Focaccia con Aceite de Oliva Virgen Extra, Aceitunas Negras y Romero

lunes, 9 de abril de 2018 3 comentarios en este post

Focaccia (hogaza, en italiano) es un pan plano que aderezado con hierbas y aceite de oliva virgen es el acompañamiento ideal de cualquier comida informal. Podemos enriquecerlo con otros ingredientes como bonito o atún en aceite, cebolla, tomates secos ... o unas aceitunas negras como la propuesta que os traemos hoy. Si empezáis a hornear pan quizá esta receta sea un buen comienzo ya que la focaccia siempre sale bien, ya veréis.
Las hierbas que dan sabor a este pan podemos escogerlas a nuestro gusto, e incluso combinarlas: orégano, albahaca, salvia, romero, ajo en polvo, pimienta o tomillo, las que más os gusten. Eso sí, el aceite siempre aceite de oliva virgen extra. 
El aceite de oliva virgen extra Eterno de Torres con el que aderezamos nuestra focaccia está elaborado con las variedades Arbequina y Robal. Su sabor es muy delicado, aunque bien estructurado y con cuerpo, lleno de matices debido a la exclusiva mezcla de la variedad Arbequina y Robal. Su exclusividad es tal que únicamente se producen unas 1500 botellas al año, cada una de ellas numerada. 
Resultado de imagen de torres aceites
Con esta receta, aportando vuestro toque personal, podéis participar en nuestro Concurso de Recetas 6º Cumpleblog de Cocinando con las Chachas que está activo hasta el 9 de abril. Hay tres estupendos premios para las tres mejores recetas. Participad preparando una receta de nuestro blog y celebrad con nosotras nuestro aniversario, esperamos vuestras recetas!

Ingredientes:

300 gr harina de fuerza blanca de trigo
200 gr de agua (un vaso)
15 gr de aceite de oliva (aproximadamente una cucharada sopera)
20 gr de levadura fresca de panadero
Media cucharadita de sal
Una cucharadita de lecticina de soja
Una cucharadita de azúcar o miel

Media cucharadita de romero seco picado
Dos ramas de romero fresco

Elaboración:

Preparación de la masa a mano:
En un bol grande ponemos el agua a temperatura ambiente (verano) o ligeramente tibia (invierno). Diluimos en el agua la levadura, la lecticina de soja, el romero seco, el azúcar y el aceite de oliva. Añadimos la harina mezclada con la sal y amasamos ligeramente.
Dejamos reposar unos diez minutos la masa y volvemos a amasar, esta vez en la mesa y más concienzudamente, hasta obtener una masa lisa.
Llevamos otra vez la masa al bol y dejamos que doble su tamaño. Ya la tenemos lista para usar.
Preparación de la masa en panificadora:
Ponemos todos los ingredientes en la panificadora. Programamos en modo masa y esperamos que termine el programa. Ya la tenemos lista para usar.
Preparación de la focaccia:
Estiramos la masa con un poco de harina de forma que nos quede de un centímetro de grosor aproximadamente y la colocamos sobre el papel de hornear. Dejamos reposar media hora.
Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200 grados.
Hacemos con el dedo mojado en agua unos agujeros en  toda la masa en los que colocaremos romero y rellenaremos con las aceitunas negras troceadas. Espolvoreamos con el ajonjolí.
Llevamos al horno unos 20 minutos, primero en una posición baja, para que la base de la focaccia quede crujiente, y después en posición media para que dore la superficie.
Servimos caliente rociando la focaccia con aceite de oliva virgen extra.

3 comentarios

  1. Me encantan las foccacia, me imagino su olor...

    ResponderEliminar
  2. Por dios que cosa más deliciosa! Me encantan las focaccias!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Espectacular !! Me llegan sus aromas hasta "Mi Cocina". No puedo dejar de imaginar el maravilloso olor y sabor de ésta focaccia.
    Las fotos lo dicen todo....
    Besitos preciosas...

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.