Pan de aceite de oliva virgen, naranja y miel de romero

lunes, 27 de octubre de 2014 18 comentarios en este post




Si preguntáis por la receta de un pan básico la respuesta es muy sencilla: medio kilo de harina de fuerza, trescientos mililitros de agua, un sobre de levadura de panadero y una cucharadita colmada de sal. Con estos ingredientes, un poquito de tiempo de amasado y paciencia en la fermentación, tras el horneado sale un pan más que decente.

Y tras la primera buena experiencia ... nos pica el gusanillo y buscamos nuevas recetas de panes elaborados con distintas harinas (de trigo, de maíz, espelta,...) integrales, panes enriquecidos y aromatizados (con leche, huevos, mantequilla, aceite, hierbas y especias) y con distintas formas, en hogazas, pan de molde, panes finos y crujientes, pan con masa madre.... Así hacer pan en casa se convierte en todo un hobby del que disfrutamos hasta la última miga.

Nosotras en esta ocasión hemos experimentado con un pan enriquecido con leche, aceite de oliva virgen extra y huevo y endulzado con miel de romero y ralladura de naranja. Para una fermentación lenta que llena el pan de sabor y lo confiere de una textura extraordinaria, tanto a la miga como a la corteza, hemos utilizado una esponja (masa previa que fermenta y después se añade a la masa de pan) y una harina de gran fuerza.

Ingredientes:

Para la esponja
75 g de harina de gran fuerza 
45 ml de agua
1 g de levadura seca de panadero (o 4 g de levadura fresca)
Para la masa de pan
115 g de esponja
315 g de harina de gran fuerza
150 ml de leche
Un huevo
20 g de aceite de oliva
9 g de sal
20 g de miel de romero
La ralladura de  una naranja
3 g de levadura seca de panadero (o 10 g de levadura fresca)

Elaboración:
En primer lugar preparamos la esponja mezclando todos los ingredientes y amasando hasta que quede una masa lisa. Le damos forma de bola y la dejamos reposar hasta que doble su volumen inicial. Con la poca cantidad de levadura que lleva tardará mucho en fermentar, si no disponemos de tanto tiempo podemos poner un poquito más de levadura en la esponja y acortaremos sensiblemente el tiempo de reposo de la esponja.
Después mezclamos todos los ingredientes del pan, incluida la esponja que ya ha doblado volumen, mezclando primero los ingredientes líquidos y después los sólidos. Amasamos hasta que nos quede una masa fina y elástica, ya sea en panificadora, robot de cocina o a mano. Dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Tras la primera fermentación, dividimos la masa según el tamaño del molde que vayamos a utilizar teniendo en cuenta que al fermentar doblará su volumen y en el horneado subirá aún más.
Nosotras hemos boleado tres porciones que hemos colocado dentro del molde para que al fermentar y hornear quede la forma que vemos en las fotografías. Dejamos fermentar la masa de nuevo  hasta que  vuelva a doblar su volumen.
Después de la fermentación llevamos el pan al horno que deberá estar a 220º con calor arriba y abajo. Pasados cinco minutos bajamos la temperatura del horno a 200º y lo seguimos horneando veinte minutos más, con cuidado de que no se nos tueste demasiado (ponemos papel de aluminio sobre la superficie cuando esté lo suficientemente tostada).
Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

18 comentarios

  1. Que perfección de pan :) me encanta! las rebanadas no pueden ser más estupendas. Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. Me ha dejado enamorada, ese formado y esos sabores me parecen todo un lujo.
    Además las harinas confirmo lo excelentes que son.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas tostadas da ese pan. Os quedó de maravilla, dan ganas de coger una buena rebanada. Besiños.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué rico se ve! me muero por la mezcla de sabores y los olores que debe desprender al tostar una rebanada... un pan para empezar el día con energía y alegría.
    un 10!
    besos
    Lxx

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla de pan, me llevo la receta ya mismo porque desayuno todos los días dos tostadas. Solo una duda, ¿la miel puede ser normal? Es que no tengo de romero.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que puede ser miel normal. Muchas gracias por el comentario y si te apetece nos avisas cuando lo hagas. Besitos panarras.

      Eliminar
  6. Tiene una pinta deliciosa, la verdad es que entra solo!
    Besos mil

    ResponderEliminar
  7. Os ha quedado maravilloso!! pero que pinta tiene, este para mi para desayunar seria ideal con una buena mermelada casera seria un éxito en mi casa...Bess

    ResponderEliminar
  8. Mia queidas amigas, para hacer un pan de esta categoria hay que tener unas manos de buenas panaderas y eso es lo que le ha pasado a este rico pan, que ademas de llevar esos ricos ingredientes con esas ricas aromas, lo han hecho unas manos privilegiadas, lo digo de corazon. Mil besicos

    ResponderEliminar
  9. Adoro fazer pão , este ficou tão lindo e imagino que uma delicia
    Gostei muito
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  10. Impresionante ese pan, con lo que a mí me gustan las masas me lo comería sin ningún acompañamiento, simplemente por el hecho de disfrutar del pan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Solo leer los ingredientes de este pan ya se me hace la boca agua, original y delicioso. Bss.

    ResponderEliminar
  12. Muy original y de bonita forma. El sabor tiene que ser delicioso. Me llevo una rebanada
    Id pensando en uno BBSS.
    BESETS

    ResponderEliminar
  13. muy buen pan, bonito y sobretodo una miga genial. Yo no tengo miel de romero, pero con cualquier miel seguro que quedan genial

    ResponderEliminar
  14. ¿No me podréis vender un poquito?,je,je.

    ResponderEliminar
  15. Queda precioso con las tres bolas y vaya corte muy esponjoso.
    Besicos sorianos♡

    ResponderEliminar
  16. La combinación es genial y muy nutritiva, no hay nada mejor para empezar bien el día que este desayuno, te llena de energía para el resto del día

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.