Pastel de Berenjenas con Cheddar Fundido

 Hoy hemos recogido las primeras berenjenas y no les hemos podido dar mejor destino. Un sencillo y suculento pastel de berenjenas con jamón cocido, bechamel y sabroso queso cheddar que podemos dejar preparado en una fuente de horno listo para calentar a la vuelta de la piscina, playa, ... o a la vuelta del trabajo si aun no tenemos la suerte de estar de vacaciones.

Cathedral City nos ofrece gran variedad de cheddar tanto en punto de maduración como en formato, así nosotras en esta receta echamos mano del práctico Cheddar Sliced Mature, con todo el sabor del Mature en prácticas lonchas para fundir. Queda ideal en bocadillos, pasta, gratinados... qué os vamos a decir, es delicioso!


Ingredientes:

Dos berenjenas
250 gr de jamón cocido
150 gr de Lonchas de cheddar Sliced Mature de Cathedral City
200 gr de salsa de tomate casera
Dos huevos
Pan rallado
Leche
Orégano
Aceite de oliva virgen extra para la fritura
Sal

Para la bechamel:
500 ml de leche
Una cucharada de harina
Una cucharada de mantequilla
Una pizca de nuez moscada
Una pizca de pimienta negra
Sal

Elaboración:

En primer lugar lavamos bien las berenjenas, las cortamos en lonchas finas a lo largo y las ponemos en una fuente con agua y sal para que suelten el amargor que pudieran tener.
Preparamos un bol con los huevos y los batimos bien con un chorrito de leche para que quede más claro el batido. Preparamos en otro bol pan rallado.
Empanamos las rodajas de berenjena primero pasando por huevo y luego por pan rallado y las vamos friendo en una sartén con abundante aceite de oliva hasta que queden doradas. Las sacamos a un papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
Preparamos ahora la bechamel calentando la mantequilla y cocinando en ella la harina unos instantes para que pierda el sabor a crudo. Vamos añadiendo la leche caliento poco a poco, batiendo bien con las varillas para que no queden grumos y salpimentamos. Cocinamos durante unos minutos para que la salsa quede bien fina.
En una fuente de horno ponemos una cucharada de salsa de tomate y la distribuimos bien por el fondo de la fuente. Vamos alternando capas de berenjena, jamón cocido, salsa bechamel, queso ... hasta acabar con todos los ingredientes. Ponemos una última capa de queso cheddar y una pizca de orégano y llevamos al horno hasta que caliente bien el pastel y el queso se funda.
Servimos bien caliente.

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Há muito que não como beringela, esta com muito bom aspecto.
    Apetece mesmo provar.

    ResponderEliminar
  2. ricas berenjenas y este queso...mmm!! que rico!!
    besinos

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR