Pavías de Bacalao y 6 Consejos para Desalar Bacalao

lunes, 18 de abril de 2016 10 comentarios en este post

El bacalao es un pescado que vive en las frías aguas del norte y se consume habitualmente en salazón, procedimiento por el cual podemos conservarlo en un lugar seco durante varios meses. Con proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales y bajo en grasas, el bacalao se convierte en una opción excelente para incluir pescado en nuestra dieta.
Si puedes comprar bacalao en salazón de buena calidad, no está permitido estropearlo con un mal desalado, así que aquí tenéis nuestros 6 consejos para desalar bacalao correctamente:
1. Retirar el exceso de sal: Lo primero que hay que hacer es quitar la capa de sal que lo recubre con un trapo húmedo o bajo el grifo, con un hilo de agua
2. Mismo grosor: Todas las porciones deben ser parejas, así se desalarán por igual. De no ser así, mejor separarlas en otro recipiente.
3. Con la piel hacia arriba: Así debemos de colocar todos las porciones en el recipiente.
4. Agua fría y abundante: El agua debe ser abundante, mínimo tres partes de agua por una de bacalao y debe estar muy fría en el momento de sumergir el bacalao.
5. Cambiar el agua: Después de los dos primeros días, cambiamos el agua cada día manteniendo el recipiente en el frigorífico.
6. Paciencia: Si desalamos bacalao en la nevera tardará unos cuatro días el proceso pero el resultado merecerá la pena.
Obviamente, estas indicaciones son para lomos de cierto grosor, para bacalao desmigado necesitaríamos sólo unas horas de remojo.
En nuestra caja Degustabox del mes de marzo hemos encontrado la nueva cerveza Cruzcampo Cruzial, perfecta para elaborar el rebozado de nuestras pavías y que queden crujientes. 
¿Quieres recibir los productos más novedosos del mercado? Inscríbite en su web.
Ingredientes:
500 gr de lomos de bacalao salado 
Un botellín de cerveza
Una cucharadita de levadura
Harina
Dos huevos
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Elaboración:
Cortamos el bacalao ya desalado (sigue nuestros consejos) en tiras de aproximadamente dos cm.
Batimos los huevos en un bol. Añadimos la sal, la levadura y la cerveza y seguimos batiendo.
A continuación incorporamos la harina poco a poco hasta que consigamos una mezcla capaz de envolver nuestro bacalao (aproximadamente 250 gramos aunque depende mucho del tipo de harina).
Calentamos el aceite al fuego, bañamos una tira de bacalao con la mezcla y hacemos una prueba para rectificar la densidad de la masa si fuese necesario y para comprobar la temperatura del aceite. Una vez a nuestro gusto, bañamos todas las tiras de bacalao en la masa y a la sartén (pocas en cada tanda). Servimos inmediatamente

10 comentarios

  1. muy rica receta y muy mono presentado.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Que rico!, tiene una pinta estupenda <3.
    Te he seguido y te invito a que visites el mío.
    Un saludo!.

    ResponderEliminar
  3. Holaaaa, unos deliciosos soldaditos de Pavía, siempre me recuerdan a mi madre que los borda.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  4. Una receta muy rica, el toque que le da la cerveza a los rebozados es delicioso. Y gracias por los consejos para desalar!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. El bacalao es el pescado que mas me gusta ...de este plato no te dejaba ni las miguillas!! Bs.

    ResponderEliminar
  6. Aunque Málaga tiene la suerte de contar con pescado fresco de su Bahía, en la cocina malagueña no puede faltar el bacalao.
    Vuestros consejos son estupendos y ésa fritura está de muerte lenta....para hacerle la ola.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el bacalao es delicioso, no podemos entender a quien no le gusta! Un beso fuerte, Toñi.

      Eliminar
  7. Me encanta el bacalao. Creo que es el pescado que más me gusta, y por supuesto ¡salado!. Pero como bien comentais, hay que seguir unas normas para el desalado. Los soldaditos de Pavía quedaron de auténtico lujo. ¡¡Qué maravilla!!.

    Un besín.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.