Tarta de vainilla y trufa con toppings de vainilla, chocolate y frutos secos

En este post os enseñamos la receta del bizcocho esponjoso de vainilla que solemos utilizar cuando vamos a preparar una tarta, ya que es muy jugoso, fácil de cortar para rellenar y superdelicioso. Además os traemos las recetas de nuestros dos rellenos favoritos: el chantilly (nata montada de vainilla con la textura perfecta para rellenar tartas y pasteles) y la trufa de chocolate. 
Para coronar una tarta tan deliciosa como ésta hemos escogido los caprichos que más nos gustan: macarons de vainilla, chocolatinas, frutos secos, ... Todos ellos los encontramos en nuestra caja Disfrutabox de este mes, repleta como siempre de los productos de alimentación, hogar y cuidado personal que más nos gustan, siempre de las primeras marcas. Deseando estamos que llegue la próxima!



Ingredientes:

Para el bizcocho esponjoso de vainilla:
Dos huevos L
120 gr azúcar blanco
105 ml de aceite de oliva suave
100 ml de leche
Una cucharadita de azúcar vainillado
165 gr de harina de repostería
Una cucharada y media de levadura química (tipo Royal)
Una pizca de sal

Para la trufa de chocolate:
200 ml nata para montar (35% M.G)
120 gr de chocolate negro
30 gr de azúcar

Para el relleno de chantilly:
200 ml nata para montar (35% M.G)
60 gr de azúcar glass
Una cucharadita de azúcar vainillado
40 ml de leche
Una hoja de gelatina 

Para decorar:
Macarons de vainilla
Barritas de chocolate
Chocolatinas
Almendras garrapiñadas
Azúcar dorado, ....

Elaboración:
Preparamos la trufa del relleno en primer lugar ya que necesitará enfriarse antes de montarla: Calentamos la nata en el microondas o en un cazo hasta que hierva. Retiramos e incorporamos el azúcar y el chocolate en gotas, rallado o en trocitos muy pequeños. Removemos hasta que se funda el chocolate. Tapamos con el papel film y llevamos a la nevera donde deberá enfriarse por completo (mejor de un día para otro). Una vez bien fría la batimos dos minutos, hasta que monte. Llenamos una manga pastelera con la trufa y reservamos.
Separamos las yemas de las claras, y montamos las claras a punto de nieve con las varillas. Reservamos.
En otro bol batimos las yemas con el azúcar y el azúcar vainillado, añadimos el aceite y la leche y lo incorporamos bien.
Es el momento de añadir la harina, la levadura y la sal. Para ello en un bol tamizamos estos tres ingredientes y vamos añadiendo a la masa en tres veces, mezclando muy bien entre una y otra vez para que no queden grumos.
Por último, añadimos en tres veces las claras montadas, con movimientos envolventes.
Vertemos la masa sobre el molde, la igualamos con ayuda de una espátula y llevamos al horno precalentado donde estará unos 45 minutos a 180ªo hasta que al introducir una aguja sale limpia. Si transcurrida la primera media hora vemos que la superficie se dora demasiado, cubrimos con papel de aluminio
Sacamos del horno y dejamos enfriar 15 minutos sobre una rejilla.
Preparamos el chantilly: Calentamos la leche para disolver la gelatina escurrida del agua fría en la que ha estado hidratándose. Esperamos que pierda calor si está demasiado caliente antes de añadir a la nata. Montamos la nata bien fría con el azúcar y el azúcar vainillado. Añadimos la leche con la gelatina al final cuando ya está prácticamente montada. Llenamos una manga pastelera con la nata montada y reservamos.
Una vez frío el bizcocho lo abrimos por la mitad o en tres partes iguales y lo rellenamos con el chantilly. Cubrimos la tarta con la trufa en buena cantidad y decoramos con los toppings.



CONVERSATION

1 comentarios:

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR