Helado de Coco, Melocotón y Vainilla (Sin Lactosa, Sin Huevo)

jueves, 23 de julio de 2015 7 comentarios en este post



Sólo cuatro ingredientes: leche de coco, melocotón en almíbar, azúcar y una vaina de vainilla necesitamos para preparar este original helado que además no lleva huevo ni lácteos. Además es supercremoso y muy saludable ya que además de fruta lleva leche de coco que nos aporta 
muchas sales minerales que ayudan a nuestro organismo como el magnesio, el fósforo y el calcio. 
La textura de la leche de coco nos permite preparar helados sin lactosa y sin huevo, ya que prescindimos de la nata y las yemas que normalmente necesita un helado en su elaboración para que quede cremoso.

Este helado lo acompañamos de melocotón fresco que ahora está de plena temporada y que disfrutamos en casa en todas sus variedades, siendo una de nuestras frutas de postre favoritas en esta época. Con melocotón hacemos el ponche, una particular sangría blanca, que se prepara macerando el melocotón troceado con vino blanco, canela, azúcar y se completa con refresco de naranja; una deliciosa bebida para refrescar las calurosas noches de verano.

La leche de coco Thai es uno de los productos que encontramos en nuestra caja sorpresa Disfrutabox, que nos llega puntualmente a casa todos los meses repleta de productos innovadores y adaptados a nuestro gusto. ¡La mejor forma de disfrutar de lo más nuevo del mercado sin movernos de casa!




Ingredientes:

Una lata de leche de coco
Una lata mediana de melocotón en almíbar (240 gr peso escurrido)
Cuatro cucharadas de azúcar
Una vaina de vainilla ( o una cucharadita de extracto de vainilla)

Elaboración:

Calentamos la leche de coco con la vaina de vainilla hasta que empiece a hervir. Retiramos del fuego y dejamos infusionar unos minutos.
Retiramos la vaina e incorporamos el melocotón que ha de estar muy bien escurrido del almíbar en el que se conserva. Añadimos el azúcar y trituramos todo con la batidora eléctrica.
Llevamos la mezcla a la nevera hasta que esté bien fría (para acelerar este proceso tendremos la precaución de tener bien fría la lata de melocotones en almíbar antes de incorporarla a la mezcla).
Preparamos la heladera, incorporamos la mezcla y la ponemos en funcionamiento. En unos diez o quince minutos tendremos listo nuestro helado.
Si no tenemos heladera, vertemos la mezcla en un recipiente con tapa, y lo llevamos al congelador. Cada 40 minutos y hasta que el helado congele completamente, debemos remover la mezcla con una espátula o unas varillas de modo que evitemos la formación de hielos y nos que de un helado cremoso. Este proceso nos puede llevar unas dos o tres horas pero es la forma de conseguir un helado lo más parecido posible al que conseguimos con la heladera.


7 comentarios

  1. oooooo que buenoooo con el calor que hace y la foto me encantaaaaa besitos

    ResponderEliminar
  2. Te quedó delicioso y muy buena presentación.Bssss cielo

    ResponderEliminar
  3. Me tienes babeando con este helado tan rico, como me apetece, bsss

    ResponderEliminar
  4. Me encanta con pocos ingredientes y tiene que estar delicioso bssss

    ResponderEliminar
  5. Un postre refrescante y delicioso.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Wooow!!. Además de buenííísimo, fación.
    Si quieres visitarme, estoy aquí http://recetasmanny.blogspot.com.es/
    Besitos

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.