Bollitos de leche

viernes, 2 de marzo de 2012 8 comentarios en este post

Los bollitos de leche son un clásico de la bollería que se empezaron a servir como desayuno y merienda en las cafeterías madrileñas de finales del siglo XIX. Deben su otro nombre, suizo, al éxito que tuvieron estos bollos en un céntrico establecimiento madrileño el Café Suizo. Se elaboran a partir de una masa brioche, endulzada con agua de azahar normalmente, y se cubren con una capa de azúcar que cristaliza en el horno dando al bollo de leche un toque crujiente que contrasta con la ternura de la miga.


Preparados en casa  con esta receta se convierten en una opción muy sana para alternar con tostadas y bocadillos en el desayuno y merienda, ya que lleva muy poco huevo y la grasa utilizada es aceite de oliva suave o girasol en vez de mantequilla. Así hasta las personas que deben controlar el colesterol pueden disfrutar de estos ricos bollitos sin remordimientos de conciencia.


Ingredientes:

200 gr. de leche 
50 gr. de aceite de girasol o de oliva suave. 
1 huevo 
40 gr. de azúcar y 40 gr. de miel 
20 gr. levadura de panadero prensada 
450 gr. de harina de fuerza
Una cucharadita de agua de azahar 
Una pizca de sal y una cucharadita de lecticina de soja 
Azúcar para bañarlos

Elaboración:

En primer lugar se ponen el la panificadora los elementos líquidos: la leche, el aceite, el agua de azahar, la yema del huevo batida con el azúcar y la miel (la clara del huevo la reservaremos para bañarlos al final).
Después añadimos la harina con la levadura desmenuzada y la pizca de sal. Es opcional añadir una cucharadita de lecitina de soja, con la que salen más esponjosos.
Programamos la panificadora con la opción masa (en la que solo se amasa y se fermenta la masa).
Una vez terminado este paso, sacamos la masa de la máquina, formamos los bollos y los dejamos subir en una placa de horno sobre un papel de hornear. 
Cuando que doblen su volumen hacemos el corte a los bollitos con una cuchilla o un cuchillo bien afilado.
Aparte, en un bol batimos la clara y la mezclamos con el azúcar necesaria para que haga una papilla. Pintamos los bollitos con esta mezcla.
Horneamos durante 10 minutos en el horno con la función arriba y abajo con aire a 200 grados. 
Y están listos par comer.

8 comentarios

  1. Se ven deliciosos. Estaba pensando en comprar una panificadora, pero qué mas cosas se pueden hacer con ella? es fácil hacer pan??
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Con la nuestra puedes hacer cualquier tipo de masa fermentada: pan, bollos, brioches, masa de pizza y también pasteles y mermelada.
    Puedes hornearlas en la panificadora o sacarla, darle forma y hornear en el horno.
    Es fácil, solo tienes que añadir los ingredientes y seleccionar el programa. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tienen una pinta deliciosa! Desde luego las panificadoras son un invento genial!

    ResponderEliminar
  4. Se ven ricos, ricos.
    Estoy yo detrás de una "pani". A ver cuando cae.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola! Aqui estoy!! Me alegro de que te hayas pasado por mi blog.
    Estos bollitos tienen una pinta muy buena yo tengo una receta para elaborarles a mano o en th. no tengo panificadora pero pienso que tambien se podran elaborar en la th. no??
    laura
    cocinando hacia los picos

    ResponderEliminar
  6. Riquísimos tus bollitos de leche. Me quedo en tu cocina que huele a recetas deliciosas.

    ResponderEliminar
  7. Qué pintaza, chicas. Siempre digo que tengo que hacerlos y lo mismo me animo ahora que he visto vuestra receta. A mí me gustan mucho para merendar, blanditos y dulces. Unmmm. Un beso!

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.