Esta receta es un ejemplo de los platos de cocina de aprovechamiento que se han preparado en casa desde siempre dando otra oportunidad a los alimentos que quedan en la bandeja de servir. Croquetas y albóndigas del puchero, garbanzos cocidos para espinacas, pan duro para migas, pan de Calatrava, tortillas en salsa al whisky, ... Recetas que se convierten en otras desde un principio, pues se cocinan en cantidad para aprovechar después.
Los buñuelos de bacalao que preparaba la tita Lola acababan al día siguiente en una sencilla salsa que los empapaba y los hacia aún mas sabrosos.
En la receta de hoy los buñuelos nos los prepara Maheso, y nosotras los terminamos... y damos buena cuenta de ellos! Su sabor casero y la calidad de los ingredientes que utilizan en la elaboración de sus productos es la seña de identidad de Maheso y hacen a esta empresa un referente entre las marcas productoras de precocinados de calidad.


Ingredientes:
Una bolsa de buñuelos de bacalao
Dos cebollas medianas
Dos dientes de ajo
Una copa de vino blanco
Una copa de caldo de pescado
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Elaboración:
Ponemos una sarten a calentar para freír los buñuelos.
Mientras preparamos una salsa poniendo tres cucharadas de aceite en la cazuela. Sofreímos el ajo y la cebolla. Cuando cojan color añadimos el vino y dejamos evaporar. Ponemos el caldo de pescado, rectificamos de sal y ponemos los buñuelos fritos. Cocinamos unos 5 minutos y a comer.



Queso cremoso, nueces y manzanas, un trío de sabores y texturas que triunfan en platos dulces y salados. Y en estos vasitos, un postre tan fácil de preparar como rico que degustar, y además muy saludable ya que combina las propiedades nutricionales de los lácteos, la fruta y los frutos secos. ¿Se os ocurre algo mejor que tomar de postre?


Para que el sabor de nuez sea más pronunciado en este postre, aligeramos el queso cremoso con la leche vegetal de nuez Natura de Borges, que encontramos en nuestra caja Disfrutabox. Este mes y como todos los meses la caja sorpresa Disfrutabox viene repleta de productos innovadores de primeras marcas en alimentación, cuidado personal y hogar. Además nos llega directamente a casa, de forma cómoda y por un precio muy ventajoso teniendo en cuenta los productos que contiene. Toda una experiencia abrir todos los meses la caja!


Ingredientes:

Para la base:
Un rulo de galletas maría
100 gr de mantequilla
75 gr de nueces mondadas

Para la crema:
250 gr de queso cremoso
250 ml de leche vegetal de nuez
Dos hojas de gelatina neutra
90 gr de azúcar

Para la compota de manzana:
Dos manzanas
Tres cucharadas de azúcar
100 ml de agua
Una pizca de canela molida

Elaboración:

Pelamos las manzanas y les retiramos el corazón. Las cortamos en trozos muy pequeños.
En un cazo al fuego ponemos la manzana troceada, el azúcar y el agua. Cocinamos a fuego medio unos 25 minutos. Reservamos en un bol.

Fundimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos bien con las galletas y las nueces que habremos triturado conjuntamente con nuestro robot o el accesorio triturador de la batidora. Debe quedar una masa suelta. Con una tercera parte de esta masa cubriremos el fondo de los vasitos. Reservamos

Calentamos la leche vegetal al fuego y disolvemos en ella las hojas de gelatina (hidratadas y escurridas previamente) y el azúcar, con cuidado que no hierva, lo justo para que las hojas se disuelvan completamente y no queden grumos. Apartamos, y cuando pierda algo de calor incorporamos el queso crema, batiendo bien con la varilla de mano.

Montamos los vasitos alternando capas de crema, compota y galletas trituradas. Servimos bien fríos.

Si queréis disfrutar de el sabor más auténtico, tenéis que probar la carne de cerdo ibérico de la sierra de Aracena. Encuadrada entre encinas y alcornoques, la Sierra de Aracena ofrece un clima y un entorno perfecto para la crianza del cerdo ibérico, una de las joyas de la gastronomía onubense.
La carne de cerdo ibérico tiene una característica especial que la distingue de otras carnes, un infiltrado de grasa intramuscular, debido a la alimentación del animal basada principalmente en la bellota, que hace de este producto un bocado inigualable se prepare como se prepare.
Cualquier corte de cerdo ibérico es delicioso, como este secreto que preparamos como canelón relleno de gurumelos con una cremosa salsa elaborada con gurumelos (Amanita Ponderosa), seta muy apreciada en nuestra provincia, de sabor y aroma delicados e inconfundibles. El resultado.... plato de auténtico lujo!!
En Ibéricos Vázquez saben como tratar la carne del cerdo ibérico y nos ofrecen jamones, paletillas, embutidos y carnes frescas con la mejor carne ibérica. Es una gozada visitar sus tiendas y escoger entre las piezas de carne más sabrosas y exquisitas directas de matadero: solomillo, pluma, secreto, abanico, carrilleras, cinta de lomo ibérico .. Y qué os vamos a decir de los jamones 100% ibérico, de bellota, de cebo, de campo y los embutidos elaborados con las recetas tradicionales: caña de lomo de bellota, chorizo y salchichón ibérico, morcilla, morcón, jabuguitos, lomito ibérico ... Inigualables!
Ingredientes:

