Magdalenas Caseras de Naranja Entera

La merienda en casa es una comida muy importante, tanto como las demás, así cuidamos que sea variada, completa, apetecible y la tomamos juntos en la mesa siempre que podemos. Tostadas de pan casero con aceite o mantequilla y un vaso de leche, un bocadillo y un zumo natural, un yogur con fruta fresca, un café con repostería o bollería casera... propuestas saludables y deliciosas para reponer fuerzas a mitad de la tarde.
Para no caer en alternativas poco saludables como bollería industrial, snacks, picoteo,... o, lo que es peor, saltarse la merienda, es muy aconsejable tener planificada esta comida igual que hacemos con el resto de comidas del día. Para ello la despensa tiene que estar surtida de lo necesario y pensado el tiempo necesario para la elaboración. Nosotras si vamos a preparar bollería o repostería casera para alguna merienda, preparamos en cantidad y congelamos, así tenemos disponible cuando nos apetece.
 Las magdalenas ya horneadas se pueden congelar una vez frías, en el mismo molde metálico para magdalenas en el que las hemos horneado para que no se peguen, y después envolverlas en papel film y guardarlas en el congelador en una bolsa con cierre zip. Aguantan así hasta seis meses y podemos descongelarlas cuando nos apetezcan a temperatura ambiente (tardan unas dos horas).
Aunque si están tan ricas y jugosas como estas, tenemos que ser precavidos y reservarlas, pues como las llevemos todas a la mesa no quedan para congelar... Y es que llevan naranja entera, pulpa y ralladura, y quedan húmedas y muy sabrosas.
Las naranjas con las que preparamos estas magdalenas son de nuestro proveedor Naranjas Mirador, que nos las envían recién recogidas del campo. En Naranjas Mirador respetan el punto de madurez de la fruta, recogiéndola en el último momento. Se nota en su aspecto, su sabor y su frescura.
Ingredientes:

(Salen unas 12 - 14 magdalenas de este tamaño aprox. con estas cantidades)
Cuatro huevos 
200 gr de azúcar
200 ml de aceite de girasol
220 gr de harina de repostería
Un sobre de levadura
Media naranja (pulpa y piel)
Un pellizco de sal


Elaboración:

Trituramos la media naranja en el vaso de la batidora hasta que quede bien fina. Reservamos.
Batimos los huevos, que los tendremos a temperatura ambiente, con el azúcar con ayuda del accesorio de varillas hasta que queden espumosos. Incorporamos la naranja triturada, el aceite y un pellizco de sal.
Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a cucharadas integrándola bien en la masa de modo que no queden grumos.
Rellenamos los moldes de las magdalenas (que los hemos dispuesto sobre un molde metálico para magdalenas o muffins) hasta los dos tercios y espolvoreamos de azúcar por encima. 
Horneamos en el horno precalentado a 200ºC entre 15 y 20 minutos.
Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de servir.

CONVERSATION

5 comentarios:

  1. Uffff sencillas y aromáticas... no se le puede pedir más a un buen desayuno!

    ResponderEliminar
  2. Qué pinta! Con la naranja además quedarán riquisimas y jugosas! Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Virgen del Amor Hermoso...¡¡ qué maravilla !! si os han salido perfectas, dan hasta lástima comérselas. Me ha encantado el detalle de incluir media naranja en la masa....tomo nota. Todos los dias se aprende algo. Gracias preciosas.
    Besos desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  4. Magdalenas aromaticas para tomar por la mañana, maravillosas para comenzar el día

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.

SUBIR