Minipastel de Queso y Dulce de Membrillo Superfácil

jueves, 8 de noviembre de 2018 0 comentarios en este post

Este minipastel de queso está inspirado en una de las tostadas que más nos gustan, de queso crema y membrillo. Desde que hacemos dulce de membrillo en casa son muchas las mañanas que las tomamos para desayunar acompañando nuestro café con leche, siempre sobre una rebanada de pan de brioche que también preparamos en casa en nuestra panificadora (la receta de Brioche en panificadora la tenemos en el recetario de Panes y Pizzas de nuestro blog.
El dulce de membrillo es una conserva de otoño que no puede faltar en nuestra cocina cuando los membrillos están de temporada. Su sabor fragante e intenso es ideal para acompañar quesos, frutos secos y para servir en tostadas. En este post el dulce de membrillo se queda con textura de crema pero con la misma receta alargando la cocción (hasta que la cuchara con la que removemos logre quedarse de pie ella sola por el espesor de la crema) conseguiremos un dulce de membrillo solidificado para partir con cuchillo como el que normalmente encontramos en los comercios (pero mil veces más rico).
 Nuestro delicado y supersencillo pastel lo hemos servido en una elegante fuente que compramos en la Tienda Outlet Online de menaje del hogar, vajilla y cocina de OhGar en la que siempre encontramos lo que buscamos a los mejores precios. Las últimas novedades para que tu mesa luzca preciosa y tus platos tengan la mejor de las presentaciones en OhGar
Tienda Outlet Online de Menaje del Hogar, Vajilla y Cocina
Ingredientes:

Una rebanada de brioche
100 gramos de queso crema
Una cucharada de leche condensada
Dos cucharadas de crema de dulce de membrillo

Para el dulce de membrillo:
Un kg de membrillos
800 gr de azúcar

Elaboración:

En primer lugar preparamos la crema de dulce de membrillo empezando por cocer los membrillos en la olla a presión sin pelar unos diez minutos.
Pasado este tiempo los dejamos enfriar lo justo para que nos permita pelarlos y retirarles el corazón. En una olla grande mezclamos el azúcar con los membrillos y llevamos al fuego. Esperamos a que el azúcar se disuelva por completo a fuego medio y pasamos la batidora para que la crema nos quede más fina. Debemos remover la crema todo el proceso hasta que empiece a tomar un color más oscuro y empiece a despegarse del fondo de la olla, unos 20 minutos aproximadamente. Vertemos la crema en tarros de cristal y dejamos que se enfríe.

Preparamos la crema de queso simplemente batiendo con unas varillas el queso crema con la leche condensada. Reservamos en frío.

Montamos el pastel cortando un círculo de brioche con ayuda de aro de emplatar. Ponemos una capa generosa de crema de queso y cubrimos con la crema de dulce de membrillo.

0 comentarios

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.