Un tarro de gurumelos al ajillo
Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Dos cucharaditas de harina
Taza y media de leche entera
Sal y pimienta negra

Preparación:

En una olla mediana a fuego medio, sofreímos la harina en el aceite de oliva removiendo bien con un batidor.
Agregamos la leche poco a poco sin dejar de remover para evitar los grumos. Cocinamos hasta que empiece a espesar y salpimentamos.
Picamos los gurumelos reservando algunos enteros para rellenar, retiramos el exceso de aceite y los sofreímos ligeramente. Vertemos la salsa que hemos preparado sobre los gurumelos y cocinamos un poquito más.
Pasamos la salsa por un triturador o un chino de forma que quede fina pero no en exceso. Reservamos.
Cocinamos el secreto ibérico cortado en filete fino en una parrilla a fuego muy fuerte, la grasa debe quedar dorada. Justo al retirar del fuego damos forma al canelón con ayuda de un palillo y rellenamos con los gurumelos reservados.
Servimos el canelón caliente sobre la salsa.

La salsa de champiñones y cebolla es una receta comodín pues acompaña muchísimos platos. Nosotras solemos prepararla así, con gran cantidad de champiñón y nos sirve tanto de salsa como de guarnición, para terminar mojando pan pues es de nuestro recetario de cocina de diario.
Los rotí de pollo los hemos comprado ya elaborados, es una cosa a la que no estamos muy acostumbradas pero estos ya los habíamos probado antes y son muy jugosos, preparados con pechuga de pollo, nos ahorramos por una vez un poquito de tiempo. Pero en nuestro recetario tenemos alguna que otra receta que podemos acompañar con esta salsa como el Pastel de carne sin huevo

Para que esta salsa nos quede bien sabrosa le ponemos una pastilla Dúo de Avecrem para guisos de carne y la verdad es que aporta un sabor muy agradable a laurel, romero y vino, a guiso casero. Encontramos esta novedad en nuestra caja de productos sorpresa Degustabox que este mes estaba extraordinaria, llena de productos novedosos de las primeras marcas, la hemos disfrutado mucho.

Ingredientes:

Dos rotí de pollo
400 gr de champiñones
Dos cebollas
Una pastilla de Avecrem Dúo guisos de carne
Una copa de brandy
Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Una cucharada de manteca de cerdo
Agua
Sal
Pimienta

Elaboración:

En una rustidera para horno ponemos el aceite de oliva y la manteca de cerdo. Untamos bien en  la rustidera los rotí de pollo con las grasas que hemos puesto. Laminamos los champiñones y cortamos las cebollas en juliana y las agregamos a la rustidera. Salpimentamos, regamos con el brandy y llevamos al horno con calor arriba y abajo.
El pollo debe dorarse por toda la superficie así que vamos girando los rotí y añadiendo agua en la que hemos disuelto una pastilla de caldo cuando veamos que se queda sin líquido. Los rotí están hechos y dorados en media hora aproximadamente con el horno a 190º con calor arriba y abajo.
Los rotí los compramos ya elaborados, envueltos en una malla para que mantengan su forma durante el horneado. Para servir retiramos la malla y acompañamos con la salsa de champiñones y cebollas.
 Pero qué buena esta tarta de hojaldre con espárragos, sabroso bacon y queso enmental gratinado, y qué fácil de hacer! La cortamos en porciones, la servimos bien caliente y nuestros comensales la comen crujiente y cremosa. Además con una receta como ésta podemos disfrutar de todos las propiedades de los espárragos: Ricos en fibras, vitaminas A y K, potasio, ayudan a evitar la retención de líquidos y previenen infecciones del tracto urinario y cálculos renales, mantienen la piel saludable, ... y están buenísimos.
Nosotras preparamos muchas recetas con espárragos que puedes encontrar en nuestro recetario de verduras y legumbres como los Espárragos a la plancha con mayonesa de mostaza, los Espárragos con huevos esparragados o Huevos a la Flamenca con Gurumelos y Espárragos. Y es que con una materia prima de calidad el resultado siempre es un éxito.
Esta receta queda deliciosa con los  Espárragos Trigueros de Huétor Tájar, indicación geográfica protegida, unos espárragos de calidad certificada que quedan riquísimos de sabor y textura en cualquier preparación.
Además consumiendo estos espárragos trigueros disfrutamos de los beneficios de una dieta equilibrada y además nos aprovechamos de su acción antioxidante (flavonoides), anticancerígena, hemolítica y antiinlfamatoria así como de su riqueza en vitaminas y minerales.

