Helado de Mantecados Artesanos de Almendra

jueves, 4 de diciembre de 2014 5 comentarios en este post


En la cena de Navidad nos gusta sorprender con algo original pero que tenga todo el sabor tradicional de estas fiestas. Por eso, algunas de nuestras recetas navideñas las hacemos con los postres típicos de estas fechas: turrón, mantecados, chocolate especiado, ... Así nadie renuncia a tomar su mantecado o trocito de turrón en los postres pero de forma diferente.


Este año os proponemos este helado de mantecados artesanos de almendra que seguro que sorprenderá muy gratamente a todos. Lo hemos elaborado con mantecados caseros aprovechando el inconfundible sabor a canela y ajonjolí de estos ricos dulces y con mantecados de almendra que lleva grandes trozos de almendra y aportan a nuestro helado un toque crujiente de fruto seco delicioso.

Ingredientes:

250 ml de nata para montar
250 ml de leche
150 g de azúcar
Tres yemas de huevo
Una rama de canela
Dos mantecados de almendra 
Dos mantecados caseros 
Ajonjolí
Una pizca de sal
Elaboración:

En un cazo mezclamos la nata, 100 ml leche y el azúcar e incorporamos la rama de canela y la pizca de sal. Reservamos el resto de la leche. Llevamos al fuego y removemos bien hasta que hierva. En ese momento retiramos del fuego y quitamos la rama de canela.
Mientras pierde un poco de calor la mezcla, batimos bien las yemas de huevo en un bol.
Le añadimos muy poco a poco la leche con la nata a las yemas sin parar de remover.
Devolvemos la mezcla al fuego, añadimos la leche reservada en la que habremos desmenuzado los mantecados de almendra y cocinamos hasta que espese (sabremos que está a punto cuando napa el dorso de la cuchara, es decir, la cubre y deja la marca cuando pasamos el dedo).
Retiramos del fuego y enfriamos rápidamente la masa de helado llevando el cazo a un bol con agua, hielo y sal que habremos preparado previamente (como un baño maría frío).
Removemos la mezcla de vez en cuando para que enfríe lo más pronto posible siempre teniendo cuidado que no entre agua en la mezcla.
Una vez frío, ponemos el helado en un recipiente hermético y lo llevamos al frigorífico donde deberá enfriar completamente. Si es necesario, tendremos la mezcla enfriando hasta el día siguiente.

Mantecamos el helado en la heladera siguiendo las instrucciones del fabricante. Cuando queden solo unos minutos para terminar el helado añadimos a la heladera los mantecados caseros desmenuzados.

Si no tenemos heladera, llevamos la mezcla del helado a un recipiente apto al congelador. En las dos primeras horas debemos sacar el helado cada media hora y batirlo para que el helado no cristalice y quede más cremoso. Cuando el helado esté prácticamente congelado, incorporamos los mantecados caseros desmenuzados.

Por último, en un recipiente hermético ponemos el helado y tapamos con papel sulfurizado. Llevamos de nuevo al congelador donde deberá estar unas 24 horas.
Debemos sacar del congelador el helado unos cinco minutos antes de consumir o bien al frigorífico unos quince minutos. Al servir adornamos con una ramita de canela y ajonjolí tostado.

5 comentarios

  1. Buenísimo, no veas como me has puesto los dientes largos.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Madre de Dios!!!! Ahora mismo y aún con el frío que hace, me tomaba yo una copita de estas sin rechistar y a buen seguro que repitiendo (eso siempre me sucede con los helados), así que os felicito por esta delícia tan adecuada a las Navidades.
    FELIZ PUENTE GUAPAS :)))

    ResponderEliminar
  3. Ummm que pintaza¡¡¡ yo me comia uno ahora mismo, besos

    ResponderEliminar
  4. Una mezcla muy atractiva y deliciosa mantecado y helado, !!que rico!!.
    Besitys.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.