Tarta Mousse Tres Chocolates

Hoy más que una receta os traemos una propuesta para convertir una tarta tres chocolates en una preciosidad. La clave está en la decoración que preparamos con chocolate fundido y una variedad de delicias de chocolate blanco, chocolate con leche y chocolate negro.
Los chorretes de chocolate se prepara con una ganache de chocolate negro (mezcla de nata y chocolate a partes iguales) que ponemos en una manga pastelera con una boquilla fina. Con un poco de pulso vamos bordeando la superficie de la tarta que debe estar bien fría para que el chocolate fundido vaya dejando formas de gotas.
Escogemos los dulces de chocolate que más nos gustan para decorar la superficie de la tarta: porciones de chocolate, galletas, cubitos, grageas, galletas, ... será fácil encontrar un buen surtido de ellos si somos amantes del chocolate.
Así de linda queda una tarta que hemos hecho a partir de un preparado de Tarta 3 chocolates de Dr. Oetker, que tiene textura mousse, sabrosa y ligera. La encontramos en nuestra caja Degustabox de Octubre y fue verla y ponerlos manos a la obra. Nuestra caja Degustabox siempre nos llega llena de inspiración con los productos más innovadores del mercado y de primeras marcas. Ya estamos deseando que llegue la próxima!
Degusta Box
Octubre 2019
Ingredientes:
Un paquete de preparado para tarta tres chocolates
Medio litro de leche
30 gr de mantequilla fundida

Para el chocolate fundido:
100 gr de chocolate negro fundido
100 gr de nata

Decoración:
Galletas de chocolate
Porciones de chocolate con leche
Porciones de chocolate con almendras
Caramelos de chocolate
Palomitas de caramelo
Cubitos de chocolate almendrado negros y blancos
Grageas de chocolate

Elaboración:
Preparamos la tarta de chocolate segun las indicaciones del fabricante. Para la base de galletas solo tenemos que mezclar las galletas trituradas que vienen en el paquete con la mantequilla fundida y forrar el fondo de un molde (también trae un molde el preparado, pero nosotras hemos optado por un molde de silicona de menor diámetro para que la tarta nos quede más alta). Para el relleno tenemos que batir con la batidora de varillas la leche con los preparados de chocolate blanco y negro, siguiendo el orden: primero 250 ml con el chocolate blanco, vertemos sobre la base de galletas reservando un tercio, y después batiendo los otros 250 ml con el chocolate negro, reservando otro tercio. Mezclamos el tercio de blanco y el tercio de negro para poner la capa de chocolate con leche y por último vertemos la crema de chocolate negro.
Dejamos reposar en la nevera durante dos horas.
Una vez que la tarta haya enfriado bien, la desmoldamos y empezamos con la decoración, que no puede ser más sencilla: preparamos una ganache de chocolate calentando la nata hasta el punto antes de hervir y la vertemos sobre el chocolate que habremos cortado en trozos. Ahora solo tenemos que remover hasta que queden los dos ingredientes bien integrados.
Rellenamos una manga pastelera sin boquilla  con el chocolate fundido y cortamos la punta con una muesca muy pequeña (o bien poniendo una boquilla muy fina). Vamos bordeando la tarta para que vayan cayendo los chorretes de chocolate y por último vertemos el chocolate sobrante por la superficie.
Antes de que enfríe ponemos los dulces de decoración disponiéndolos como más nos guste de modo que quede una tarta visualmente atractiva.

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR