Roscos Caseros de Mandarina

jueves, 15 de noviembre de 2018 4 comentarios en este post

Deliciosos todas las recetas de la repostería tradicional que se prepara en sartén: roscos, buñuelos, torrijas, pestiños, .... A nosotras sin dudarlo los que más nos gustan son los roscos caseros, también llamadas rosquillas fritas, tiernos y esponjosos con su rebozado de azúcar. Ya en nuestro blog hemos compartido con vosotros la receta de Roscos de la Abuela Pepi (insuperables), y hoy queremos compartir también estos roscos con el delicioso aroma de la mandarina que también preparamos en casa.
La mandarina se añade a la masa en forma de ralladura y zumo y el sabor que le aporta es exquisito. También se puede hacer con naranja, respetando las mismas cantidades. Salen igualmente riquísimos.
Pero como siempre, las mejores recetas son las que se preparan con los ingredientes más frescos y para ello debemos de contar con un proveedor que nos traiga el producto más fresco, seleccionado y de alta calidad. Nosotras para los cítricos confiamos en Naranjas Mirador, que nos traen a casa, cómodamente, los cítricos, los caquis y las granadas directamente del campo, al mejor precio y sin gastos de envío. Es una delicia recibir en casa una caja de naranjas o mandarinas llenas de sabor, de manos de Naranjas Mirador, empresa valenciana, agricultores de toda la vida que se han comprometido con la calidad del producto que venden y la satisfacción de sus clientes. La mejor fruta directamente a casa.
Ingredientes:

600-700 gr de harina (la que admita)
Tres huevos grandes
180 gr de azúcar
180 ml de zumo de mandarina
180 ml de aceite de oliva suave
Una cáscara de mandarina
Ralladura de un limón y una mandarina
Tres sobres dobles de gasificante para repostería (gaseosillas)
Aceite de oliva virgen extra para freír los roscos
Azúcar para rebozar

Elaboración:

Calentamos el aceite con la cáscara de mandarina para que se perfume y pierda el sabor a crudo. Dejamos enfriar.
Batimos los tres huevos en un bol, añadimos el azúcar, el zumo y el aceite, y mezclamos bien.
Añadimos la ralladura de limón y una mandarina.
Mezclamos la harina con el gasificante y la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior. La masa debe quedar suave y algo pegajosa. La dejamos reposar al menos dos horas en la nevera.
Como la masa queda blanda, debemos formar los roscos con las manos bien embadurnadas en aceite para que no se peguen a las manos.
Vamos friendo los roscos en aceite de oliva virgen extra bien caliente y los vamos sacando conforme se doren. Los dejamos reposar unos instantes sobre papel de cocina para que suelten el aceite sobrante y rebozamos en caliente por azúcar.
Dejamos enfriar sobre una bandeja.

4 comentarios

  1. Para mí también son los dulces de sartén mas ricos y llenos de recuerdos.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. En casa son los mas socorridos y los que mas gustan... aparte de lo super viciosos que son uno pide otro.... bsss

    ResponderEliminar
  3. Hola! qué pinta más buena! además ahora las mandarinas están de temporada así que nos encanta la idea! besis

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente una preparación estupenda para los amantes de los dulces, unas roscas deliciosas y claramente nunca puedes comerte solamente una.

    Muchas gracias por compartir!

    Saludos desde https://autónoma.cl/

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.