Ingredientes:

Un manojo de espárragos
Una lámina de pasta de hojaldre
100 gr de queso enmental
100 gr de bacon picado
Un huevo
Una cucharada de aceite de oliva
Ralladura de medio limón
Una cucharada de menta fresca
Sal gruesa y pimienta

Elaboración:

Precalentamos el horno a 190º
En un cuenco marinamos los espárragos con aceite de oliva, ralladura de limón, sal y pimienta. Reservamos.
Desenrollamos la lámina de pasta de hojaldre. Con un cuchillo de cocina de marcar una línea alrededor del perímetro, aproximadamente a un centímetro del borde. Con un tenedor, pinchamos toda la masa de dentro del borde, por lo que esta parte no subirá durante la cocción, mientras que el borde se hinchará.
Espolvoreamos el queso sobre el hojaldre sin llegar al borde y el bacon. Cubrimos con los espárragos marinados. Con ayuda de una brocha de pastelería pintamos de huevo batido todo el borde.
Horneamos durante 20-22 minutos, hasta que esté dorado. Servimos caliente.
El café de Lieja es un afamado postre francés que se prepara con café, helado de café y crema de chantilly y en algunas recetas se añade cacao o chocolate. Aquí lo preparamos como una crema con la que elaborar deliciosos vasitos perfectos para dejar preparados y tomar de postre.
Preparamos estos ricos vasitos con el nuevo café soluble Nescafé Azera que encontramos en nuestra caja Disfrutabox que llega puntual repleta de todo lo que nos gusta. Y es que dejarse sorprender todos los meses es muy fácil con las cajas sorpresa Disfrutabox con productos de belleza y cuidado personal, hogar y alimentación. En realidad son tres cajas en una! Y siempre todos productos de primeras marcas. Deseando ya que llegue la próxima!


Ingredientes:

185 gr de leche condensada
75 gr de chocolate para fundir
Tres cucharadas de café soluble
Tres yemas de huevo
Una cucharada de harina de maíz
100 ml de nata para montar
Una cucharada de azúcar glass
Unas gotas de extracto de vainilla
Cacao en polvo para decorar

Elaboración:

Disolvemos la leche condensada en 400 ml de agua y la ponemos a calentar en un cazo con el café soluble y el chocolate cortado en trocitos o rallado. Calentamos a fuego suave, sin dejar de remover, hasta que el chocolate se disuelva.
Vertemos la mezcla sobre las yemas batidas a las que hemos agregado la harina de maíz disuelta en un poco de agua fría.
Cocemos la mezcla al baño María hasta que espese.
Repartimos en vasitos y dejamos enfriar en la nevera
Rellenamos una vez fríos los vasitos con la nata que habremos montado con el azúcar y una gotas de extracto de vainilla . Decoramos con cacao en polvo.
Un blog en el que encontrar recetas sencillas y también más elaboradas, originales, sabrosas, con azúcar y sin azúcar, panes, compotas y mermeladas, bizcochos originales, recetas de aprovechamiento... así es Thermofan, un blog en el que mirarse y aprender de su administradora que imprime carácter y encanto a todo lo que comparte. Estos días está de aniversario y nosotras aunque justas de tiempo no queremos faltar a la cita.
La propuesta era escoger una de sus recetas, y eso ha sido quizá lo más difícil. Thermofan tiene un amplio recetario y escoger entre tanta ricura.... Así que al final hemos seleccionado una de las recetas que preparamos a menudo y nos gusta mucho: Coca de chocolate y mandarina
Esperamos que te guste, Marisa, la preparamos con todo el cariño para darte la enhorabuena por estos seis años compartiendo recetas. Felicidades!

Ingredientes:

250 gr de leche
150 gr de chocolate para postres
280 gr de azúcar
Tres huevos grandes
150 gr de aceite de oliva virgen extra
150 gr de zumo de mandarina
400 gr de harina repostería de fuerza
Un sobre levadura de repostería
Mandarinas en gajos para decorar

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180º

En primer lugar tamizamos la harina junto a la levadura de repostería (Marisa pone tres sobres de gasificantes, pero aquí no lo encontramos). Reservamos.
En un cuenco mezclamos la leche con el chocolate troceado y lo calentamos en el microondas a baja ponencia hasta que se funda el chocolate (revisando cada medio minuto).
Batimos los huevos con el azúcar con la batidora de varillas hasta que blanqueen y doblen su volumen. Incorporamos la leche con el chocolate ya derretido que habremos templado un poco, el aceite y el zumo de mandarina. Seguimos batiendo.
Incorporamos la harina ya tamizada con la levadura a cucharadas batiendo para que no queden grumos.

