Tortas de Aceite de Oliva Virgen Extra


Pestiños, perrunillas, tortas de aceite, roscos... todos estos dulces son típicos de las meriendas de casa de la abuela Nina y que todos disfrutamos en familia. Dulces elaborados en casa, sin grasas saturadas, con aceite de oliva virgen extra, que convierten estos dulces en una opción mucho más recomendable que la bollería industrial. 
Hoy os traemos una de esas recetas, nuestras tortas de aceite, que se preparan a partir de una masa fermentada como se ha hecho siempre. Para disfrutar de una merienda o bien dispuestas en una cajita elegante son perfectas para regalar. 

Los aceites de oliva virgen extra D.O. Montes de Granada aporta la intensidad y el sabor tradicional a nuestras tortas de aceite. Estos aceites tienen un aroma y sabor frutado, ligeramente amargo, cuerpo en boca y de acidez es baja. Además destacan por el alto contenido en ácido oleico y también una alta relación de ácidos monoinsaturados/ poliinsaturados y por tanto, un alto valor dietético, lo que lo hacen perfecto para incluirlos en nuestra dieta.
 DOP Montes de Granada - Aceite / Almazaras

Ingredientes:

100 gramos de Aceite de Oliva Virgen Extra
La ralladura de medio limón y media naranja
10 gramos de anís verde en grano
140 ml de agua
4 gramos levadura seca de panadero
40 gramos de licor dulce de anís
40 gramos de azúcar
360 gr. harina fuerza
Media cucharadita de sal
20 gr. semillas sésamo
Azúcar para rebozar

Elaboración:

Calentamos el aceite con las ralladuras de limón y naranja y el anís verde en grano para que infusione, no debe hervir ni humear el aceite. Dejamos enfriar.
En un bol grande disolvemos la levadura con el agua, incorporamos el licor y el aceite con las ralladuras y el anís.
Añadimos la harina, la sal, el azúcar y las semillas de sésamo y amasamos hasta obtener una masa lisa que se despegue de las paredes del recipiente.
Tapamos con un paño de cocina limpio y dejamos que fermente la masa hasta que doble su volumen.
Precalentamos el horno a 210 grados.
Hacemos unas bolitas de unos 35 gramos y las aplastamos hasta que queden muy finas. Las vamos colocando sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno. Antes de hornear las espolvoreamos con abundante azúcar.
En el horno deben estar aproximadamente unos seis minutos con calor arriba y abajo.
Una vez doradas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR