Paella Albina de Chocos

lunes, 21 de julio de 2014 12 comentarios en este post

Os estaréis preguntando por qué este arroz es una paella "albina". La respuesta es muy sencilla: porque la receta original era ... un arroz negro!!!
Con toda nuestra ilusión compramos todos los ingredientes para preparar un arroz negro, una receta que habíamos visto en varios blogs de cocina y que estábamos deseando poner en práctica.
Por ser la primera vez, y como no sabíamos a lo que nos enfrentamos, seguimos las indicaciones y compramos un choco (sepia) con su tinta natural (por eso de que quedara.... más natural, valga la redundancia). Y ahí estuvo el fallo de previsión: la bolsa de tinta, que fotografiamos y todo, estaba completamente vacía (la cortamos a tijera, como había que hacerlo, y nada) y no habíamos comprado tinta congelada en un "por si las moscas" con el que siempre (menos esta vez) jugamos.

Así que el resultado es este, una paella de chocos albina pero sabrosísima. Si os somos sinceras, no sabemos el sabor que le hubiera tinta pero no lo echamos en falta. La acompañamos con unas láminas de alcachofa frita y su alioli, y resultó una paella genial que por supuesto vamos a dejar en nuestro recetario y que seguro cocinaremos muchas veces, así tal como está, albina.

Ingredientes:

400 gramos de arroz bomba 
Un litro de caldo de verduras 
Un choco mediano (sepia) 
Dos tomates maduros de huerto 
Dos dientes de ajo picado 
Media cebolla 
Un pimiento rojo en tiras 
Aceite de oliva virgen extra 
Media cucharadita de ñoras molidas 
Una cucharadita de pimentón de La Vera 
Una cucharadita de perejil picado
Unas hebras de azafrán 
Alcachofas 
Alioli 
Sal

Elaboración:

Lo primero que hacemos el trocear el choco bien limpio y bien seco y saltearlo en la paellera hasta que dore ligeramente. Reservamos.
Hacemos en primer lugar un buen sofrito en aceite de oliva virgen extra con el pimiento rojo, la cebolla y los dientes de ajo picados. En el aceite no hay que ser demasiado tacaño, debe ser aceite de oliva virgen extra y no quedarse corto en la cantidad.
Una vez bien pochadas estas verduras se incorporan los tomates bien picados y dejamos sofreír el tomate.
Antes de añadir el arroz, echamos en la paella las ñoras molidas, el pimentón y el azafrán y mezclamos con el sofrito unos segundos. Añadimos el choco que teníamos reservado.
Incorporamos el arroz, damos unas vueltas y regamos con el caldo en proporción de cinco tazas de caldo por cada dos de arroz. Así para esta cantidad de arroz bomba necesitaremos un litro de caldo.
Una vez mojada la paella dejamos el fuego fuerte durante unos minutos y probamos el punto de sal. Removemos, repartimos bien el arroz y bajamos a fuego medio. El arroz ya no se debe remover más.
Es el momento de hacer las láminas finas de alcachofas y freírlas en aceite bien caliente para que queden crujientes.
Tras unos doce minutos el arroz estará ya casi cocido, así que apagamos el fuego y dejamos reposar la paella aproximadamente tres minutos tapada con un paño grande o un papel vegetal.
Servimos la paella acompañada de las láminas de alcachofa y el alioli y espolvoreada con perejil fresco picado.



12 comentarios

  1. Ay que rico chicas!!!
    Además con esas alcachofitas y el toque del alioli, genial...
    GUAPAS SE OS SALUDA CON CARIÑO :))))

    ResponderEliminar
  2. un arroz-negro-albino, ........ riquisimo

    ResponderEliminar
  3. vaya pinta! está diciendo COMEME! os ha quedado de 10!


    un besico desde www.hoycocinahelen.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. jajaja, que bueno, lo de paella albina esta genial. Pero igual que seguro está de sabor, que porque sea albina segurísimo que es una maravilla.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Pues mirar albino o negro jeje toda una delicia este arroz, la alcachofa al arroz de la un sabor sensacional, k ganas de probar este arroz albinooo besos

    ResponderEliminar
  6. Albina y todo te quedo maravillosa, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  7. Pues no os ha hecho falta la tinta, tiene una pinta buenísima. Besos.

    ResponderEliminar
  8. No sois las primeras, ese fallo tambien le ha pasado a mi madre,pero como le dije a ella, eso solo es el color, el aspecto es de los bueno, bikiños

    ResponderEliminar
  9. Bueno, llegó la valenciana y lo primero que os tengo que decir es que no os perdáis hacer este rico arroz con la tinta de la sepia, la de compra, sabe más bien a tierra. El sabor también es diferente, al igual que el acabado ya que queda un arroz diferente, como más "graso", pero divino. Si os digo que no lo tengo en el blog y ya tardo.
    Lo del caldo casero, también es un punto, pero si os enviaron el envasado, pues perfecto.
    El fallo lo habéis resuelto con gracia y mucho acierto. El nombre, de lo más divertido, casi me parto,. Así que prueba superada porque el arroz albino tiene muy buena pinta, Aquí en casa, caería en un santiamén.
    Las alcachofas en el arroz me encantan, pero el negro no he visto que las lleve.
    En valenciano llamamos a este arroz "arròs negre", como hay tanto purista con el tema de la paella valenciana, deciros que la paella, con toda la controversia creada es sólo la que lleva pollo, conejo y verduras.
    Como sé que os gusta aprender cosas, al igual que a mí y seguro que a la peque que ya es medio maestra, os dejo un enlace en el que os enteraréis, al igual que yo de un proyecto en defensa de la auténtica paella valenciana.
    http://seisrecetasdepaellavalenciana.com/
    Felicidades, habéis conseguido un arroz de 10. Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno lo del nombre, y el resultado igualmente delicioso. El sábado hice yo un arroz negro IM-PRESIONANTE, lo publico un día de estos. Un beso, Chachas!

    ResponderEliminar
  11. Vaya arroz más rico! Las fotos estupendas! Hablan por sí solas!

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.