Con estas cantidades salen dos bizcochos medianos que podemos preparar en latas tipo coca como lo hace Marisa o en un molde rectangular como hemos hecho nosotras.
Preparamos los moldes encamisándolos o forrándolos con papel de hornear y vertemos sobre ellos la masa. Al horno a 180º tardan en hacerse una media hora.
Desmoldamos después de enfriar y cortamos en porciones que decoramos con gajos de mandarina.

El nombre original de la receta que nos ha inspirado es Chen pi niu rou y es uno de los platos más conocidos de la cocina de Sichuan. Es un plato muy picante pero nosotras lo hemos adaptado a nuestro gusto (y nuestro aguante en cuanto al picante que es muy pequeño) y endulzado con unos pimientos rojos y verdes. Acompañado con arroz basmati integral, este plato además de delicioso es muy saludable, no dejéis de probarlo.



Los ingredientes que nos hacen falta en esta receta podemos comprarlos cómodamente desde nuestra casa en la web de Organizados: productos frescos de primera calidad y directamente a la puerta de casa. Carne, pescados, verduras, charcutería, productos de despensa, elaborados, ecológicos, ... no falta nada su surtido. Además en Organizados puedes comprar con el 40% de descuento y con un plazo de entrega de 24h. Todo son ventajas!

Ingredientes:
600 gr de morcillo de ternera cortado en lonchas pequeñas
Tres naranjas
Una cebolla fresca
Un pimiento rojo
Tres pimientos verdes
Una cucharada de harina fina de maíz
Dos cucharadas de salsa de soja
Dos cucharadas de vino de arroz
Tres guindillas de cayena secas
Jengibre rallado
Pimienta de Sichuán
Sésamo
Un diente de ajo muy picado
Aceite de sésamo
Arroz basmati intengral para acompañar

Elaboración:
Ponemos en remojo el arroz integral durante una hora aproximadamente para que empiece a reblandecerse y suelte el almidón.
Meclamos la soja con el vino de arroz y la harina en un bol. Marinamos la carne de ternera en esta mezcla.
Cocinamos el arroz basmati hasta que esté en su punto removiendo de vez en cuando, necesitaremos unos 35 minutos,
En un bol con dos cucharadas de aceite de sésamo sofreímos los pimientos cortados a tiras con la cebolla fresca. Añadimos el ajo machacado y el jengibre rallado. Damos unas vueltas e incorporamos la carne marinada con su jugo. Cocinamos unos minutos, añadimos las naranjas cortadas en gajos a lo vivo y espolvoreamos con ralladura de naranja al gusto. Servimos enseguida, sobre el arroz basmati.
A lo largo de la semana comemos al menos un día crema de verduras para cenar: de Verduras de la huerta, Crema de Calabaza con Queso cremoso y Semillas de chíaCrema de Zanahoria, Jengibre y Comino. Receta VeganaCrema de Remolacha con Mousse de Queso Fresco o la tradicional Crema de calabacín, patata y queso. Todas riquísimas, fáciles de hacer y supersaludables.
Huertos de Soria nos preparan cestas de frutas y verduras ecológicas con las que podemos preparar recetas como estas. Y nos las llevan a casa sin coste alguno, así disfrutamos cómodamente de alimentos saludables de la forma más cómoda. También podemos escoger frutas y verduras a granel y productos envasados como harinas, legumbres, lácteos, conservas, ...
Con esta receta participamos en el concurso "La receta más ecológica"
Ingredientes:

Medio kilo de acelgas ecológicas
Tres patatas medianas ecológica
Una cebolla roja ecológica
Una sanahoria ecológica
Tres cucharadas de aceite virgen extra
Un diente de ajo
50 gr de mojama de atún
Semillas de sésamo
Sal

Elaboración:

Lavamos bien todas las verduras y las troceamos. Calentamos tres cucharadas de aceite en una cazuela  y rehogamos a fuego lento la cebolla y el diente de ajo picados durante unos 10 minutos.
Añadimos las hojas de las acelgas picadas y las patatas y las sanahorias cortadas en cuadrados pequeños y rehogamos durante 5 minutos más.
Sazonamos con un poquito de sal.
Rehogamos todo durante 5 minutos y añadimos el agua.
Llevamos a ebullición y bajamos el fuego. Cocinamos unos 15 minutos.
Trituramos hasta obtener la textura de una crema fina.
Aparte cocinamos las pencas de acelga durante unos 15 minutos en agua hirviendo bien peladas y desprovistas de todas las hebras que pudieran tener. Las escurrimos, las refrescamos y las cortamos en daditos y también cortamos en daditos pequeños la mojama.
Servimos la crema bien caliente acompañada de los taquitos de penca, de mojama y espolvoreamos con semillas de sésamo.