Pizza de Alcachofas y Espárragos (Masa Casera)

lunes, 10 de agosto de 2015 12 comentarios en este post

Algunos de nuestros lectores, sobre todo los que nos conocen y saben de nuestra afición al pan y a la pizza casera, nos preguntan por qué no tenemos más recetas de pizza en el blog si las hacemos tan a menudo. La respuesta es muy sencilla: la pizza la preparamos siempre para cenar y la falta de luz natural para fotografiarla nos limita muchísimo, y sin fotografía no hay post!
Cocinando con las Chachas no es un blog de cocina experimental, aunque sí nos gusta probar lo nuevo (nuevos ingredientes, nuevas elaboraciones, ...), en esencia es un blog elaborado con las recetas que preparamos en casa, que disfrutamos con nuestra familia, con los ingredientes que podemos comprar en nuestro mercado. Quizá esta sea la razón por la que vosotros, nuestros lectores, confiáis en nosotras y ponéis las recetas de Cocinando con las Chachas en práctica. Os damos una vez más las gracias por todo ello!!
Así que si tenemos que mostrar lo que comemos en casa, aquí va otra receta de pizza casera esta vez con la masa más básica. Si recordáis con esta hicimos las minipizzas de chorizo ecológico en un práctico formato individual para evitar peleas (que si tu te quedas con el trozo más grande y para mí el más chico....), y la pizza romana, pero también preparamos una deliciosa masa de copos de avena y algunas falsas pizzas tan deliciosas como la pizza San Martín de Porres con pera y queso brie y las pizzas de hojaldre y pisto de berenjenas.

Ingredientes:

Para la masa
300 gr harina de fuerza blanca de trigo
200 gr de agua (un vaso)
15 gr de aceite de oliva (aproximadamente una cucharada sopera)
20 gr de levadura fresca de panadero 
Media cucharadita de sal
Una cucharadita de azúcar o miel


Para el relleno

Salsa de tomate frito casero
Una lata de alcachofas en conserva de buena calidad
Un manojo de espárragos verdes frescos
200 gramos de queso Mozzarella
Orégano, albahaca y pimienta

Elaboración:


Preparación de la masa a mano:

En un bol grande ponemos el agua a temperatura ambiente (verano) o ligeramente tibia (invierno). Diluimos en el agua la levadura, el azúcar y el aceite de oliva. Añadimos la harina mezclada con la sal y amasamos ligeramente.
Dejamos reposar unos diez minutos la masa y volvemos a amasar, esta vez en la mesa y más concienzudamente, hasta obtener una masa lisa.
Llevamos otra vez la masa al bol y dejamos que doble su tamaño. Ya la tenemos lista para usar.

Preparación de la masa en robot amasador o panificadora:
Ponemos todos los ingredientes en el robot de cocina en el que hemos insertado el gancho amasador. Amasamos durante tres minutos. Dejamos reposar unos cinco minutos y volvemos a amasar unos minutos más hasta obtener una masa lisa. Dejamos reposar hasta que doble su tamaño y lista para usar.
En la panificadora aún más fácil: programamos la máquina en modo masa y esperamos que termine el programa. Ya tenemos la masa lista para usar.

Preparación de la pizza:
Estiramos la masa de la pizza con un poco de harina y ayuda de un rodillo, y la colocamos sobre el papel de hornear.
Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200 grados.
Mientras colocamos los ingredientes la masa hace su segunda fermentación.
Escurrimos las alcachofas del caldo del líquido de conservación y las cortamos en cuartos. Preparamos los espárragos retirando la parte más dura y partiéndolos a la mitad.
Sobre la masa ponemos la salsa de tomate frito, parte del queso, las alcachofas y los espárragos.
Terminamos con el queso de gratinar y las especias.
Llevamos al horno unos 20 minutos, primero en una posición baja, para que la masa quede crujiente, y a los cinco minutos la llevamos a una posición media para que gratine.


12 comentarios

  1. que maravilla, menuda pintaza tiene la pizza!!

    ResponderEliminar
  2. Impresionante pizza es una maravilla! Ahora mismo que comía mas de media, te ha quedado estupenda, nosotros también tenemos costumbre de cenarla de noche

    Un abrazo y tener una preciosa semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES que además para prepararla, que fermente la masa.... pera almorzar es mucho correr....
      Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Una pizza con masa casera es una SEÑORA PIZZA, y para muestra un botón :) Decir que os ha quedado estupenda es poco, tiene un aspecto fenómeno y además resulta muy sana y equilibrada, con tanta verdura, me encanta.
    Gracias a vosotras por el día a día del blog, enseñáis mucho y eso es de agradecer, por supuesto.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Debora por visitarnos! Un beso

      Eliminar
  4. Hola chicas, coincido totalmente con vosotras. Mi blog ya sabéis que también se nutre de lo que se come en casa o cuando regalo algo a amigos. También tengo pocas recetas de pizza y es por lo mismo, porque se hacen para la cena. La vuestra de hoy, me gusta muchísimo. Abre el apetito incluso a estas horas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que "sacrificarse"y preparar alguna que otra también para el almuerzo... jajaja.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Si la masa es casera, lo que le po gas encima va a estar rico seguro! Qué hambre!

    ResponderEliminar
  6. Sólo de pensar que es una pizza casera y viendo el resultado final en las fotos la boca se me hace agua...

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier!! No te podemos decir que te guardamos un trocito porque .... obviamente.... se nos acabó enseguida!!

      Eliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.