Empanada de Atún de Almadraba con Pisto de Calabacín

lunes, 17 de septiembre de 2018 0 comentarios en este post

Hoy os proponemos una receta tradicional, algo laboriosa de hacer pues lleva masa de pan pero que merece muchísimo la pena pues es deliciosa. La podemos preparar para cenas, meriendas y se puede llevar a cualquier sitio (playa, campo, cumpleaños...). Es tan versátil que se puede comer fría o caliente y admite multitud de rellenos. En esta ocasión elegimos un sabrosísimo relleno de atún de almadraba y pisto de calabacín.

El atún de almadraba es un producto andaluz de fama internacional, llamado así por el tipo de pesca artesanal usado para capturarlo. Es un pescado delicioso, casi una delicatessen que, sin embargo, podemos encontrar en el estante de cualquier supermercado.
Y como con la masa vamos a ser igual de exigentes. la preparamos con la harina de fuerza de Harina Tradicional Zamorana Marca de Garantía que nos proporciona un sabor y aroma tradicional ya que contiene harina molturada en molino de piedra. Nos ha dado tan buen resultado que ya estamos pensando en preparar otras recetas de panes y bollería con esta harina.
La Marca de Garantía de Harina Tradicional Zamorana nos ofrece harinas de calidad certificada, con la que obtenemos panes con una miga más consistente y sabrosa y una textura excelente.

Resultado de imagen de harina tradicional zamorana
Ingredientes: 

Para la masa:
500 gr de harina de fuerza
Un sobre de levadura seca de panadería
10 gr de sal
10 gr de miel o azúcar
300 ml de agua

Para el relleno:
Dos cebollas
Cuatro pimientos verdes medianos
Un calabacín hermoso
Dos tomates
Salsa de tomate casera
Tres latas de atún de almadraba en aceite de oliva
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta molida y sal 

Un huevo batido o leche para pincelar (opcional)

Nota: Con estas cantidades salen dos empanadas grandes

Elaboración:

Si vamos a amasar a mano, nos hacemos de un bol grande y ponemos toda la harina en él haciendo un hueco en el centro en el que mezclaremos el resto de ingredientes. Vamos incorporando la harina con las manos hasta que la tengamos toda integrada. Es el momento de volcar a una mesa de trabajo y amasar.
Si para amasar nos ayudamos de la panificadora o robot de cocina con amasadora, ponemos
todos los ingredientes, primero los húmedos y después los secos y seleccionamos el programa masa sin fermentación para que simplemente nos realice el amasado.
Cuando la masa nos quede lisa y elástica, adherente pero no pegajosa (ya la hayamos amasado a mano o a máquina), podemos hacer una bola y dejarla fermentar en un bol ligeramente aceitado para que no se pegue. Deberá reposar hasta que doble su volumen, puede tardar en torno a las dos horas.

Mientras tanto hacemos un sofrito con la cebolla y el pimiento verde. Dejamos que se poche muy bien y añadimos el calabacín en láminas. Una vez cocinados y tiernos todo el pisto añadimos el tomate que habremos triturado con ayuda de la batidora, así adelantamos tarea. Dejamos que todo el conjunto sofría bien. Salpimentamos al gusto.
Retiramos del fuego y dejamos que temple el pisto antes de añadir el atún de almadraba bien escurrido del aceite de su envase. Reservamos este el relleno.

Precalentamos el horno a 200 grados.

Extendemos una masa de la empanada y recortamos dos rectángulos iguales del tamaño de la bandeja de horno. Ponemos uno de los rectángulos de masa en la bandeja sobre un papel de horno, rellenamos con salsa de tomate casero y el relleno de pisto. Después tapamos con otra porción de masa, prensamos los bordes con los dedos, pinchamos con un tenedor para que respire y la pintamos por encima con un huevo batido.

Metemos la empanada en el horno. Cuando este dorada la sacamos, tarda más o menos 30 minutos.
La podemos servir fría o caliente. 

0 comentarios

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.