Tarta Kit Kat de Chocolate Blanco

miércoles, 23 de noviembre de 2016 2 comentarios en este post

Teníamos ganas de hacerla, y aunque la decoración repostera no es nuestro fuerte, aquí tenéis la archifamosa tarta Kit Kat. De chocolate blanco y con un delicioso buttercream de chocolate blanco también, esta tarta es muy muy rica y cremosa.
La inspiración, como tantas otras veces, viene de la mano de nuestra caja Degustabox, repleta de productos innovadores y que este mes nos traía una muestra de de las riquísimas chocolatinas Kit Kat en su versión chocolate blanco. Como siempre, todo un placer dejarnos sorprender cada mes con nuestra caja Degustabox.
Ingredientes:

Para el bizcocho:
Tres huevos 
250 gr de harina de trigo 
180 gr de azúcar 
Un yogur natural 
100 ml de aceite de girasol 
Un sobre de levadura Royal 
Un pellizco de sal 

Para la buttercream de chocolate blanco:

250 gr de mantequilla sin sal
250 gr de azúcar glass
100 gr de chocolate blanco
Una cucharadita de extracto de vainilla
Una cucharada de leche 

Para la decoración:
Kit kat de chocolate blanco
Grageas de chocolate de colores

Elaboración:

Empezamos el pastel elaborando la buttercream de chocolate blanco. La mantequilla no debe estar demasiado fría así que la sacamos de la nevera un cuarto de hora antes de empezar a prepararla.

Derretimos el chocolate blanco en el microondas (siempre en intervalos de 30 segundos y removiendo cada vez). Esperamos que temple. 
En el bol de nuestro robot mezclamos la mantequilla con el azúcar glass la vainilla y la cucharada de leche. Empezamos a batir a velocidad baja durante un minuto y después batimos otros dos minutos más a velocidad media. Añadimos en ese momento el chocolate ya templado y seguimos batiendo de tres a cuatro minutos, hasta conseguir la consistencia que queremos. Lo llevamos a una manga y reservamos en la nevera.


Precalentamos el horno a 180º.
Con ayuda de la batidora de varillas batimos los huevos con el azúcar y el pellizco de sal. Incorporamos el yogur y el aceite y seguimos batiendo.
Por último, ponemos la harina tamizada con la levadura y batimos bien para que no queden grumos. Vertemos la masa y horneamos durante 30 minutos.
Pasado este tiempo pinchamos para comprobar que no nos quedó crudo, y sacamos del horno.

Esperamos a que el molde se temple un poco y desmoldamos con mucho cuidado.

Cuando el bizcocho esté completamente frío, lo cortamos por la mitad y rellenamos con el buttercream. Montamos el bizcocho de nuevo y cubrimos con una capa de buttercream con ayuda de una espátula.
Decoramos la tarta rodeando el bizcocho con kit kat y cubriendo la parte superior con grageas de chocolate de distintos colores al tono.

2 comentarios

  1. Qué bonita queda esta tarta con estos colores tan de niña!
    Me encanta!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. es una tarta preciosa, vuestra inspiración siempre es de lo más acertada!!!

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.