Rollos de Canela y Pasas {Cinnamon Rolls}

Como sabéis, las recetas de bollería son nuestra perdición; caemos rendidas a estos suaves y esponjosos caprichos de bollería casi sin darnos cuenta. En nuestro repaso a la revista gastronómica Bon Viveur (a la que también somos adictas) nos encontramos estas dulces tentaciones y no nos pudimos resistir. 
Y como aparece la receta con su paso a paso con fotografías resulta tan fácil que no hay excusas. Así que, en un ratito ya estábamos con el delantal lleno de harina, esto de navegar por interntet.... es un peligro!
 
Seguimos la receta a pie juntillas, lo único que añadimos unas pasas al relleno para hacerlo aún más jugoso, pero tampoco le hacían falta. Los rollitos quedan muy tiernos y el relleno de mantequilla y canela es toda una delicia al ir desenrollando... 


Ingredientes:

530 g de harina de fuerza
8 g de levadura seca instantánea
50 g de azúcar
Un huevo
60 g de mantequilla fundida
315 ml de leche semidesnatada
Una pizca de sal

Relleno:
170 g de azúcar moreno
15 g de canela
65 g de mantequilla fundida
Una taza de pasas

Glaseado:
Azúcar glass
Agua

Elaboración:

Si nos vamos a ayudar de una máquina amasadora, introducimos todos los ingredientes y amasamos hasta que la masa quede  suave y elástica, unos 10 minutos aproximadamente. 

Si vamos a amasar a mano mezclamos la leche con la levadura (si usáis levadura fresca debéis disolverla bien en la leche), el huevo ligeramente batido, la mantequilla, la sal y el azúcar. Añadimos esta mezcla ala harina y mezclamos bien hasta conseguir una masa que se despegue de las paredes. Es el momento de volcar la masa sobre la encimera o superficie de trabajo donde amasaremos unos minutos hasta conseguir una masa lisa y elástica y casi nada pegajosa.
Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar en un bol ligeramente engrasado con aceite de girasol y tapado con un paño o un papel de film. Esperamos hasta que doble su volumen, cuando estará lista para rellenar. Según la temperatura ambiente tardará entre una hora y una hora y media.

Tras la primera fermentación, estiramos la masa sobre la superficie de trabajo y formamos un rectángulo de unos 27 x 36 cm aproximadamente. Colocamos la masa de modo que tengamos frente a nosotros el lado más ancho.
Pintamos toda la superficie de la masa estirada con la manteca de cerdo derretida dejando sin pintar un cm de margen en el lado más cercano a nosotros. Sobre la manteca espolvoreamos el azúcar, la canela, las pasas y las almendras picadas.
Enrollamos la masa empezando por el lado más alejado a nosotros presionando ligeramente.
Sellamos el rollo pinzando con los dedos la junta (que dejamos sin pintar con manteca para que se adhiera bien).
Con un cuchillo bien afilado cortamos el rollo en 10 partes iguales y vamos colocando los enrollados en un molde de modo que puedan separarse entre ellos unos dos cm. (nosotras utilizamos un molde redondo de tarta grande). Tapamos con un papel film y dejamos fermentar por segunda vez hasta doblar volumen.

Precalentamos el horno a 190º C y colocamos los moldes sobre una rejilla en el tercio inferior del horno. Horneamos unos 20 minutos o hasta que queden dorados.
Retiramos los rollos del horno y los glaseamos inmediatamente con azúcar diluida en un poco de agua


CONVERSATION

3 comentarios:

  1. Muy ricos la primera vez que los probé fue de la mano de una amiga venezolana y me gustaron tanto que los hice para el otro blog...son una delicia con ese sabor a canela...!😋besinos

    ResponderEliminar
  2. É das minhas receitas de pão doce preferidas, ficaram perfeitos.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR