Milhojas de nata y fresas

lunes, 19 de mayo de 2014 16 comentarios en este post


Teníamos muchas ganas de publicar esta sencilla tarta de hojaldre con fresas naturales y nata, no porque sea una receta ni muy original ni muy laboriosa, sino porque es un pastel que nos trae muchos recuerdos de nuestra infancia.
Ahora que somos mayores nos damos cuenta de lo distinta que fue nuestra niñez de la que viven ahora nuestros niños, por ejemplo, que disponen de todo y no tienen que esperar a que llegue una fecha o época para comer algo que se les antoje. Nosotras, sin embargo, contábamos los días para que llegaran las fiestas de San Bartolomé en Agosto y con ellas el puesto de pasteles, que venía repleto de tartas de  manzana, sultanas, tocinitos de cielo, pastelitos de coco,  petisús, y por supuesto, milhojas. 

Este tipo de pasteles no solíamos tomarlos en casa, por eso nos gustaban muchísimo más cuando los comíamos con nuestro vaso de leche fresquita después de recogernos tras una noche de cacharritos, orquesta y baile. 
Así este pastel nos trae recuerdos de esos días que vivimos sin complicaciones, disfrutando de esas fiestas de pueblo tan distintas de las de ahora, o quizá no....
Ojalá nuestros niños disfruten tanto de su niñez como lo hicimos nosotras, y guarden de esa época recuerdos tan dulces como los nuestros. Tan dulces y tan sencillos como el dulce de nuestra niñez.

Ingredientes:

Un plancha de hojaldre de buena calidad 
400 ml de nata para montar con contenido graso superior al 35% 
200 gr de azúcar glass 
Unas gotas de extracto de vainilla 
Dos cucharadas de leche 
Una hoja de gelatina neutra 
250 gr de fresas

Elaboración:

Precalentamos el horno a 220º
Estiramos la plancha de hojaldre, si no viene estirada, y la dividimos en tres rectángulos iguales.
Pinchamos la masa para que suba pero no en exceso. 
Horneamos el hojaldre unos 20 minutos, muy atentos, pues no todos los hojaldres ni todos los hornos se comportan igual. El hojaldre debe quedar dorado y crujiente.
Mientras se hornea, montamos la nata con el azúcar y el extracto de vainilla. Un instante antes de que la nata monte completamente añadimos la gelatina que habremos hidratado y posteriormente escurrido y disuelto en las dos cucharadas de leche caliente. Terminamos de montar la nata y rellenamos con ella la manga pastelera. Reservamos en el frigorífico para que la gelatina haga su labor.
Sacamos el hojaldre del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.
Cuando la nata haya cogido consistencia y el hojaldre esté completamente frío montamos la milhojas alternando las capas de hojaldre, nata y fresas en láminas.
Decoramos el pastel con azúcar glass.

16 comentarios

  1. Por dios que pinta más rica !!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta, que dan ganas de comerlas con solo mirar la foto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esto es irresistiblemente buenooooooooo¡¡¡¡¡¡ Un bs

    ResponderEliminar
  4. ohhhhhhhh que buenisima pinta ¡¡¡ me quedo a merendar....

    ResponderEliminar
  5. Miles de gracias por participar preciosas, tenéis toda la razón ahora los nenes tienen de todo.
    Unas fotos bien ricas que se ven, anotada queda la receta suerteeee!!!!

    ResponderEliminar
  6. Qué pintaza tienen esas milhojas! Y qué pedazo de merienda me daría con ellas!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Cuánta razón, si es que creo que por eso apreciamos tanto los dulces porque los comíamos en épocas especiales.Esas milhojas me encantan
    Besitos y suerte en el concurso

    ResponderEliminar
  8. Que apetecible milhojas, se ve muy bueno, sin duda os trae unos recuerdos maravillosos, besos y suerte al concurso

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que antes era otra cosa, había menos dulces pero los que había eran maravillosos. Me encanta este milhojas!!

    ResponderEliminar
  10. Yo creo que habra bocados dulces ricos pero este para mi es el mio!! por dios que fotos chicas es que se me caen los ojos viendolas....Bess

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Que delicia, sencillo y seguro que no quedó ni las migas.Besosss

    ResponderEliminar
  13. Un clásico que siempre gusta, te ha quedado perfecto!! Bss.

    ResponderEliminar
  14. Teneis razón...cuantos recuerdos, los olores y sabores nos trasladan a nuestra niñez. Así me paso yo, en Mi cocina...relatando mis memorias, mis recuerdos y añoranzas. De hecho mi marido me dice que me he vuelto la "abuela cebolleta" (de broma...pero es cierto).
    El pastel, me encanta....me he pasado éste invierno haciendo pasteles de éste tipo..con chocolate, con almendras, con nata, con merengue.....con esas dulces y maravillosas fresas de Huelva......
    el vuestro se ve perfecto, delicioso......
    No suelo participar en concursos...pero me habeis convencido, rompo mi norma!!!! A ver si tengo suerte y me toca algo.....y este premio lo merece!!!! Besos y gracias por vuestra visita...

    ResponderEliminar
  15. menuda delica de postre. la verdad es q es bien sencillo y con un sabor unico. solo puedo deciros q me encanta!!!

    ResponderEliminar
  16. Que rica la milhoja!! Es el dulce preferido de mi marido!! La verdad es que es uno de esos dulces de toda la vida, que rico y que bonitas son las fotos, besos!!

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.