofas y Espárragos (Masa Casera)

Algunos de nuestros lectores, sobre todo los que nos conocen y saben de nuestra afición al pan y a la pizza casera, nos preguntan por qué no tenemos más recetas de pizza en el blog si las hacemos tan a menudo. La respuesta es muy sencilla: la pizza la preparamos siempre para cenar y la falta de luz natural para fotografiarla nos limita muchísimo, y sin fotografía no hay post!



Cocinando con las Chachas no es un blog de cocina experimental, aunque sí nos gusta probar lo nuevo (nuevos ingredientes, nuevas elaboraciones, ...), en esencia es un blog elaborado con las recetas que preparamos en casa, que disfrutamos con nuestra familia, con los ingredientes que podemos comprar en nuestro mercado. Quizá esta sea la razón por la que vosotros, nuestros lectores, confiáis en nosotras y ponéis las recetas de Cocinando con las Chachas en práctica. Os damos una vez más las gracias por todo ello!!


Así que si tenemos que mostrar lo que comemos en casa, aquí va otra receta de pizza casera esta vez con la masa más básica. Si recordáis con esta hicimos las minipizzas de chorizo ecológico en un práctico formato individual para evitar peleas (que si tu te quedas con el trozo más grande y para mí el más chico....), y la pizza romana, pero también preparamos una deliciosa masa de copos de avena y algunas falsas pizzas tan deliciosas como la pizza San Martín de Porres con pera y queso brie y las pizzas de hojaldre y pisto de berenjenas.

Ingredientes:

Para la masa

  • 300 gr harina de fuerza blanca de trigo
  • 200 gr de agua (un vaso)
  • 15 gr de aceite de oliva (aproximadamente una cucharada sopera)
  • 20 gr de levadura fresca de panadero 
  • Media cucharadita de sal
  • Una cucharadita de azúcar o miel


Para el relleno

  • Salsa de tomate frito casero
  • Una lata de alcachofas en conserva de buena calidad
  • Un manojo de espárragos verdes frescos
  • 200 gramos de queso Mozzarella
  • Orégano, albahaca y pimienta


Elaboración:

Preparación de la masa a mano:
En un bol grande ponemos el agua a temperatura ambiente (verano) o ligeramente tibia (invierno). Diluimos en el agua la levadura, el azúcar y el aceite de oliva. Añadimos la harina mezclada con la sal y amasamos ligeramente.
Dejamos reposar unos diez minutos la masa y volvemos a amasar, esta vez en la mesa y más concienzudamente, hasta obtener una masa lisa.
Llevamos otra vez la masa al bol y dejamos que doble su tamaño. Ya la tenemos lista para usar.

Preparación de la masa en robot amasador o panificadora:
Ponemos todos los ingredientes en el robot de cocina en el que hemos insertado el gancho amasador. Amasamos durante tres minutos. Dejamos reposar unos cinco minutos y volvemos a amasar unos minutos más hasta obtener una masa lisa. Dejamos reposar hasta que doble su tamaño y lista para usar.
En la panificadora aún más fácil: programamos la máquina en modo masa y esperamos que termine el programa. Ya tenemos la masa lista para usar.

Preparación de la pizza:
Estiramos la masa de la pizza con un poco de harina y ayuda de un rodillo, y la colocamos sobre el papel de hornear.
Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200 grados.
Mientras colocamos los ingredientes la masa hace su segunda fermentación.
Escurrimos las alcachofas del caldo del líquido de conservación y las cortamos en cuartos. Preparamos los espárragos retirando la parte más dura y partiéndolos a la mitad.
Sobre la masa ponemos la salsa de tomate frito, parte del queso, las alcachofas y los espárragos.
Terminamos con el queso de gratinar y las especias.
Llevamos al horno unos 20 minutos, primero en una posición baja, para que la masa quede crujiente, y a los cinco minutos la llevamos a una posición media para que gratine,



Diseñado por El Perro de Papel