Pastel de calabaza con masa quebrada casera

Nuestras tartas de calabaza... las preparamos todo el año pero es en otoño cuando más disfrutamos de ellas ya que la calabaza está de temporada y hay que aprovecha. Seguro que sabéis que es buena fuente de fibra y el alimento antioxidante por excelencia. Su contenido en ácido fólico puede ayudarnos a mantener nuestra mente en forma y mejorar nuestra memoria. Además es rica en vitaminas y baja en calorías. Riquísima en repostería y en platos salados, nosotras no nos resistimos!


En la caja Disfrutabox de este mes nos encontramos el azúcar moreno de caña de comercio justo de Azucarera, ideal para repostería y muy indicado para esta receta a la que el azúcar moreno da un toque especial. Y es que Disfrutabox llama todos los meses a nuestra puerta para traernos una caja sorpresa repleta de los productos que más nos gustan, nuevos en el mercado y de las primeras marcas de alimentación, higiene y cuidado. Es un gustazo dejarnos sorprender por nuestra caja Disfrutabox. ¿Aún no tienes la tuya?
DisfrutaBox
DisfrutaBox

Ingredientes:

Para la masa quebrada:

250 g. de harina de trigo de repostería
125 g. de mantequilla a temperatura ambiente
100 g. de azúcar glass
Un huevo
Una pizca de sal

Para el relleno de calabaza:

Dos tazas de puré de calabaza (asada o cocida)
Media taza de azúcar moreno
Tres huevos
¾ taza de leche evaporada
Una cucharadita de canela en polvo
Media cucharadita de Garam Masala (cardamomo, pimienta negra, nuez moscada, clavo, ....)
Una pizca de jengibre molido
Una pizca de sal

Elaboración

Formamos un volcán con la harina sobre la encimera. En el centro disponemos la mantequilla cortada en tacos, el azúcar y el huevo batido. Mezclamos desde el centro hacia afuera con la punta de los dedos. Nos debe ir quedando un aspecto como de migas. Seguimos amasando con las manos deshaciendo los grumos de mantequilla aplastándolos con los dedos. No amasamos demasiado. 

Hacemos una bola y la aplastamos para envolverla en papel film y llevarla a la nevera. No debe reposar en frío demasiado tiempo ya que se endurecerá demasiado.

Una vez reposada, la extendemos sobre harina dando forma redonda para colocarla en el molde que habremos engrasado y enharinado previamente (o forrado con papel de horno).

Cocinamos unos diez minutos a 180 grados para que se cocine la masa quebrada antes de poner el relleno.

El relleno se prepara batiendo todos los ingredientes en la batidora. Lo vertemos sobre la base de masa quebrada que ya habíamos adelantado y cocinamos a 200º durante unos 10 minutos. Bajamos la temperatura a  190º y seguimos horneando de 35 a 40 min mas.

Una vez cocinado el pastel lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

CONVERSATION

4 comentarios:

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR