Copas Selva Negra

martes, 19 de julio de 2016 8 comentarios en este post

Las frutas de verano son toda una tentación. Melocotón, melón y sandía, cerezas y picotas, brevas e higos, ciruelas, ... Excelentes para tomar de postre o para preparar deliciosas recetas.
Con las picotas del Jerte hemos versionado una tarta deliciosa de chocolate, nata y cerezas, la riquísima Selva Negra, que puesta en copa y con gelatina de chocolate en vez de bizcocho es una propuesta más fresca.
La inigualable calidad de la picota del Jerte convierte cualquier preparación en una delicia. Su sabor dulce e intenso, jugosa la pulpa y subida de color invita a todos a disfrutar de sus excelentes propiedades. El saber hacer de la DOP Cereza del Jerte convierte a la picota del Jerte en la Reina de las cerezas. Y es que la picota del Jerte  es otra historia....

Ingredientes:

Para la gelatina de chocolate:
200 ml de leche entera
50 gr de chocolate de cobertura
35 gr de azúcar
Dos cucharadas de leche
Una cucharadita de cacao en polvo
Una cucharadita de gelatina neutra en polvo

Para el coulis de Picota:
200 gr de cerezas del Jerte
Unas gotas de zumo de limón
50 de azúcar

Para la nata montada:
200 gr de nata para montar 
85 gr de azúcar
Unas gotas de extracto de vainilla

Para decorar:
Cerezas del Jerte 
Cacao en polvo

Elaboración:

En primer lugar preparamos la gelatina de chocolate: 
Disolvemos la gelatina en las dos cucharadas de leche y dejamos que se hidrate durante unos cinco minutos.Mientras tanto, calentamos la leche y el azúcar. Cuando esté a punto de ebullición incorporamos el chocolate, el cacao y la gelatina que teníamos reservada y removemos bien hasta que la gelatina se disuelva bien y se integren todos los ingredientes.Repartimos la gelatina en copas y dejamos enfriar en la nevera.
Preparamos un coulis con las picotas deshuesadas y troceadas, unas gotas de zumo de limón y el azúcar hasta que empiecen a deshacerse. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Montamos la nata bien fría con el azúcar y unas gotas de extracto de vainilla.
Montamos las copas alternando capas de nata y coulis de picota. Terminamos las copas espolvoreando cacao en polvo y decorando con una cereza.

8 comentarios

  1. Que maravilla e copas!! es una de mis tartas preferidas...así en dosis individuales...una gozada!!Bs.

    ResponderEliminar
  2. Las frutas de verano poco necesitan para transformarse en ricos postres! Y con esta presentación, absolutamente preciosa!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Un postre para quitarse el sombrero

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. ohhhhh me he quedado prendada!! las quiero para mi!! que preciosidad! y que cosa tan rica!!

    ResponderEliminar
  5. Vaya una idea más rica que nos proponéis.

    ResponderEliminar
  6. Uma sobremesa tão linda e com toda a certeza uma delicia.

    ResponderEliminar
  7. Un postre delicioso, una exquisitez para un día especial.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. La selva negra me chifla, y ya en copa con esa pintaza que sólo me incita a meter la cucharilla y no parar de comer hasta que no quede ni rastro de ella, mmmm genial,besos

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.