Naranjas Confitadas

lunes, 19 de febrero de 2018 2 comentarios en este post

Las naranjas confitadas son un dulce exquisito, sencillo de elaborar aunque necesita su tiempo. El resultado, como todo lo que se hace esperar, son unas rodajas dulces y sabrosas que acompañan tanto platos dulces (bizcochos, pudines, flanes, ...) como salados (tablas de queso o paté, ...) y que son imprescindibles en nuestro roscón de reyes. También son muy ricas bañadas en chocolate, un dulce que está al caer...
Pero como siempre, las mejores recetas hay que prepararlas con los ingredientes más frescos y para ello debemos de contar con un proveedor que nos traiga el producto más fresco, seleccionado y de alta calidad. Nosotras para los cítricos confiamos en Naranjas Mirador, que nos traen a casa, cómodamente, los cítricos, los caquis y las granadas directamente del campo, al mejor precio y sin gastos de envío. Es una delicia recibir en casa una caja de naranjas o mandarinas llenas de sabor, de manos de Naranjas Mirador, empresa valenciana, agricultores de toda la vida que se han comprometido con la calidad del producto que venden y la satisfacción de sus clientes. La mejor fruta directamente a casa.
Ingredientes:
Dos naranjas grandes
300 gr de azúcar
200 ml de agua

Elaboración:
Lavamos bien las naranjas y las cortamos con su piel en rodajas de 5 mm con un cuchillo bien afilado
Ponemos en una cacerola al fuego el agua, el azúcar y las naranjas. Cocinamos a fuego lento entre una hora y una hora y media. Las movemos solo con vaivenes para que no se rompan.
Apagamos el fuego y dejamos reposar en este almíbar hasta el día siguiente.
Sacamos las naranjas del almíbar y las dejamos escurrir sobre una rejilla para que se sequen, nosotros las dejamos de un día para otro a temperatura ambiente.
Para conservarlas podemos guardarlas envueltas en papel de horno alejadas del calor, o bien en el congelador poniendo rectángulos de papel de horno entre una rodaja y otra, así podemos sacar la cantidad que nos interese. En un bote de cristal con su almíbar también podemos conservarlas.

2 comentarios

  1. Un básico en la cocina, que ricas están y que bonitas lucen en nuestros postres. Yo soy de las que las conservo en un bote con almíbar. Besossss

    ResponderEliminar
  2. ¡¡ Las haré, sí o sí....!! Me encanta, la utilizaré en algún bizcocho...aunque me habeis dado idea para hacer limones también.
    Gracias....besitos desde "Mi cocina".
    Por cierto, las fotos preciosisimas...

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.