Galletas Linzer (Sin Huevo)

lunes, 18 de enero de 2016 6 comentarios en este post


Las galletas Linzer son una miniatura de la Tarta Linzer, deliciosa especialidad austríaca de base crujiente rellena de mermelada y con un precioso enrejado. La receta de la Tarta Linzer es muy antigua, posiblemente del siglo XVII, y es famosa en todo el mundo.
Nosotras nos vamos a conformar con su versión en galleta, más sencilla de elaborar e igual de rica. Hemos adaptado la receta para que no lleve huevo, y el resultado ha sido una galleta suave y delicada ideal para rellenar.



En esta ocasión el relleno es una estupenda confitura de fresas de Hero que encontramos en nuestra última caja Degustabox y que nos ha gustado mucho al igual que el resto de productos. Café verde con jengibre de Sadiet, la última cerveza Inedit de Damm, la nueva galleta Oreo Golden, .... así de 10 a 12 productos innovadores que gracias a Degustabox probamos justo cuando salen al mercado. 
Un gustazo recibir cada mes nuestra caja Degustabox!


Ingredientes:
60 g de harina de almendras o avellanas
40 g de harina de repostería
60 g de mantequilla
30 g de azúcar
15 g de almidón de maíz
30 ml de leche 
1 g de extracto de vainilla
1 g de levadura
1 g de ralladura de limón
Una pizca de sal
Una pizca de canela
Confitura de fresas

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º.
En primer lugar mezclamos las harinas con la sal, el almidón, la levadura y la ralladura de limón. Cortamos la mantequilla en trocitos y la añadimos a la harina. Removemos y mezclamos para conseguir una masa arenosa.
Añadimos poco a poco la leche vegetal y mezclamos hasta formar una masa homogénea. Apretamos la masa para conseguir una bola.
Envolvemos la masa en papel film y dejamos reposar en la nevera al menos diez minutos.

Tras el reposo, ponemos la masa en una superficie enharinada y la estiramos con el rodillo hasta conseguir un grosor no superior a los 4 mm.
Con ayuda de un cortapastas cortamos la masa y la vamos colocando en una bandeja de horno forrada con un papel de hornear.
A la mitad de las galletas le hacemos unos agujeros pequeños en el centro, son las que quedarán arriba al unir las galletas con el relleno.
Tenemos cuidado de colocarlas un poco separadas para que no se peguen al hornearlas.
Podemos agrupar los recortes de masa y seguir cortando hasta acabar con toda la masa.

Horneamos las galletas a 180º C durante unos 10 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse.
Una vez horneadas dejamos enfriar las galletas sobre una rejilla.
Cuando estén frías rellenamos con la mermelada de fresas y cubrimos con una galleta con agujero.

6 comentarios

  1. ¡¡¡ Qué ricura....qué maravilla !!! Dan ganas de salir corriendo, preparar un té aunque no sean las cinco.
    Me ha encantado...

    ResponderEliminar
  2. Que preciosidad de galletas, que ricas tienen que estar y sin huevo mejor que mejor. Se comen solas chicas, a pelo ya me comìa media docena ahora mismo.

    Besiness

    ResponderEliminar
  3. Estas galletitas os han quedado irresistibles!! me encantan. Bs.

    ResponderEliminar
  4. Pero que galletas tan cuquis y tan exquisitas.

    ResponderEliminar
  5. Me las apunto para hacérselas a mis primitos este finde. Te han quedado preciosas. Gracias por compartir receta.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.