Bizcocho Almibarado al Pedro Ximénez

miércoles, 10 de agosto de 2016 3 comentarios en este post

 Si a un bizcocho le queremos aportar jugosidad extra podemos emborracharlo después de hornearlo (y no se trata de sacarlo a cervecitas, claro que no! ). Preparamos un almíbar ligero, a punto de hebra floja nos basta, que podemos aromatizar con el licor que mas nos guste: Coñac, ron, licor de naranja, ... O también con vainilla o café. Con ayuda de una brocha, un biberón de cocina o un pulverizador "calamos" nuestro bizcocho por su superficie o sobre la superficie de los discos que hayamos cortado. Almibarar un bizcocho es un paso fundamental en la elaboración de tartas con fondant, para evitar que se seque en su interior.
Y como a nosotras nos gusta tanto el Pedro Ximénez de Bodegas Delgado, no hemos tardado mucho en escoger este vino generoso dulce para aromatizar nuestro bizcocho.
Intensifica el sabor de este y otros dulces, y es excepcional como postre por la cata extraordinaria de esta joya de Bodegas Delgado que cría y elabora vino de máxima calidad desde el siglo XIX.


Ingredientes:
100 ml de Pedro Ximénez
Un yogur natural
230 gr de harina
3 huevos
100 gr de azúcar
50 gr de mantequilla
Dos cucharaditas de levadura
Ralladura de naranja

Para el almíbar de Pedro Ximénez:
100 gr de azúcar
100 gr de agua
Una copista de Pedro Ximénez, al gusto

Elaboración:
Batimos los huevos con el azúcar con las varillas eléctricas hasta que la mezcla doble volumen.
Añadimos la mantequilla a punto de pomada, el yogur  y el Pedro Ximénez a la mezcla y batimos bien.
Incorporamos la harina junto con la levadura y la ralladura de naranja.
Mezclamos suavemente para que no bajen los huevos pero suficiente para obtener una masa sin grumos. Vertemos la mezcla sobre un molde previamente engrasado.
Espolvoreamos por encima un poco de azúcar y llevamos al horno precalentado a 175º durante treinta o treinta y cinco minutos.
Mientras se hornea, preparamos el almíbar hirviendo el agua y el azúcar a fuego medio sin dejar de remover. No debe coger mucha consistencia, nos basta con un almíbar de hebra floja. Si tenemos termómetro de cocina, llegaremos a los 103°. Apartamos del fuego en este punto y añadimos el licor.
Una vez enfriado el bizcocho, lo emborrachamos con nuestro almíbar empleando una brocha de cocina.

3 comentarios

  1. Mmmm delicioso, se ve muy jugoso con ese almibar, el toque dulzón del px me gusta mucho, se ve muy tentador el bizcocho en la foto,besos

    ResponderEliminar
  2. Una maravilla de bizcocho, me encanta como ha quedado en el corte, es cuando se aprecia un bizcocho jugoso y bien bañado como este una delicia.

    Perfecto, sin duda alguna me tomaba un trocito ahora.

    Besitos y besazos

    ResponderEliminar
  3. Madre mia querida amiga, este bizcocho tiene que saber a gloria bendita que pinta y que precioso te ha quedado, con ese toque del vino me ha encantado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos dejaras un comentario.