Dalkys de Fresa


Si hay un postre que nos recuerda a nuestra infancia es el dalky de fresa. Deliciosa crema de fresas coronada con nata montada que nos alegraba el final de la cena.
Pues bien, hemos probado varias recetas buscando la que reprodujera mejor ese sabor tan especial que recordamos y probando probando hemos de deciros que ya la hemos encontrado.
La crema la hemos preparado con yogur y batido de fresa, fresas naturales y un poco de gelatina para que tome la textura que queremos. Y la nata montada con nuestra receta especial que nos permite preparar los vasitos sin miedo a que bajen de volumen y además con sabor irresistible.
La idea la encontramos en nuestra caja Disfrutabox de este mes que nos llega repleta de lo que más nos gusta y entre todo unos batidos de fresa Nesquik All Natural perfectos para lo que teníamos en mente. Todo un gustazo abrir nuestra caja Disfrutabox y encontrarnos lo mejor del mercado en alimentación, hogar y cuidado personal.

DisfrutaBox
DisfrutaBox

Ingredientes:
400 ml de batido de fresa
300 ml de nata para montar
200 gr de fresas o fresones
Dos yogures de fresa
180 gr de azúcar
Media cucharadita de azúcar vainillado
60 ml de leche
7 gr de gelatina neutra en polvo, tenemos en cuenta que un sobre de Gelatina en polvo Royal trae 10 gr (o cuatro hojas de gelatina)
Una pizca de sal

Elaboración:

En primer lugar trituramos las fresas con la mitad del azúcar (90 gr), añadimos los yogures y el batido de fresa y mezclamos bien.
Hidratamos la gelatina: si usamos gelatina en polvo la añadimos a los 60 ml de leche y dejamos que se hidrate durante unos minutos (si usamos gelatina en hojas tenemos que hidratar las hojas en agua fría, calentar los 60 ml de leche y disolver en la leche las hojas bien escurridas)
Aparte montamos la nata con la otra mitad del azúcar (90 gr), el azúcar vainillado y la pizca de sal.
A mitad de montado, calentamos ligeramente la gelatina que ya teníamos hidratada (no debe hervir, solo se calienta para que tome una consistencia más líquida y se disuelva mejor). Añadimos la mitad de la gelatina a la mezcla de fresas mezclando bien y la otra mitad a la nata y seguimos montando.
Cuando tengamos la nata montada la llevamos a una manga pastelera y la reservamos en la nevera.
Rellenamos los vasitos con la crema de fresas y los llevamos al frigorífico a que enfríen y tomen consistencia (al menos cuatro horas que es lo que tarda la gelatina en hacer su efecto).
Al servir completamos los vasitos con la nata montada.

CONVERSATION

1 comentarios:

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR