Panettoncinis

miércoles, 30 de diciembre de 2015 5 comentarios en este post

El Panettone es un pan dulce de la familia del brioche está enriquecida con huevos, mantequilla, fruta confitada y se aromatiza con naranja, vainilla, ... Esta especialidad italiana de origen ya es un clásico navideño en muchos otros países y podemos encontrarla desde diciembre a la venta en la mayoría de los supermercados del mundo.
Pero claro, ni que decir tiene que el panettone comercial no puede competir con el panenttone casero, hecho con todo el mimo y cariño. Así que si sois de los que no se achantan y os animáis a disfrutar de uno de los más ricos panes dulces, Cocinando con las chachas os traemos una de sus deliciosas versiónes : el Panettoncini, un pequeño panettone en versión individual que seguro se convertirá en vuestro clásico navideño.

Además no es tan difícil. Como cualquier pan lo que necesita es tiempo y cariño. 
La masa es un tanto pegajosa al principio (un robot de cocina o un amasado tipo Bertinet pueden sacarnos del apuro) pero con paciencia se vuelve lisa y suave. 
Tarda un poco más en fermentar que un pan normal debido a que es más graso pero podemos dejar haciendo la primera fermentación en la nevera (toda la noche sin problemas) y que fermente en los moldes durante la mañana para hornear a mediodía y disfrutar tranquilamente en la merienda.


En nuestras preciosas cápsulas de papel Pâtisserie de Zenker-Fackelmann estos panettoncinis quedan muy bonitos y perfectos para envolver y regalar. Además desmoldan muy bien y aguantan muy bien el horno, lo que nos ha permitido hornear directamente los panettoncinis en las cápsulas facilitándonos mucho la labor.Y es que Fackelmann nos ofrece una extensa variedad de productos de menaje de cocina y artículos del hogar y en su catálogo podemos encontrar un accesorio o utensilio para cada elaboración con un diseño más que cuidado.
A nosotras nos ha encantado su colección Candy de utensilios de pastelería en los deliciosos colores crema y rosa que además de bonitos son de altísima calidad con los que hemos elaborado esta receta.


Ingredientes:

250 gr de harina de fuerza
60 ml de leche
Un huevo
Una yema de huevo
70 gr de mantequilla
15 gr de levadura fresca de panadería
75 gr de masa madre (opcional)
50 gr de azúcar
Una cucharadita de miel
Una pizca generosa de sal
Una cucharada de extracto de vainilla
Ralladura de limón y naranja
30 gr de pasas
20 gr de arándanos secos
20 gr de guindas confitadas
Tres cucharadas de licor de naranja

Elaboración:

En primer lugar ponemos a macerar las pasas y los arándanos en el licor de naranja que habremos calentado ligeramente para que el proceso sea más rápido.

En un bol grande o en el bol de nuestro robot de cocina mezclamos: el huevo, la yema, la miel y el extracto de vainilla, todo ello debe estar a temperatura ambiente.
En otro bol mezclamos bien el azúcar con la ralladura de limón y naranja, la harina y la sal.
Templamos ligeramente la leche y disolvemos en ella la levadura y la añadimos al bol grande donde están los ingredientes húmedos. Mezclamos bien.

Incorporamos a este bol la mezcla de las harinas, el azúcar y las ralladuras (y la masa madre que es opcional) y damos un ligero amasado hasta que la masa se despegue del bol.
Pasamos la masa a la superficie de trabajo y amasar hasta conseguir una masa lisa o trabajar la masa en el robot de cocina con el accesorio amasador (gancho).
Vamos incorporando la mantequilla (que deberá estar a temperatura ambiente) y seguimos amasando.
La masa durante el amasado se volverá más fina pero irá dejando de ser pegajosa. Por la cantidad de grasa que lleva la masa (mantequilla y huevos) tardaremos cierto tiempo en conseguir una masa lisa.
Pasamos la masa a un bol que habremos engrasado ligeramente con aceite de girasol con ayuda de un pincel y tapamos con papel film. Dejamos fermentar hasta que doble su volumen lo que le llevará dos o tres horas a temperatura ambiente con temperatura tibia o toda la noche en la nevera (así lo hicimos nosotras).

Dividimos la masa en porciones de 100 gr (saldrán unas seis). Incorporamos a cada porción la fruta confitada y las pasas y los arándanos bien escurridos y secados con papel. Formamos una bola con cada una de las porciones.
Ponemos una bola de masa en cada uno de los moldes y dejamos fermentar hasta que vuelva a doblar volumen (no podemos ser impacientes, deben doblar volumen).
Precalentamos el horno a 200º C.
Antes de meter los panettoncinis en el horno, hacer un corte en cruz en toda la superficie de cada uno
Horneamos durante 15-17 minutos hasta que queden dorados por la superficie.

Sacamos del horno los panettoncinis, los ponemos sobre una rejilla y dejamos que se enfríen.


5 comentarios

  1. Que buenoooooooo y que pinta mas buena tienen. Me apunto la receta porque aunque pasen estas fiestas pienso hacerla, tengo unos moldes iguales pero de distinto color y nunca se me hubiera ocurrido hacerlo en ellos. Gracias por la receta besitos

    ResponderEliminar
  2. Casi, casi, coincidimos hoy, he publicado un helado de panettone, os dejo el enlace, seguro que os gustará: http://www.rezetasdecarmen.com/2015/12/helado-de-panettone.html
    Y buenísimos vuestros paenttoncinis !!!
    besos y feliz año

    ResponderEliminar
  3. Venía a felicitaros el año y me recibís con estos preciosos mini panettones. Los prefiero mil veces al grande, cuya forma, nunca me ha gustado.
    Ricos, seguro y muy bonitos para ser tomados de forma individual con esos moldes tan elegantes.
    Besos y sed felices.

    ResponderEliminar
  4. Hola! Qué pinta más buena y en tamaño individual es una idea fantástica! Os deseamos un fantástico año nuevo 2016! Besis

    ResponderEliminar
  5. ¡Que maravilla! Estos ricos panettoncinis serían mi pecado diario, seguro!

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.