Tejas de Almendra y Chocolate Caliente Especiado

martes, 26 de diciembre de 2017 2 comentarios en este post

Preparadas para el frío, las chicas de Cocinando con las Chachas os invitamos a una merienda a la que no podréis decir que no. Manta, libro y un chocolate caliente con una tejas de almendras, ¿qué os parece el plan?
A nosotras nos parece la mejor forma de pasar la tarde, con los sabores que más nos gustan: el chocolate con una pizca de especias sabe aún más rico y las tejas tan fáciles de hacer y tan deliciosas... Estas crujientes galletas con forma de teja son perfectas también para regalar si las hacemos en cantidad y las envolvemos con cuidado en una bonita bolsa de celofán.
Al chocolate invita Qbox, porque lo encontramos en nuestra caja acompañado de un excelente surtido de productos sin gluten y sin lactosa, productos deliciosos para que los disfrutemos todos. Con Qbox podemos descubrir nuevos productos que incluir en nuestra dieta, a un precio que nos permite ahorrar y sin compromiso de permanencia. Así es más fácil seleccionar en tiendas lo que más nos gusta, porque ya conocemos los productos que podemos consumir gracias a Qbox. Todo un invento esta caja!


Ingredientes:

Para las tejas: 
80 gr. de azúcar
2 claras de huevo
50 gr. de harina
50 gr. de mantequilla fundida
40 gr. de almendras picadas

Para el chocolate especiado:
500 ml leche
1 clavo de olor
Una pizca de cardamomo
Una pizca de nuez moscada
Una rama de canela
80 gr chocolate a la taza Clavileño (aprox. cuatro cucharadas)


Elaboración:

Preparación del chocolate especiado:
Ponemos la leche en un cazo, junto a las especias, y esperamos que hierva. Retiramos del fuego y dejamos en infusión unos cinco minutos. Retiramos el clavo y la rama de canela.
Añadimos el chocolate a la taza. Volvemos a llevar al fuego (al mínimo) y removemos hasta que vuelva a llegar a ebullición. Retiramos del fuego y dejamos reposar un minuto antes de servir.

Preparación de las tejas:
Bate las claras de huevo con el azúcar hasta que queden bien espumosas. Agregamos la mantequilla fundida y la harina previamente tamizada. Continuamos batiendo hasta conseguir una masa suave y homogénea, que no tenga grumos. Dejamos reposar la masa en el frigorífico durante un mínimo de dos horas antes de hornearla.
Sobre un papel de horno en una bandeja extendemos círculos de masa con una cuchara, deben quedar bien extendidos para que las tejas sean finas.
Espolvoreamos unas láminas de almendra y llevamos al horno, precalentado a 200 ºC, hasta que queden bien doradas.
Al sacar del horno y sin demora las despegamos con la ayuda de una espátula y las depositamos sobre una superficie cilíndrica, como por ejemplo un rodillo o una botella de vino. Con ello conseguiremos darles la forma curvada propia de las tejas.

2 comentarios

  1. uhmmmm tejas! las veces que las habré hecho... y mira, hace tiempo de la última, con lo que me gustan.

    ResponderEliminar
  2. Uummmmmmmmmmmmm pintaza tienen esas tejas y seguro que estan de muerte relenta no lo siguiente.
    Os deseo unas felices fiestas y un prospero año nuevo .
    Bicos mil wapas.

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.